Desventuras de mamá….

Bendito miércoles.. por no decir otra cosa…..
Termino el día con dos niños agotados en la cama, una casa que parece un campo de batalla y esta que soy yo,una madre que como siga así se va a quedar calva y en este momento con un pie vendado y dolorido……
Porque atreverse a ir en bus, en hora punta, con Princesa en la espalda, Princeso de la mano, la mochila y una bolsa con brócoli para tu compañera de huerto es de ser muy, pero muy valiente…(Si, que pasa? No tengo abuela! Si no me lo digo yo….).
Sorteamos el viaje con Princesa mandando besos y haciendo cucamonas a todos los viajeros que la quieran admirar(Tiene alma de artista) con la incomodidad que esto supone, ya que cada vez que levanto la vista o me giro tengo a un desconocido/a mirándome, mandándome besos, sacándome la lengua, sonriéndome….. y diréis vosotros:
Pues que bien!
Pues no! Porque una sonríe hasta que se da cuenta de la cara de pez que se les pone y puede intuir como piensan: -Que no es a ti petarda!- Y una tiene su corazoncito que no hace tantos años que también la miraban en el autobús!
Bueno al lio, os sigo contando, Princeso decide sacar su lado atiliano, y dando bandadas en el autobús(recordemos que es hora punta) vamos sorteando viejecitas y adolescentes hasta llegar a la puerta, -Mami, mami, mami!! Mira, mira, mira! Ay, ay, ay!
Y en vez de bajar, Princeso decide saltar cual Spiderman ,que estamos en fase superhéroe y Sportacus de Lazy Town esta haciendo mucho daño a las familias, porque esos saltos no son normales! Me digan lo que me digan! Que en una de esas ese hombre tuvo que dejarse un huevo en algún lado!… Y para que Princeso no se rompa la crisma, mamá baja de mala manera, con un brinco y voilà! Pié torcido.
Me he acordado de Princeso, de Princesa(por el peso extra sobre mi pié) de la señora que me metía prisa por detrás, del adolescente acneico que casi nos pisa…De todos ellos y de sus gratas familias…. Valiente que es una tras dar aviso a las autoridades competentes(también conocidas como Papá) he decidido que ese dolorcillo se pasaría pronto, incauta… Y al final he terminado en urgencias, con cara de circunstancias sopesando las posibilidades de sobrevivir sin un pië con dos hijos.
-Creo que te has roto el quinto- me ha soltado un medico muy amable, por como dolía yo diría que el quinto, el sexto y el séptimo… Se ha quedado en un bonito esguince…
-Te pondré una férula- Una férula? Ummm con estos pantalones? No me veo diez días sin cambiármelos, una no es muy tiquismiquis, pero diez días, son diez días… -No mujer! Te los cortamos en un momento- ALTO AHÍ perturbado!!
Pero tu no sabes que hay crisis? Estamos como para andar rompiendo pantalones!! No señor!
Al final el hombre se ha conformado con ponerme una venda compresiva y alentarme a que vuelva mañana con un pantalón ancho(Esto lo ha recalcado) y reposo, reposo? No he querido explicarle que soy madre de dos hijos, que el reposo no existe, que lo más, alguna siesta robada, y que mal me veo como a mi pobre Princeso le toque estar en casa dos días seguidos… Pero no he querido darle mas datos, y he asentido, por supuesto, diez días reposando…
Con el pie vendado y en caliente hemos sobrevivido con mas gloria que pena, con una amiga, comiendo un helado y visitando a otra, disfrutando del resto de la tarde… Hasta llegar de vuelta al autobús…. Princesa guerrera, Princeso emperrado en darle su papel con un corazón pintado al conductor, crisis! 
Cuando consigo, no sin trabajo, sentarle, quiere el billete, no hay billete, crisis! Un alma caritativa habitaba el asiento de detrás y nos ha cedido el suyo amablemente, sólo hemos importunado a cuatro o cinco viajeros mas…
Bajamos del bus para regocijo de la mitad de los presentes y oh!!! Hemos perdido nuestro papelito con el corazón, coja, cansada, intentando convencer a Princeso de que mañana volveremos al bus a buscar el papel, a dos manzanas de casa, termino con 11 kilos de Princesa detrás y 15 de Princeso delante….. haciendo caso al médico, por supuesto! Haciendo reposo y sin forzar el pie
Llegamos a casa entre llantos , papel perdido, mas crisis! Yo no quiero ir a casa, otra crisis! No quiero que sea de noche, crac del 29!…
Nos hemos saltado el baño, y que conste que tras el helado de chocolate nos hacia muchísima falta, pero por la paz mundial he preferido ver dibujos y cenar. Eso si, como la tarde ha sido larga a las nueve estaba Princeso durmiendo y a la media hora Princesa, y aquí estoy yo… Coja, cansada y partiéndome de risa! Y pensando en hacerme cristiana para rezar porque mañana no me toque hacer peregrinación por buses varios en busca del papelito perdido. Y si me toca, pues bueno! A explicarle al médico que por mas reposo que hago no se porque me duele…

autobus

Artículos Relacionados

2 comentarios

  1. Muy bueno Noe 🙂 Pero hago una incision a la situacion en urgencias con el tema pantalones. Yo no solo no me los hubiera dejado cortar por la crisis sino que le hubiera dicho: Tu sabes lo dificil que es encontrar unos pantalones que me.queden bien despues de haber dado a luz (dos veces en tu caso)????
    Me.encantaaaa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *