Cuando llegásteis…..

Cuando llegásteis…
Hoy estoy un poco tonta…
Porque hay dos formas de contar las cosas, o tal vez mas, miles… Pero sólo una es mía, sólo una es la que quiero que el día de mañana leáis, y sepáis como os sentí, os esperé y os amé, quién sabe lo que nos depara el futuro? Sea cual sea, que quede constancia, mi herencia para vosotros.
A mi Corazón de melón y a mi Princesa de fresa…
Os quiero…

Te he soñado todos estos meses, me he acostumbrado a tu presencia silenciosa y tranquila, tengo ganas de verte la cara.
Te siento sentir ahí dentro, te alimentas de mi y a través de mi, me acrecentas como individuo desde el primer día, a la par que agrandas mi vientre, agrandas mi alma, estás haciendo un gran trabajo por dentro, cual maestro albañil has tirado todos mis muros interiores y reconstruyes con arte arcos, arquivoltas que embellecen mi yo.
Me haces ser mejor persona, y aún no has nacido…

Te siento, me sientes.
Hoy ha llegado nuestra hora, nuestro primer instante como pareja se acerca, no habrá sorpresas, se que en cuanto te vea te habré amado para siempre.

Comienza la música, con acordes suaves, pero sin ritmo, algunas notas discordantes, cambios de tempo, nuestra melodía aún no es perfecta…
Pasan las horas mientras vamos ensayando hasta compenetrarnos y encontrar nuestra cadencia…
Notas, silencios…
Notas, silencios… Por fin la armonía del ritmo…
Comienza el color. Color y calor.
Calor y dolor, como una marea, viene en oleadas, calor y dolor, se aleja, vuelve, se aleja, calor, me alejo, dolor, vamos juntos de la mano, mi mente esta en blanco, incluso mientras grito, mientras…
Te susurro ahí dentro…
Estás bien? El dolor me responde.

Empujas, empujo.
Nunca nadie me preparó para el trabajo más importante de mi vida, hoy soy un titán, me romperé, abriré mi ser para darte la luz.
Temo.
Empujas, empujo.
Quieres salir de tu cobijo amable al cruel y desalentador frío, pero yo te espero, estoy aquí, no temas.
Yo temo por ti.

Empujas, empujo, un círculo de fuego indica que te aproximas, peleas por salir, peleo por entender mi naturaleza.
Empujas y empujo, y las últimas fuerzas se van, no puedo mas, no puedes mas.
NO.
Espera!
Aún queda escondido en lo mas recóndito una pizca de vigor, nos basta, mi cuerpo responde, se arquea, pelea, con un último grito de pelea llegas tu.

Relax, lágrimas, te abrazo, mientras usurpas al mundo tu primera bocanada de oxígeno, te beso, mientras me miras con esos ojos que parecen grabarme para siempre en su retina, te mezo, te agarras con fuerza, ya nada temo, no temas.

Ya no hay dolor, no hay ruido, el cansancio se marcha, y por mi torrente sanguíneo corren ríos de fuerza, de amor, de promesas hacia ti.
El mundo se ha parado con tu llegada, tardará en volver a girar de nuevo, mi alimento es contemplarte, mi dicha tenerte entre mis brazos…

Hoy es el comienzo de mi nueva vida…

La nuestra.

32459_1473244428026_3406288_n

Artículos Relacionados

21 comentarios

  1. He leido historias de parto que me han emocionado y hecho llorar pero ninguna me ha transportado como esta. Tienes luz.

  2. Hija por Dios, que he vivido el parto contigo, jajajaja ahora me gustaria leer la segunda experiencia, pero no por compararla, sino porque me imagino que no tendran que ver una con la otra. y como fui cobarde solo me quede con la primera. besotes

  3. Pestañeando para q bajan las gotitas de sal q brotan de mis ojos, recordandome a mi misma mis 2 momentos tan diferentes. Que ragalo para tus hijos hablar asi de vueatros primer encuentro. Enhorabuena como siempre Noe, porque cdo te leo, algo se me mueve por dentro. No cambies nunca gran princesq Noe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *