Agitación del amamantamiento….

…Y es que te amo. Lo eres todo para mi y sin embargo a ratos algo despierta en mi interior, oscuro, gigante y por momentos nubla mi mente y me hace olvidar q eres mi sol…
…Y es que te amo y sin embargo a veces no puedo tenerte cerca… Y mientras mi cuerpo repulsa, mi mente se castiga por ese sentimiento, y ríos de lagrimas derramo para con ellas echar todo el veneno que me inunda…
…Y es que te amo, por encima de todas las cosas y tenerte cerca es mi regalo y amamantarte un oasis en nuestro camino, hasta que se cruza la tormenta agitada y corrompe nuestra claridad y desmonta el instinto y derrumba los cimientos de mi entendimiento…
…Y es que te amo, aunque nuestra naturaleza irrumpa y nos avise de que va llegando la hora del destete, aunque no estemos preparados, aunque aun no lo estés, y en ese momento de sentimientos encontrados, lloro y lucho contra mi monstruo particular, que no entiende de amor, de protección, de cobijo, de apego, y en una lucha encarnizada resisto, hasta que como en todas las batallas un contrincante pierde, y ese eres tu, desterrado y apartado, hasta que recogemos los trozos destrozados de mi alma…
… y es que te amo y te amare siempre y sin embargo algunas veces moriría por no dañarte, porque es mi cuerpo el que decide y rechaza y quebranta nuestra paz, nuestro cielo particular, y aunque te explico, y hablo, y mantengo la calma, tu lo notas, y te afanas, y gritas para defender tu alcázar de leche….
.. y es que te amo aunque en ese momento lo olvide y necesite correr lejos de ti, para que no conozcas al esperpéntico endriago que habita en mi…
… y es que te amo… tanto , tanto que por ti peleo contra mi naturaleza intrínseca para darte un poco mas de tiempo…

princesas y princesos

La agitación del amamantamiento es el rechazo inconsciente que sufren algunas madres en lactancias prolongadas, suelen ser episodios relacionados con la ovulación, lactancias en tándem o simplemente cansancio.
Llegó a mi cuando aun desconocía el nombre, en mi embarazo y mi soledad y tristeza fue horrible, la sensación de rechazo hacia mi hijo la sufrí como una deformidad en mi espíritu, como una tara en mi instinto maternal, gracias a mi tribu, y a mis amigas descubrí después que no estaba sola, que es algo normal, natural, que sufren muchas mujeres y que desgraciadamente es poco conocido. No es algo de lo que avergonzarse y esconder, es una reacción natural del cuerpo que avisa a la madre de que tal vez este llegando la hora, aunque no sea el instante necesariamente del destete.
A algunas madres les ocurre solo algunos días a determinadas horas, otras lo relacionan con la ovulación y la menstruación, es muy común en los embarazos, y en las lactancias múltiples…
No me ocurre todos los días, afortunadamente, pero si quería compartir con todas esas mamas que no saben de su existencia, que en secreto padecen y no saben explicar el porqué de ese rechazo ocasional a su hijo lactante. El sentimiento doloroso de repudio va acompañado con la culpabilidad de sentirse mala madre, y es que es difícil de asimilar ese sentimiento visceral de repulsa, a veces ganas de gritar, llorar, molestia, dolor, falta de empatía……La sensación que te obliga a apartar de ti a tu pequeño.
Conocer la lactancia, incluso la parte negativa es el único arma para sobrellevar la agitación, una vez se percibe que no estas sola el sentimiento de culpa desaparece, poder hablar de ello con otras madres y sin tapujos poder explicar la sensación que se tiene de querer dañar, apartar, reprobar…. sin culpa, porque es nuestra naturaleza arraigada y reptiliana la que nos mueve, sin miedo a ser juzgado… Las redes de madres, las tribus, son indispensables para superarlo.
Yo tengo la mía y gracias a ellas lo vivo naturalmente, y espero desde aquí poder ayudar a otras, servir como lazo para futuras madres, porque la agitación no te convierte en mala madre, porque si has llegado a ella, tu camino ha sido largo y magnifico, solo es una piedra en el camino y juntas podemos saltarla…

Artículos Relacionados

26 comentarios

  1. Dios mío, muchas gracias por estas palabras…precisamente yo estoy pasando por esto y realmente me he sentido una mala madre, horrible….mi Beba ya cumple el próximo mes 2 años y como dice el poema, mi cuerpo siente q ya es necesario el destete….aunque aún ni mi beba ni yo lo querramos….no sabía que existía esto….gracias …

    1. Gracias a ti! y ya sabes… no estas sola, muchas lo pasamos, lo importante es poderlo hablar, compartir para asi tomar las decisiones que se precisen sin culpabilizarnos ni sentirnos horribles. un abrazo preciosa!

  2. A raíz de quedarme embarazada yo también estoy con la agitación, y que mal se pasa… además es que no veo solución…. Me planteé destetar a mi peque, pero sólo tiene 16 meses y aún no está preparada, y creo que se ha dado cuenta y por eso ahora me pide teta más a menudo que antes. Y luego no hay forma de soltarla… la distraigo… pero no hay forma… y las tomas se me hacen interminables y muy dolorosas.. al final tengo que meterle el dedo en la boca para conseguir que se suelte… un desastre. Y encima me da mucho miedo que cuando nazca su herman@ esta sensación se acrecente o que ella se vuelva más demandante. A lo que hay que añadir los comentarios de familiares, amigos y conocidos, de que ya va siendo hora que la destete. Menudo apoyo.

    1. en el embarazo es muy duro, no se q aconsejarte, sigue tu instinto y mucha fuerza, al menos si te puedo decir q si sigue mamando con la llegada de tu nuevo bebe será mas fácil, y la agitación pasara durante un tiempo. y conoceras la lactancia en tamden q tb es preciosa. un abrazo guapa y muchos ánimos

  3. por un momento pensé que estaba desequilibrada mentalmente por tener ese mismo sentimiento…hoy es el cuarto día de lucha para el destete y gracias a Dios y a este poema seguimos adelante avanzando positivamente por la felicidad de mi bebe y el de todos en casa de vuelta a la normalidad!! gracias infinitas!!!

  4. Hola Noe! Lo primero, mil gracias por este artículo. Nunca habia oido hablar de ello y justo estoy pasando por esto ultimamente. Es tan duro que incluso me oy cuenta de que he llegado a negarmelo a mi misma, porque no podia entenderlo. Gracias de verdad! Este tipo de articulos y mamis como tu, motivan para crecer cada dia, compartir, respetar… por eso he decidido empreder tambien una aventura blogueril con mi compañera de tribu en la vida real. Porque sentimos qie quiza tambien podamos ayudar un poco, agitar alguna conciencia y seguir aprendiendo cada dia. Encantada de encontrarte y te invito a pasartr por vivalatribu.wordpress.com. un abrazo

  5. Estoy llorando a moco tendido con el poema… Has descrito totalmente lo que siento.
    Yo sí sabía de la existencia de la agitación, pero quizás eso sólo me ayudó al principio, la agitación no se va y no sé como superarla, y mi hija de 3 años cada vez está más y más enganchada y yo peor. La aagitación empezó ligeramente en embarazo, pero se ha intensificado mucho en nos últimos 2-3 meses, mi pequeña tiene 6 meses.

    1. Ánimo. Cuesta plantear el desteta. A veces solo saber que puedes hacerlo basta. Tiene tres años… Explicarle, son mas grandes de lo que creemos 🙂 seguro que te acompaña y ayuda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *