No les creas.

No les creas Princesa, que no te puedan.
Aunque no quieran jugar contigo. No hay nada malo en ti, no les creas.
Aunque no te dejen jugar con otros, que no te puedan.
No es culpa tuya.
Aunque no les gustes, gustarás a otros, no creas que no habrá otros.
No importa, no necesitas gustar a todos, no necesitas gustar a nadie. Cree en ti.
 No les creas.
Aunque no les guste tu ropa, no les creas. Tu ropa no tiene nada de malo.
Aléjate de la gente que te mida por tu ropa.
Las modas van y vienen, pero las personas perduran.
Aunque no les guste tu pelo, o tus ojos, o tu piel, o tu cuerpo…
Que no te puedan!! No les creas! Eres preciosa tal y como eres.
Tu pelo, tus ojos, tu piel y tu cuerpo son solo el envoltorio de tu maravilloso ser.
Todos crecemos, cambiamos, envejecemos, marchitamos.
A todos nos gustan las olas, pero son efímeras, nos enamoramos del mar…
Tienes que saber que eres el mar, y que a veces tus olas no serán del gusto de todos, pero quédate con la inmensidad.
Tu eres inmensidad.
No cambies.
Que no te puedan Princesa, no les creas.
Hagas lo que hagas no cambiarán, así que no dejes que te puedan, no permitas que te cambien ellos a ti.
No creas sus palabras. Si no te quieren no dejes que te duela, no permitas que te afecte, no eres tu, son ellos. Ya llegarán otros que te quieran.
Sé que es difícil para ti, que te sientes herida, sola, pero sigue caminando, no te pares por ellos.
No les creas.
No te esfuerces por ser mejor, porque ya lo eres.
Simplemente maravillosa, preciosa por dentro y por fuera, si no son capaces de verte tal y como eres no te merecen.
No merecen que llores por ellos.
No merecen que los escuches.
No merecen que te comprometas a ser diferente por sus exigencias, porque siempre tendrán exigencias nuevas, hagas lo que hagas.
Las personas así siempre querrán que cambies, porque lo único que buscan es controlarte.
No hay nada malo en ti, son ellos los que por alguna razón impensable para ti y para mi se alimentan del malestar de otros.
Crecen con el dolor ajeno, lo buscan para perpetuar un dominio absurdo.
Tu no les gustas porque tienes tu propia identidad, tu propia belleza, tu propia inteligencia.
Mereces que te respeten, si no lo hacen aléjate. Qué no te puedan!
No lo permitas, aunque te busquen, aunque te duela, aunque te insulten. No les creas Princesa.
Tu y yo sabemos lo especial y maravillosa que eres, no creas lo contrario, no les creas.
Mañana nos reiremos de los dolores de hoy.
Mañana descubrirás que gustas a otros, que el mundo tiene muchas puertas y caminos para ti.
Mañana descubrirás que tus caminos son calles sin salida para ellos.
Que no te puedan Princesa, no les creas.
Pd: Tu pelo es precioso y a mi me encanta.
Si mañana dejaras de tener pelo no serías ni un ápice menos hermosa, porque tu belleza no depende de tu apariencia.
Y eso no cambiará nunca. Créeme.
 Acuarela. Alma.
Continue Reading

Yo ya no soy yo.

Yo ya no soy yo, yo me fui.
Ahora mi yo es un tu, un tu muy grande por tres.

Cambiará, lo se, está cambiando, crecéis y vuelvo a tener poco a poco mi espacio, aunque mi espacio siempre estará lleno de vosotros.
Se va recuperando con el tiempo.
Y tanto yo parece ahora vacío tras tanta riqueza, tras ese exceso de tu.

Y es que todo deja de ser yo, para ser tu cuando tienes un hijo.
Mi cuerpo, mi tiempo, mi aliento, mi pensamiento, mi sentir, mi vivir.
Ya no es mío, es tuyo.
Tu cuerpo, tu tiempo, tu aliento, tu pensamiento, tu sentir, tu vivir. Cedido en mi.
Yo ya no soy yo, ahora soy tu, y sin embargo nunca he sido tanto yo.
Tu eres tu, y nunca serás yo.
El milagro de con un yo crear un tu.

Ocupas todo, la vida…
Nunca podré olvidar el peso de tu cuerpo en mis brazos.
Ese primer ardor húmedo al llegar al mundo.
La tibieza de tu cabeza junto a la mía.
Esa calidez pegada a mi, siamés de mi.
La necesidad animal de olerte al nacer, de respirar tu pelo, tu piel, tu ser.
Tu necesidad animal de alimentarte de mi, de mi calor, de mi abrazo.
Quién se alimenta más de quien?
Las noches han sido muy cortas a tu lado, es verdad que he dormido poco, pero las ojeras más grandes han sido de mirarte, y no me cansaré nunca de hacerlo.
No me cansaré nunca de maravillarme por el milagro de tu existencia, de ese trozo de mi.
Un trozo, un pedazo de mi alma que se ha roto con cada uno, un parte de mi que he regalado con pasión.
Pura vida.

La vida se me ha acortado, ha volado a tu lado.
Los años han sido semanas.
Los meses, días…
Las horas, segundos.
He sentido que no sentía, mientras sentía tanto…
Y aún así, nunca he querido tanto, amado tanto, soñado tanto, vivido tanto… Tan intensamente.

Me has robado el tiempo, las energías, las fuerzas.
Y hasta en los días en los que el cansancio, el trabajo, las malas noticias me hacen sentir que todo sobra, tu risa lo cura todo.
Hasta en los días en los que necesito mas yo y menos tu, os miro y se me olvida todo.

Nunca faltó tanto yo, y sin embargo estoy completa.
Nunca tuve tanto tu, pero no me bastas.
Yo ahora soy tu.
Y mi yo, sin tu, ahora ya no es nada.

Pablo Picasso 1912
Pablo Picasso 1912
Continue Reading

Tu fiebre me mata

Cualquier tos me duele, tu fiebre me mata, tu malestar me puede, sucumbo ante tus ojos apagados, caigo sin tu sonrisa, no hay ibuprofeno para el dolor que siento en cada golpe que os hacéis.
Quiero prepararme, hacerme dura, aprender a vivir sabiendo que algo malo os puede pasar, pero soy incapaz. Duele…
Soy tonta lo se, pero es imposible amaros a medias, soltaros sin miedo, veros volar sin el estómago encogido. Saber de vuestro dolor sin contagiarme.
Da miedo, terror perderos en manos de una enfermedad, de una fiebre, de un virus.

Continue Reading