Palabras que duelen, silencios que sanan.

No soy de recrearme en tristezas, si una gran virtud creo que tengo es la de mirar hacia delante y sacar el lado positivo a todo lo que me rodea.
No suelo revolcarme en las heridas, las cierro y cuento las cicatrices con el regocijo de saberlas superadas.

Hace unos días un encuentro casual con una persona a la que apenas conozco por una relación laboral escasa, la última vez que nos vimos me sabía embarazada.
La pregunta es obvia casi 4 meses después.
La respuesta triste.
Su reacción en cambio un alegre: Qué bien no? Si total tu ya tienes dos y con la que esta cayendo te han hecho un favor.
Sin mas.
Un comentario aunque seguro sin maldad, dicho por una persona con la que ni siquiera tienes confianza. Devastador. Simplemente.
Simplemente ESO NO SE DICE. NUNCA!
Y a sabiendas de su bondad y de su buena intención, la de dar un consuelo no solicitado.
Una perdida es algo muy serio, doliente y triste. Jamás una alegría. Se que su propósito no ha sido dañar, simplemente una falta abismal de tacto.

En el hospital, una matrona, recién recibida la noticia también me hizo un comentario parecido para consolar mis lagrimas:
Al menos tienes dos. Podía ser peor. Lo has buscado mucho tiempo? No? Pues anda fíjate, a por otro y ya esta!
Una matrona… Una persona que a diario brega y lucha con nacimientos, con madres, con mujeres, y sabe de la alegría de las llegadas, no ha de saber o intuir por tanto la tristeza de un no nacimiento?

Amistades, conocidos, compañeros… Que con toda la buena voluntad intentan endulzarlo, como si fuese un resfriado común, con un seguro que era lo mejor, ya vendrán otros, estabas de poco…
Terrones de azúcar que amargan como hiel, que atragantan, se encementan en el estómago y pesan y arden como rocas al rojo…

Podría dilatarme explicando la profundidad del dolor de una mujer con su perdida.
Podría afanarme en intentar mediante palabras hermosas explicar tanto sentimiento.
Pero hoy no quiero.
No voy a embellecer el hecho para explicarlo, voy a ser cruda y concisa.

Un aborto no es un resfriado. Un aborto es una perdida. Descarnada y fría.
Un aborto es la muerte de un ser querido, el mas querido de todos, el amor mas duradero y fiel, el amor de una madre.
Es la muerte de un hijo, de tu propia sangre, de tu propia carne.
Es la muerte de un hijo dentro de ti.
Es el desahucio de una vida por tu propio cuerpo.
Es la repulsa y expulsión del fruto de tu vientre por tu naturaleza. Un infanticidio congénito.
Tu vientre, tu cuerpo, tu, eres el causante de su comienzo y su final.

En ese momento el dolor es tal que te haces muchas preguntas: ¿Por qué a mi? ¿Cómo? ¿No tenía futuro o ha sido mi naturaleza renegando de él? ¿ Se ha ido porque me sabía incompetente?
Son preguntas incongruentes en muchos casos, pero están ahí, una forma de castigar inconscientemente tu alma.

Así que no, no es una alegría, no es algo que superar sin mas como quien supera un resfriado.
No quiero que te sientas obligado a buscar el lado positivo, ni a consolarme con palabras sin sentido y absurdas.
No sabes lo que es, y ojalá nunca lo sepas. Que nunca tengas que llorar a un hijo no nacido.
No te pido que empatices conmigo, ni con las miles de mujeres que lo han pasado antes que yo, ni con las miles que lo pasaran después.
No te pido que me acompañes ni que lo comprendas.
No he solicitado tu lástima, ni quiero que te sientas conmovido.
Entiendo que no lo entiendas y lo respeto.
Tan sólo te pido una cosa.
Silencio.

Porque a veces no hay consuelo mas cálido que la falta de palabras.
Porque hoy sólo necesito un abrazo.

Me votas?
Este Blog está nominado a los premios Bitácoras 2015, como uno de los mejores 50 blogs de habla hispana, en la categoría de Opinión.
Votar en los Premios Bitacoras.com

Artículos Relacionados

17 comentarios

  1. Hace 16 años perdi a mi hijo….. tenia solo tres años y casi toda su corta vida la habia vivido en un hospital, cuando esto se lo contabas a alguien era toda una tragedia….. pero en el momento que decias k tu hijo tenia sindrome de down !!!! parecia que la vida te habia hecho un favor… dios k asco de gente que poca sensibilidad, hasta familia directa me decia que era lo mejor para el, es para morirse. la cuestion es k desde que Ivan falto hace 16 años yo no estoy bien…. tengo un hijo de 22 años una nena de diez y otra de 13 meses y ……. no consigo ser la persona k un dia fui, no se ser feliz

  2. Siempre hay gente para todo,,en fin,,,como siempre me encanta como te expresas,pero recuerda,que nadie te quite esa sonrisa tan bonita que tienes,porque tienes una familia preciosa por la que sonreir todos los dias,y que seguro pronto sumentara.un besazo😘😘😘😘😅

  3. Es como perderlo varias veces. En casa cuando comienza, en el hospital cuando confirman y cada vez que alguien te dice que vendrá otro. Una mama de tres estrellitas.

  4. Gracias. Tengo una amiga que acaba de pasar por el segundo aborto, ella aún no ha conseguido ser mamá. Y el otro día lloraba sentada en mi cocina porque para ella lo peor no han sido las pérdidas en sí, sino la falta de comprensión a su alrededor, nadie entiende cómo se siente, y esto la hace sentirse tonta, además de culpable. Gracias por saber expresar tan bien cómo es el dolor, le haré llegar esta entrada para que vea que no está sola. Y lo siento, ojalá nunca hubieras tenido la oportunidad de expresar tan bien cómo es el dolor. Un abrazo.

  5. Te he leido y es como si hubieran arrancado las palabras de mi alma, no sin antes hacerla sangrar, tengo un hermoso hijo de dos años, que vino despues de un aborto muy triste y doloroso a las 10 semanas, cansada de escuchar consuelos me encerraba a gritar, despues vino la felicidad, mi hermoso y sano hijo, ahora despues de 2 años decidimos intentarlo de nuevo, al primer intento con ovulacion inducida quede embarazadano me lo creia, pero la felicidad. Duro muy poco pues a las 5 semanas lo perdi, un aborto dudoso, dijo el medico ya que no se veia bolsa ni nada, y 2 mrses despues embarazada!!!! Enn el primer eco me dijeron que era gemelar!!!! Wooow no cabiamos de felicidad, a la siguiente cita 15 dias despues sale otro bebe mas, todos vivos y con latido!!! Casi me infarto, fue abrumador los primeros dias, pero despues fue todo felicidad, buscaba carritos, fotos de trillis, pero comence a manchar un par de gotas, y el medico me dijo que fuera, oh sorpresa uno de los bebes dejo de crecer, eso fue ayer, me siento debastada, y los consrjos no dejan de llegar, demonios es cierto tengo 2 vidas dentro de mi, y????? Eso me puede quitar el dolor??? O solo me hace sentir culpable?? Solo han pasado algunas horas y me siento tan abrumada de tantos debes estar contenta tienes 2 bebes creciendo y debes estar agradecida, y que saben de ver a tu bebe dentro de ti muerto??? Tan chiquitito y tierno, y saber que no tiene vida, y ver a sus hermanitos al lado, grandes y fuertes, es tan conflictivo sentir do sentimientos tan pero tan distintos, gracias por ayudarnos a saber que no estamos solas

  6. Maravillosa entrada, preciosa, desgarradora. Me ha emocionado mucho, no podria haber explicado mejor lo q se siente con una pérdida. Un abrazo.

  7. Tus palabras han calado a lo mas profundo de mi alma , tengo un bebe de 9 meses , pero hace tres años perdi a mi bebe de 11+3, todo el mundo a mi alerededor me decia que era lo mejor pues tenia 18 años , segun ellos era lo mejor que me podia haber pasado… Pero que sabran ! El poco tiempo que estuvimos juntos me enseño amar de una forma incondicinal , su perdida fue muy dura , cai en depresion , y aun que ahora tengo un hijo al que amo y adoro nunca olvidare que tengo un hijo no nacido. Nadie llego a comprender este pensamiento y me decian cosas muy duras con intencion de quitar importancia y animarme … Pero yo no queria animo … Si no comprension , lo siento mucho Noe , siempre nos quedara el recuerdo de nuestros pequeños dentro de nosotras, ytodo el amor que sentiamos hacia ellos munca desaparecera ,solo aprenderemis a vivir con ello.. Siento que nos entendamos tan bien .

  8. En lo que lei que tu bebe se fue de tan solo 3 años supe que tenia síndrome de down, yo perdi a mi beba de 1 año y 8 meses, hace tres años y mi mente y corazón son esctamente como lo describes, no vuelves a ser el mismo, pero muy por el contrario mis familiares y amigos, adoraban a mi beba y la admiraban enormemente………nuestro consuelo es lo feliz que nos hizo y que aun con su recuerdo nos da felicidad, y ha cambiado en mucha gente a nuestro alrededor muchos paradigmas, su partida nunca un menos mal, mas bien su llegada fue un para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *