La hiper sexualización de la infancia.

Sí, todos hemos leído sobre ello, los periódicos, las redes sociales, las noticias se llenan periódicamente de informaciones sobre tal producto o tal campaña que utiliza niñas para caracterizarlas como adultas en poses sexuales, o comercializan ropas claramente sexuadas…

Se buscan firmas reiteradamente para que sean retirados del mercado estos productos o esas campañas, nos echamos las manos a la cabeza cuando vemos ciertas publicidades…

Sin embargo el día a día está lleno de niños hiper sexualizados. Este post no nace como crítica, simplemente como mi visión del mundo, siendo madre de dos. Creo además honestamente que lo que hoy lucho me puede dar mañana en la cara porque mis hijos son seres independientes que pese a su corta edad y me guste o no, ya toman decisiones sobre sus gustos y marcan el camino de su carácter y preferencias.

Voy a parques, al colegio, a fiestas de cumpleaños, a reuniones  de familias, convivo con otros niños, de amigos, vecinos, etc…

Firmamos para que retiren ropa sexuada de tal almacén pero veo niñas de cortísima edad con ropa marcada con el conejito de playboy, y si , es solo un conejito, pero aunque nuestras hijas no lo sepan nosotros si conocemos las connotaciones sexuales del logo, biquinis, faldas, tops que no recuerdo haber usado en otra franja de edad más que de los 16 a  los 20, en los que como en la canción de Sabina, nuestra falda era muy corta y nuestra lengua muy larga,  y ahora compruebo estupefacta que visten y contonean niñas de 6, 8, 10 años… Se ha adelantado la adolescencia? O la adelantamos nosotros robándoles así infancia e inocencia?

Mi hijo aun no tiene claro el concepto de novia, un par de meses atrás, me contó con toda su fe que su novia era yo(Véase imagen, madre deshecha en el suelo bañada en sus propias babas y lagrimeando) y cuando intenté explicarle que mamá no podía ser su novia, se enojó diciendo que era la única novia que quería.. Sin embargo en nuestro entorno, en el colegio, todos los niños de su edad (Y presupongo que como él sin entender el concepto) son preguntados una y otra vez:
-Tienes novia?
-Quién es tu novia?
-Cuántas novias tienes?
Dándole una normalidad, añadiendo calificativos de listos, o machotes si tienen varias (Ni entro en la gracia de educar así a nuestros hijos, convencida estoy de que a todas nos parecería un machote nuestro marido si tuviese tres novias…), separando claramente comportamientos de niños y niñas, diferenciando sus juegos, sus preferencias, sus relaciones…

Qué necesidad tenemos? Aun son prácticamente bebes, algunos sin haber cumplido los 4 años, rememoro y recuerdo con horror, mas allá de los 8 años las incómodas preguntas que te hacían de tienes novio? Quién? O el adulto de turno que lo utilizaba con beneplácito del resto, como broma , sin ser conscientes de lo bochornoso, avergonzante y humillante que puede ser en un niño, porque no se nos ocurriría decirle a nadie de nuestro entorno y delante de los implicados:
-Oye fulanito! Por qué no sales con menganita? Si esta coladita por ti.
Lo que hagamos hoy será la base de sus emociones futuras, eduquemos emocionalmente, sobran frases sobre lo machote que es nuestro niño porque tiene tres novias, sobra que listo es, le gustan las más guapas, si no les damos ese pie, ellos aun no entienden de noviazgos, son niños, debieran serlo aun unos años más, sin genero ni diferenciación, niños que juegan y disfrutan juntos

Niñas que aprenden y practican bailes que escandalizarían a más de uno si fuesen visualizados en una adolescente por ejemplo, y serian tachados de subidos de tono o semi pornográficos. Si pueden estar muy graciosas, pero qué necesidad hay de que una niña de tres años sepa perrear?   Y que aprenda y normalice posturas y movimientos claramente sexuales?  Y si, los niños aprenden lo que ven en televisión, en el entorno… Si somos conscientes de apagar la televisión con una película o una serie de mayores de 18 por qué no hacemos lo mismo con un videoclip?

Lo curioso es que son los mismos que reprueban el nombre de mi blog, princesas, y que omiten el princesos que lo acompaña, que claramente quita la parte que etiqueta por género, pero ríen ante estas muestras para mi bastante mas graves. Deberíamos llegar a un término medio, ni princesas rosas ni furcias playboy con 4 años…

No me malinterpretéis no pretendo criar a mis hijos en un entorno aséptico y totalmente asexuado, es solo que creo y concibo la infancia como un bien que hay que cuidar y no permitir que sea ensuciado con actitudes propias de adultos. Ya tendrán edad y conocimiento para tomar sus caminos.

Es además una necesidad, cómo defender a un niño de un abuso sexual si les enseñamos que esa sexualidad a pie de calle es normal, divertida y pública?

Cómo enseñamos a diferenciar a una niña una actitud reprobatoria por parte de un adulto si le enseñamos a utilizar gestos y actitudes sexuales, a tan tierna edad?

Antes de permitir estas ropas, bailes, actitudes, comentarios, no sería mejor informarles y educarles sobre sexualidad? Entonces llegamos al mismo punto, si son niños de 3, 4, 5 o 6 años que no tienen edad para comprender y asimilar ciertos matices del sexo y de la sexualidad, que de hecho damos estas informaciones con cuentagotas a estas edades, por qué lo permitimos? Hasta que no estén capacitados para ello no permitamos que sean pervertidos por el entorno, por gracioso que nos pueda parecer.

Sexualidad e infancia jamás debieran ir de la mano.

Sin excepción alguna.

Artículos Relacionados

8 comentarios

  1. No digo mucho, que me caliento… desgraciadamente en este país la educación sexual de muchos niños se limita a eso. A fomentar el tener novias con 6 años, a reirle el perreo a niñas de 5 y a convencer a las niñas de que con escotes, estampados de leopardo y encajes triunfarán más que con ropa de lo que son, niñas. Todo esto aderezado con múltiples “lloras como una niña” o “llorar es de niñas” y “eso no lo hace una señorita”. Muy bien, lo estamos haciendo muy, pero que muy bien… después nos echaremos las manos a la cabeza.

  2. Totalmente de acuerdo con tu entrada de blog. Primero, los padres debemos escuchar a nuestros hijos y sus preferencias, y segundo, no tratarlos como adultos. Pretendemos que se comporten como tales para que no nos den demasiado trabajo… Les damos tablets para que se estén calladitos y los vestimos con ropas que no les corresponden a su edad (por ejemplo, entre otras cosas)
    Soy madre de tres niñas, además. Intento fomentar que sean ellas mismas, y eso, niñas….. A una le gusta bailar, y a la otra le gusta el kárate….. Hay que intentar que sean seres libres, que elijan lo que les hace felices y enseñarles el respeto hacia toda persona. No sexualicemos nada en casa, que la sociedad ya lo hace bastante…. Eduquemos en la tolerancia y el respeto, pongamos nuestro granito de arena.
    Un saludo y felíz jueves!

  3. Buf… cuando veo esas cosas se me ponen los pelos de punta. A los niños les hace gracia imitar a los mayores, eso es de cajón, y a los mayores les hace gracia que los niños les imiten. Pero, como tú bien dices, no tienen todavía capacidad para comprender ciertas cosas y es nuestra responsabilidad preservar su inocencia y educarles conforme vayan adquiriendo madurez. Ahora que están tan de moda los programas de niños cantores y emuladores de estrellas musicales, me imagino a mi hija de dos años imitando a Shakira (por ejemplo) ¡y me horrorizo yo misma!

  4. Soy de las que piensan que un niño o una niña no debería salir de su rol de niño, nada de pases de modelo, nada de salir en la tele, nada de ser casi explotados en un concurso donde se les rompe el corazón a todos menos uno porque sólo uno puede ganar.

    Basta ya de padres que intentan que sus hijos cumplan sus sueños frustrados.

    DEJAD A LOS NIÑOS SER NIÑOS. Coño ya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *