Mamás de alta demanda….

Mamás de alta demanda.
Escucho siempre hablar de bebés de alta demanda.
Bebés demandantes, que precisan brazos, atención, que no duermen las horas que creemos necesarias, que tetean mucho, o comen de continuo, siempre alertas, que lloran, nerviosos, difíciles de consolar, persistentes…

Tengo muchos bebés a mi alrededor, los hay de todo tipo, tranquilos y nerviosos, bebés gigantones y bebés diminutos, sonrientes y circunspectos…
De hecho yo he tenido tress, mis tress bebes han sido muy distintos entre si…
Etiquetar a un bebé como de alta demanda es algo que sólo puede hacer su madre o un profesional.

fotos juan 032

Pero yo lo que más conozco son mamás de alta demanda…
Mamás que se desesperan cuando sus hijos lloran, porque les duele el alma escucharles.
Mamás que intentan dar lo mejor de si a cada paso, y que esa exigencia las agota y exaspera, que temen equivocarse y desesperan cuando a veces se dan cuenta de que lo han hecho.
Mamás que reivindican cambios en nuestra sociedad.
Mamás que sueñan futuro y lo moldean, que forjan con su entrega el mañana, acuñando los que serán herederos del mundo.

Mamás de alta demanda, que precisan llevar a sus hijos en brazos, y dormir a su lado cuando están enfermos, y pasar su tiempo en exclusiva para criarlos y quererlos.

Mamás que sufren una fiebre, unos mocos o unas toses como si fuesen el fin del mundo, y se desvelan y entregan sin duda.
Mamás que cuando escuchan la palabra rebajas sueñan con ropitas para sus niños sin acordarse de sus vaqueros desgastados, o pasados de lavados.
Esas que sueñan con la lotería no para facilitarse la vida sino para facilitársela a ellos y quedarse a su lado hasta que crezcan.
Mamás de alta demanda que pasan años de su vida leyendo libros sobre crianza para poder autoculparse sin reparos por como crían a sus hijos.
Mamás de alta demanda que han abandonado con gusto sus antiguos yo, para dedicar en cuerpo y alma todo su tiempo a sus pequeños, que durante los primeros años de vida de sus retoños han cambiado hobbys, salidas, cines… Por pañales, parques y películas infantiles, con alegría y felicidad.
Mujeres, madres…

Las madres de nuestro futuro.

mama

Artículos Relacionados

27 comentarios

  1. bello! me ha encantado y sí yo también conozco muchas mamás de alta demanda. Creo sí, que es importante no caer en etiquetamientos, ni para bebés ni mamás. Pero como lo haz definido tú suena muy bien.

  2. wow me ha emocionado… a mi no me gusta tampoco decir bebe de alta demanda…
    pero sì es cierto que me reconozco como mamà de alta demanda..
    bello !

  3. hola soy de ecuador y pues YO TAMBIEN SOY DE ESAS MAMÀS ME IDENTIFIQUE TANTO y me senti taaaaan feliz de leerlo porque aca todo el mundo me lo critica…

  4. Me hiciste llorar y sigo… Hoy no tengo un día de súper mama todo lo contrario estoy llena de dudas y leyendo tu post me vi reflejada totalmente. Gracias

  5. Qué bonitas palabras para definirnos cuando lo demás son críticas… Incluso de nuestra parte. También me vi identificada en ese proceso que me atrevo a calificar también como de alta autoexigencia, y que en ocasiones también hace daño al intentar luchar contra ti misma por resistirte a dejarte llevar por lo que sientes. En mi caso a veces me siento algo frustrada con el tema y es algo que sólo consigo afrontar cuando me dejo guiar por mi pequeña… De eso mismo hablaba en modo “cuento” en mi último post “Hora de sueños”.
    En fin, como siempre te digo en Facebook, muchas gracias por poner palabras a tantos sentimientos. Un beso grande!

    1. Esa es la peor crítica, nuestra auto exigencia.
      No había leído tu última entrada. Que bonito! Comparto.
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *