En la piel de otra madre…

Maternidad jugando. Autor Pedro Monje
Maternidad jugando. Autor Pedro Monje

En la piel de otra madre…

Una historia diferente en la semana de la lactancia materna. Otra visión. Simplemente una historia maternal mas

No es mi historia, si mis palabras, mera intermediaria de otra madre, en su piel.
Empatizando y respetando opiniones y ejemplos distintos a los míos. En su piel, comprendiendo y entendiendo. Simplemente escuchando a otra madre y sabiéndome escuchada…

Nunca di teta. Mi cesárea fue innecesaria, no porteo…

Mi historia es una mas de tantas. Lo normal. Hasta que te cruzas con personas que siguen otras líneas. Y esas líneas se desdibujan creando extraños mapas donde se juzga y calibra a las personas por sus partos, por sus maternidades, por sus crianzas… No por ser mejores o peores, no soy quien para hacer ese balance, sino por ser distintas.

Me hicieron una cesárea porque mi ginecóloga dijo tres horas después de romper aguas que el parto estaba estancado y con el miedo en el cuerpo por las mil y unas posibilidades todas fatídicas firmé por mi cesárea.
Innecesaria? No lo sé.
Desde que ando por ciertos foros lo pienso, y sobre todo lo piensan, y me hacen sentir una mala madre desinformada y estúpida por ello. Aunque yo también leí en el parto es nuestro y miles de páginas sobre partos respetuosos.

Pero yo estaba allí, tu no, yo vi la cara preocupada de las matronas y de la ginecóloga. Yo amaba a mi bebe y pensé que por qué arriesgarme, mil y una vez decidiría que me abriesen en canal para salvarle a el del mas mínimo mal.

Pero soy una mala madre, desinformada y estúpida, y aun mas desinformada y estúpida porque no me he arraigado al resquemor y desconfianza a los profesionales que me atendieron.
Y si, yo también soy mamífera, y lloro cuando veo un parto en youtube, pero no lo envidio. Porque mi no- parto es la bienvenida al ser más maravilloso que conozco, al que más amo, mi no-parto, mi cesárea innecesaria, es el lugar de encuentro con mi hijo, y por ello es bendecida todos los días.

Dolorida, cosida y cansada la leche no me subió en las primeras  horas.
Seguro que ayudaron mi madre repitiendo que en nuestra casa las mujeres no tenemos leche, mi hermana pidiendo biberones y dándole la razón porque a ella tampoco le subió, mis lagrimas escuchando llorar a mi precioso bebe y mi pecho que no sentía la bendición de la subida de la leche.
Horas.
Horas que parecieron días.
Un biberón y dos pastillas.
Una familia tranquila, un bebe lleno con un biberón reparador y yo, que tras haberme leído todos los libros de Carlos González sucumbí a las pastillas que me ofrecieron para no lactar.
Me sentí culpable? No. Lloré de cansancio eso si, de impotencia de ver llorar a mi bebe. Lloro ahora, en los últimos dos años en los que comencé a relacionarme con mujeres prolactancia, que una y mil veces lloraron y protestaron por la falta de comprensión hacia su teta. Yo las comprendo, pero no comprendo que me tachen de nuevo de mala madre. De estúpida desinformada, de indiferente. De robarle el mejor regalo que podría darle a mi pequeño.
No voy a decir que me he sentido presionada por no dar pecho, aunque si ha sido así, porque sería como responsabilizar al mundo de mis decisiones, si mías, yo decidí tomarme las pastillas, yo decidí dar un biberón, pero nadie tiene derecho a juzgarme por ello. Me han llegado a decir q elegí el camino fácil. Como si hubiese elegido abandonar a mi pequeño, como si por no dar el pecho le pudiese querer menos.
Esta es la semana de la lactancia materna, y yo la celebro también, porque me agrada que se informe a las mujeres, pero me duele cuando leo sobre triunfos.
Triunfo dar el pecho. Tal cual, luego si no doy el pecho es un fracaso?
Pero no puedo sentirme dolida porque el hecho de decir en voz alta que esa afirmación, que la lactancia es un triunfo de la mujer da por hecho que quienes no lactamos somos meras mamíferas fracasadas se tacharía de poco respetuoso, se llenarían foros de palabras hirientes, se hablaría de nuevo de la persecución de las madres que dan teta.
Y no señoras, yo no persigo a nadie, pero igual que a una mujer le molesta que le pregunten aun das el pecho? con mirada asombrada, molesta que te pregunten no das el pecho? con mirada asombrada.
Creamos enemigos irreconciliables de nimiedades.

Me han llegado a decir que no crío respetuosamente, falta de respeto seria dejar morir de hambre a mis hijos. El resto son opciones, más o menos acertadas según el ojo medidor.

Yo no porteo, y me río cuando una mama reciente me habla, en la consulta de pediatría, de las ventajas y maravillas del porteo, dejando claro que mi niño en carrito no tiene el mismo mimo y cuidado que el suyo.
Y yo me río. Porque no sabe que yo no sabía de porteo, ni de fulares, ni de mochilas ergonómicas, pero durante meses no despegué de mi pecho a mi bebé.
Que pegadito a mi nunca lloró. Y nunca tuve una de esas modernísimas y respetuosas mochilas, pero durante los  siguientes dos años mi hijo fue sobre mi cadera mirando al mundo, y que hoy le doy calor y cuando se cansa de andar prefiere su carro. Pero yo no la juzgo, aunque con sonrisa indiferente escucho su discurso. Y si, seguro que hubiese porteado de haber conocido todos esos inventos, pero aquí mala madre desinformada no los conocía. Qué le vamos a hacer!!

He salido huyendo de ciertas redes porque he terminado creyendo que eran malas para mi salud. Círculos y ambientes de mujeres que se emponderan dejando claro que toman sus propias decisiones, las correctas, las infalibles, las que miran por el futuro de sus hijos dejando claro al resto del mundo lo equivocado que está.

Y yo las respeto, y las admiro. Y no espero a cambio que me admiren, pero si que me respeten, y respeto es no recordarme diez veces al día lo mala madre que soy por no vivir sus vidas, por no tomar sus decisiones. Mala madre por vivir mi vida, por tomar mis decisiones.

Porque de tanta repetición, a veces he terminado creyéndolo… Y sin embargo cuando miro a mi pequeño se que no soy una mala madre. Que soy única para el.

 

 

Gracias Noe, por poner palabras y espacio a lo que piensa una madre distinta a ti. Gracias por escucharme, y gracias por convencerme de que no somos distintas, no olvido como te conocí, leyendo en tu blog que te importaba una mierda como hubiese sido mi parto, que lo único que importaba era ayudarme a caminar. Han pasado meses desde entonces, y jamás pensé, tener tanto en común con alguien tan diferente a mí. Gracias por todo amiga.

 

 

Heridas Publicado el 8 de noviembre de 2013

…No me importa si tu parto fue una mierda o maravilloso…

…Solo quiero conocer los detalles para acompañarte y quiero que me acompañes. Quiero sostenerte cuando llores y ayudarte a superarlo Porque las heridas han de sanar. Porque fuese como fuese tienes a tu lado el resultado, y jamás tendrás nada más hermoso. Y si desgraciadamente algo o todo salió mal, también estoy a tu lado para ayudarte a caminar…

 

 

Artículos Relacionados

31 comentarios

  1. No puedo estar más de acuerdo con este relato. Nadie puede decir dónde hay más amor o hablar de qué vivencias son mejores para las demás, las emociones de cada una, las gestiona y las conoce una misma, punto.
    Lo bueno para el proceso fisiológico del parto no tiene por qué vivirse como lo bueno para una misma, no somos un proceso fisiológico, somos algo más. Parece que si te informas bien y tienes confianza en ti misma sólo hay una opción válida en la maternidad, si no escoges esa, entonces es que no te has informado bien.
    Hay un sector del parto respetado al que se le llena la boca hablando de respeto, pero después descubres que ellas sólo respetan a quienes comulgan con sus ideas y atacan al resto, ¿qué respeto es ese? ¿no merecen más respeto las personas que sus procesos fisiológicos? últimamente me pregunto mucho qué clase de educación en respeto y tolerancia darán esas madres a sus hijos.
    Otro punto a tener en cuenta es el de la desconfianza en el personal sanitario. Yo creo que ninguna profesión puede presumir de no tener ni un solo mal profesional, pero parece que los sanitarios somos el demonio para algunas personas. No voy a intentar quitarle esa idea a nadie, si así lo piensan, sus motivos tendrán, pero lo que no me parece de recibo es intentar meter el miedo a los demás con que van a tratarlos mal y toda intervención que se haga será innecesaria. Mucho me temo que una persona anónima en un foro no es nadie para considerar un caso en el que se ha decidido realizar una cesárea como en la historia que relatas. Que esa persona tenga la mala suerte de no haber dado con un ginecólogo en quien confiar no significa que a partir de entonces nadie deba hacerlo. Es bastante injusto leer con bastante frecuencia cómo una madre reciente con buen recuerdo del nacimiento de su hijo se ve abrumada por comentarios que intentan convencerla de que todo lo ocurrido fue nefasto, si ella no lo vivió así, ¿qué necesidad hay de crearle esas dudas?
    Y con el tema de la lactancia, totalmente de acuerdo también. Soy pro lactancia materna, porque está más que demostrado que es lo mejor, pero hay muchos casos en los que el apoyo y las circunstancias no acompañan en absoluto y otros en los que, sencillamente, no da la gana amanatar y punto. La leche artificial no es perjudicial para la salud, simplemente la leche materna es mucho mejor, pero sin embargo se ataca a quien da biberón… y no a quien fuma, se coge una borrachera cada fin de semana, no consume frutas ni verduras jamás, lleva una vida completamente sedentaria… eso sí es malo para la salud, directamente, pero oye, ahora lo que se lleva es tomar posturas de falta de tolerancia a las decisiones en la maternidad. Parece que en esta vida no hay problemas más importantes en los que canalizar toda esa energía y ese tiempo y, sobre todo, parece que es muy complicado pedir respeto y respetar, incluso a quienes no opinan como una misma.

    1. Ays!! Cuanta verdad dices. Y me incluyo en el error de juzgar a todos los profesionales mal a causa de la equivocación o el mal dia de uno, pero si ahondas, todas tenemos mucho q agradecer al 90% de quienes nos han atendido, y afortunadamente cada vez hay mas profesionales como tu, a pie de calle, a contestación de madre, con empatía y comprensión, cercanos. Gracias guapas!! eres una opinión inestimable que hace muy grande este rinconcito. Un abrazo enorme!

  2. Me hizo llorar esta historia. Realmente es muy dura la maternidad, los prejuicios, las miradas ajenas, los dedos señalando, como si todas las demás mujeres del mundo pudieran ser mejores madres que nosotras. Yo llegué al parto sin más información que la referida al embarazo. Yo elegí un parto por cesárea… por miedo, por desinformación, quien sabe. Yo me sentí rendir examen cada vez que alguien me preguntaba por mi hija recién nacida, cada vez que un médico la revisaba. Hoy se que cada una de las decisiones que tomé como madre fue la mejor que pude tomar en el momento y el lugar en el que me encontraba. Y seguro vos también. La conciencia en la maternidad es lo único que nos garantiza la posibilidad de hacer lo mejor posible a cada momento. Duele, pero ya no se trata de nosotras, sino de ell@s. Un abrazo.

  3. Se me ha encogido el corazoncito leyendo esto. Qué necesidad tiene la gente de hacer daño a los demás, por qué el juzgar a los demás en lugar de intentar entender su postura, su situación, en lugar de apoyar y ayudar. Esta maldad gratuíta, ya sea queriendo o “sin querer”, no la entiendo.
    Mi peque va a cumplir 11 mesitos en unos días, y se me llenan los ojos de lágrimas recordando comentarios de alguna gente sobre su nacimiento, casi siempre siendo la gente más cercana la emisora de tales despropósitos. Otras veces, de mamás-foreras que han sido tan afortunadas en la vida como para poseer la verdad absoluta… en serio, qué gran fortuna la suya!
    En mi caso, después de un embarazo muy muy complicado, y un final de embarazo incluso peor, “tuvieron” (ahora ya dudo de todo) que hacerme una inducción.
    Fue la guinda.
    Después de 13hrs de sufrimiento, de intentar recolocar la posición de mi niña porque tengo el coxis partido de tal manera (es una rotura muy vieja, de más de 20 años y completamente en horizontal hacia la vagina que obstaculiza por completo el canal de parto) después de mucho empujar para lograr el anhelado parto, no hubo forma humana de salvar el coxis, ni de romperlo siquiera (no queráis imaginar lo que duele eso sin anestesia alguna, se me olvidaron hasta las contracciones jeje) y, a pesar de mis súplicas, de mis lloros, de mis ruegos, no hubo otra que hacerme una cesárea.
    Qué mal me sentí…qué mal me hicieron sentir.
    Aún a día de hoy oigo comentarios del tipo: “tú no sabes lo que es ser madre porque no pariste”, “(dirigiéndose a mi niña)..eres la cosa más bonita que parió madre… uuuiiisss, jojojojojojo perdón, que a tí no te han parido…”, ¿perdón?
    Siempre intento recordarme a mí misma que lo importante es ser felíz con lo que tenemos, disfrutar a tope de estos peques maravillosos que estamos criando, de hacerlo lo mejor que podamos, sea como sea que lo hagamos, y que respetemos siempre a los demás. Respeto y comprensión, siempre, será la mejor enseñanza que podamos pasarle a nuestros hijos.

      1. Siempre intento que no me afecten estas cosas, comentarios nacidos de la maldad o la ignorancia, pero hay días en que nos pillan bajitas de ánimo, o más sensibles, y una no puede evitar sentirse mal.
        Luego, veo a otras mamás pasando por historias similares y me es imposible no llorar con ellas, enfadarme al ver lo que les han hecho pasar. Aaay lo que tenemos que aguantar las mamás!! esto con los papis no pasa jejeje.
        Besos

  4. Hola!. Aprovecho que el peque duerme para colarme por aquí… os cuento mi experiencia. Yo tengo cuatro hijos. El primero fue hace diez años. Yo estaba parada y era joven y despreocupada… mi mayor recibió teta, mimos, colecho y porteos aún sin saber que existían los fulares… tenia y todo mi tiempo era para él. Me olvidé, fue un parto fácil, rápido y sin epidural.
    Llegó el segundo, tres años después. Yo, trabajando a tiempo parcial en una empresa privada. Un parto más difícil me obligó a pedir la epidural… ya no podía más !!. Nació y tuve que decidir entre disfrutar de mi baja o seguir “disfrutando” del trabajo. Elegi el trabajo y no por mala madre, solo quería que pudiésemos seguir comiendo todos los días… para mi segundo hubo poca teta, muchos mimos, algo de colecho y nada de porteo… mi espalda empezaba a resentirse, la edad, el stress…
    La tercera me pilló preparando oposiciones. Un parto con epidural desde el principio. Mucha teta, (ella mamaba todas horas mientras yo estudiaba), mucho mimo, poco colecho, (empezábamos a ser muchos en la cama, así que mandé a cada uno a la suya), nada de porteo porque apenas salíamos de casa…. ah!, y me olvidaba, los dos mayores al cole o la guarde. Por mala madre?, no…. cuestión de organización.
    El cuarto fue el peor. Cesárea por rotura uterina. Histerectomía. Ingreso de la mamá en UCI. (hijo bien, graciasadios). Para mi benjamín no hubo teta, ni colecho, ni porteo… y pasaron muchas semanas hasta que pudo recibir muchos mimos de Mamá…
    Y ahora os reto a que me digáis cuál de mis cuatro hijos fue el más querido, el más deseado, el tratado con mayor respeto…. exacto!, todos por igual y según las circunstancias que nos tocaron en cada momento. Tengo cuatro hijos sanos y felices… al final no nos fue tan mal.

    1. Reto no aceptado!!!! Y enhorabuena por esos cuatro retoños, y es que así es, imposible tener la ultima palabra de nuestras vidas, a veces el destino nos la juega y ay!! si no estas preparada para el plan B.

  5. Gracias. Gracias por abrirme los ojos con este post y haber hecho que deje de sentirme sola con relación al tema de la lactancia.
    Verdad que sería estupendo que dejásemos de juzgarnos entre nosotras y que fuésemos más empáticas?

  6. Me ha encantado! y me he sentido muy identificada

    Yo he tenido dos embarazos y dos cesáreas y para mi han sido dos experiencias maravillosas porque el resultado han sido mis tres preciosos hijos. Quizas mis ginecolos, cuidandome, informandome paso a paso de todo, poniendo a mis hijos sobre mi, permitiendome besarlos y darles la bienvenida al mundo mientras les nombraba por primera vez las hicieron mas humanas. Quizas que mi recuperación tras las cesareas sea mas rapida de lo normal también ayuda a que sean un buen recuerdo. Quizas que yo sintiese que el parto era el medio para traer a mis hijos al mundo y no un fin en si ha hecho que no me sienta frustrada.

    Yo he tenido lactancias complicadas, con ucis, con tosferina, con sonda, con biberones, sin ellos, con relactadores… mas largas o mas cortas… pero han sido las mías y no las cambio! porque cada segundo ha sido un segundo con mis hijos…. y al pecho o con biberon mis hijos han sido alimentados con el mismo amor, cuando no, con mas amor para compensar esos momentos de ausencia de pecho.

    Yo tambien he tenido que escuchar aveces a otras mamis demonizando las cesareas, los biberones y la guarderia en lugar de las excedencias o los abuelos…. Y cuando estoy fuerte, no hacen daño, las escucho y pienso para ser tan respetuosas con sus partos podían serlo con los partos (o no-partos) de los demas… Cuando estoy mas de bajon… tampoco hacen daño! me dan pena solamente… pero miro a mis tres milagros y se me pasa todo.

    Una vez me dijo mi madre: Y luego dicen que solo duele, lo que pares… no te han visto a ti con tus hijos…. Me quedo con eso…siempre!!! Yo con mis hijos 🙂

  7. Gracias porque esta historia es mi historia: cesárea (la mía necesaria porque venía de nalgas) y lactancia artificial y estoy harta de ser juzgada y de sentirme mal cuando alguien hace algún comentario. Si contaría la mía tendrías para otro post, pero es tan, tan parecida.

  8. La maternidad es muy difícil, nadie te prepara para todo lo que vas a vivir, a sentir, a oir, todas las cosas que vas a tener que decidir por el bien de tu peke y tu misma…. los prejuicios hoy en dia son muy malos, da igual que seas una mamá que das bibe, no porteas ni colechas a que seas una mamá sectaria de la teta, del colecho y del porteo, los dos casos, por h o por b, siempre habrá alguien que lo vea mal y encontrar la típica persona que en cuanto le hablas de tu forma criar te mira raro.
    Yo tengo 2 hijas, una de 4 años y medio y un bebé de 2 meses y medio.
    Yo tenía bien claro que no quería epidural y quería un parto natural….
    Mi primer parto fue provocado/inducido por preclampsia con epidural y muchas horas de dolor porq no hizo efecto la misma… y mi segundo parto se adelantó una semana y fue muy bien!
    Dias después, con una subida de leche estupenda, empezaron los dolores en los pezones, grietas, obstrucción mamaria y mastitis, moría de dolor cuando tenia que darle de comer a mi bebé pero yo seguía aguantando…. circulo familiar cuando me veian así, me decían, sigues asi porque quieres, porque dandole un biberón decte quitaran los dolores y tu bebe comera igual….
    Cuando estas recién parida y tu idea es dsr el pecho, lo último que puedes decirle a una mamá es que lw quite el pecho…. igual si le ayudas un poquito mas, hasta te lo agradece, y sino, pues a callar….
    21 dias después de pasarlo mal, se fueron todos los dolores y fue una lactancia estupenda por 28 meses maravillosos!!
    Como bien dice nuestra amiga, cada vz que veia alguien q mi hija aun tomaba teta me miraban con cara rara, incluso la famosa frasecita: aun le das teta? Si ya es muy grande….. asiiiiii muchísimo tiempo. …
    Portee hasta los dos años y colecho hasta los 3…. y aun sigue viniendl a mi cama!!!
    Con la segunda, hemos y seguimos teniendo problemas con la lactancia debiso a q parecer ser q es intolerante a la lactosa …. pues bien…. familiares se atreven a decirme lo q tengo q hacer y lo mejor de todo, me dicen q por mi cabezoneria de dar teta estoy haciendo daño a mi hija….
    Pues no, se que no soy yo la culpable de que mi hija esté así, yo hago todo lo posible por mimarla y cuidarla!
    Porteo muchísimo, de echo hoy justamente, he recibido mi primera critica por portear…. ” todo el dia la llevas colgando”??? Pues veras tu lo mal q lo vas a pasar….
    Oiga perdone, le digo yo como tiene que coger a su hijo o si va despeinado y le qda mal la ropa que lleva??? Pues no verdad… pues haga usted el favor de dejarme que escoja libremente la manera de criar a mi hija!
    Lo que está claro es que cada mamá hace y decide lo que es mejor para su bebé. Ninguna mami, independientemente como crie a su hijo o de la forma en que ha dado a luz, es digna de crítica, todo lo contrario, porque al final, ha traido al mundo al ser deseado del mundo, un ser parte de ti, que ha crecido contigo durante nueve maravillosos meses!
    Así que, vivan las mamis independientemente de todo!
    Un abrazo

  9. Yo solo pienso que si hubiera vivido en una época en la que no existiera la cesárea… que hubiera sido de mi hijo e incluso de mi. Tanto demonizar la cesárea y al personal sanitario me parece un sin sentido, ellos son los que nos ayudan a dar la vida a nuestros hijos, yo no tengo estudios de medicina, de quien me voy a fiar si no es de quienes lo tienen? No son adivinos para saber lo que pasará, si quieren minimizar riesgos será por el bien de nuestro bebé, no por fastidiar.

    A mi por supuesto que me hubiera gustado tener un parto natural! Pero no me siento menos madre por haber tenido una cesárea… me parece tan absurdo! Si alguien me lo planteara me reiría en su cara por atreverse a decir semejante estupidez!!

  10. Yo miro mi cicatriz de mi cesárea y la considero mi medalla. Mi orgullo, mi hijo y yo sobrevivimos a un embarazo muy complicado que le costó la vida a su gemelo. Y luego no tuve leche. Y no faltó la tarada que me dijera alguna estupidez. Y me dio y me da lo mismo. Yo soy buena madre, no porque lo diga un blog de moda, sino porque daría la vida por mis hijos. Y no importa si mis hijos salieron de mi guata o de mi vagina. Cuando se decide ser madre, no importa el cómo, importan las ganas de ser madre. Porque sino ¿ las mujeres que adoptan no son madres, porque el bebé no sale de ellas?

  11. Mala madre?? Yo creo que no, mala madre es aquella que no se preocupa por sus hijos y tú desde antes de que estuviera en tus brazos te morías porque tu bebé estuviera bien. Y respecto a la teta, tienes toda la razón, lo importante es alimentarlos y no el cómo. Yo sí doy pecho (21 meses), pero si le hubiera tenido que dar bibe, ¿lo querría menos?, he porteado a mi bebé cuando era más pequeño (ahora mi rodilla no me lo permite por el peso), pero también ha ido y va en carro, ¿está más lejos de mí? Y tuve parto vaginal, por esto ¿soy más madre que tú? Ni de coña!!
    Entonces una madre adoptiva, ¿no es madre?
    Ya está bien de tanta crítica y tanto estereotipo “ideal”, cada una lo hacemos lo mejor que sabemos o podemos o queremos
    Un abrazo

    1. Aún queda mucho por hacer para que todas las mujeres se sientan plenas con sus maternidades, sin permitir resquicios por los que las críticas ajenas les dañen. Un abrazo preciosa

  12. Creo que en todos los aspectos de la vida pasan estas cosas, hay quienes creen tener la verdad y el derecho de juzgar al otro.Y al final quisas por defender una buena idea alejan a los demas.
    El tema de la informacion creo que hay que hacerla circular, para saber que queremos y como.Porsupuesto que si estas en una situain en que te dien que es lo mejor cesarea la vas a hacer.Nadie es mas ni mejor ,es una pena que se armen dos bandos, o que alguien se sienta juzgada por tal desicion.Lo mismo pasa a veces o mucho mas por lo menos donde yo vivo ,que si das de mamar mas de la edad que la mayoria cree vivis siendo juzgada tambien.Como i elegis un parto en casa “estas loca”.O si llevas a tu hijo en brazos te dicen que lo dejes etc.
    Esta claro por lo que lei que esta mama hubiera tomado otras desiciones si hubiera sabido.Yo tuve una hija en el 94 y no sabia que lo que decia mi cuerpo lo iba a leer muchos años despues.Hice lo que me dijeron.En el 2011 tuve mi segundo hijo y grcaias a lo que yo senti junto con informacion y apoyo pude cambiar muchas cosas.Entre todas tenemos que mejorar , allanar el camino a las nuevas generacione , explicar , decir contar.Luego cada uno hara su proceso , su decision libremente.Eso de a poco quisa tome otra perpectiva en las instituciones.Aca en argentina hay mucha violencia en los hospitales que quizas alla no se ve tanto.Luchemos entre todas por el respeto verdadero, la comprencion y el apoyo, quizas las mamas que hayan tenido cesarea, o no hayan podido amamantar sean las que mas necesitan nuestra (de todos/as) contencion, comprencion y mirada amorosa ,incluso las que no quieren hacerlo.No soy mas que nadie ni menos por las cirunstancias del nacimiento de mi hijo, solo me gustaria que mas mamas o futuras mamas sepan muhas cosas para poder desidir de verdad.Independientemente de si lo creen o lo quieren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *