Valencia!!!!¡¡¡Estem de festa, estem en Falles!!!

Queridos amigas y amigos lectoras y lectores de mis Publicaciones en este Blog:

Hoy en mi Colaboración en el Blog “Princesas y Princesos” no expongo ningún Tema de los míos de Ortopedia Infantil….

Y esto es debido a que:

¡¡¡Estem de festa, estem en Falles!!!

El aire ya huele a pólvora y las calles de nuestras ciudades se han llenado de música.

A disfrutar de la fiesta …

Valencia sufre una transformación en marzo para convertirse en una ciudad entregada a su fiesta, a la música y a la pólvora.

¡¡¡LAS FALLAS DE VALENCIA!!!

Y buscando algo clásico sobre lo que son las Fallas y su Historia, tiro de archivo de mi PC y en el 2013, se decía en el Periódico valenciano Las Provincias:

«Historia de las Fallas

El origen de la fiesta de las Fallas se remonta a la antigua tradición de los carpinteros de la ciudad, que en vísperas de la fiesta de su patrón San José, quemaban frente a sus talleres, en las calles y plazas públicas, los trastos viejos e inservibles junto con los artilugios de madera que empleaban para elevar los candiles que les iluminaban mientras trabajaban en los meses de invierno. Por ese motivo el día de la cremà (momento en el que arden los monumentos falleros) siempre coincide con el día 19, Festividad de San José.

En el siglo XVIII, las Fallas se reducían a piras de materiales combustibles que recibían el nombre de Fallas y quemaban al anochecer de la víspera de San José.

Estas Fallas fueron evolucionando y cargándose de sentido crítico e irónico, mostrándose sobre todo en los monumentos falleros escenas que reproducían hechos sociales censurables y critica social siempre con sentido del humor.

Sobre 1870 se persiguió duramente los festejos populares como el Carnaval y las Fallas. Esta presión provocó que en 1885 surgiera un movimiento en defensa de las tradiciones típicas, otorgando la revista “La Traca” premios a los mejores monumentos falleros. Este hecho provocó la competición entre los vecinos y dio lugar al nacimiento de la falla artística, donde no desaparecía la crítica, pero predominaba la preocupación estética.

En 1901, el propio Ayuntamiento de Valencia, otorgó los primeros premios municipales a las mejores Fallas. Este fue el comienzo de la unión entre el pueblo y el poder político, evolucionando con pasos agigantados esta fiesta popular en número, estructura y organización. »
..

El día 15 de Marzo (A unos seis días del Inicio Oficial de la Primavera); Se celebra uno de los Días Grandes en Valencia y en la Comunidad valenciana, en donde se celebren las Fallas.

La ¡NOCHE DE LA PLANTA!; Es decir, aunque en muchos Monumentos falleros, ya se trabaja al menos hace una semana, por su complejidad, altura o componentes, hoy se CULMINA el “Levantar” la Falla y rodearla de los cientos de Figuras, denominadas NINOTS.

En cualquier esquina en donde confluyan varias calles, en Plazas, en medio de cualquier calle; Es cortada al tráfico rodado, por al menos una semana y poco a poco se levanta la Falla.

El arte y la sátira se conjugan en ellas, durante la Semana Fallera, se levantan en cada una de las calles y esquinas de la ciudad y en los que se critica y caricaturiza vida social y política…

Este año, me parece que van a haber varias figuras dedicadas a Pablo Iglesias (“El coletas”), el “pequeño” Nicolás, Rajoy y sus “muchach@s”, el follón dentro del PSOE, y un largo etc.

Durante varios días antes de la “Plantá” de la Falla, Valencia se transforma y nos ofrece una gran variedad de actos, como pueden ser:

La Exposición del Ninot, la plantà, la Cabalgata del Reino, los castillos de fuegos artificiales, la Ofrenda de flores a la Virgen y la Nit del Foc…

Convirtiéndose todas ellas en algunas de las imprescindibles citas falleras.

Porque tengo que decir a tod@ mis amigos del Blog de Noe, que…¡NI SE OS OCURRA VENIR EN COCHE O INTENTAR CIRCULAR POR LA CIUDAD ESOS DIAS CON VUESTRO COCHE!

Lo más tradicional es recorrer las calles de la ciudad contemplando las fallas, mientras se disfruta de un exquisito chocolate con bunyols de carabassa.

Ojalá haga una temperatura deliciosa (Como acostumbra la Climatología) para pasear y hacerse parte de esa gigantesca MAREA HUMANA de las calles…

Un delicioso olor a los BUÑUELOS típicos de Calabaza, en los puestos ambulantes; el ruido permanente de los PETARDOS (De diverso tamaño, debidamente regulados, para la edad del usuario), el olor a pólvora; el griterío de niños y mayores y…

¡¡¡LA MUSICA INCESANTE DE LAS BANDAS CONTRATADAS POR LAS DIFERENTES COMISIONES FALLERAS!!!.

¡Y más o menos, esto son las Fallas!; una Fiesta POPULAR y en la CALLE…Miles de valencianos; del resto de España y las Naciones Unidas gracias a los idiomas que escuchas en ellas.

Me encantaría, que la Tecnología, hubiese experimentado un grado de crecimiento tal, que pudiera mandaros los olores de mi Valencia en Fallas; Algún día se podrá.

Pero antes de aburrirles, deseo regalarles en esta Publicación tres cosas:

1.- Un Texto escrito por un Paciente de mi Consulta; Un brillante y amable hombre de incomparable experiencia en el Mundo Fallero, y para mí, un representante hoy, del Renacimiento del Siglo XV por la brillantez de su intelecto…

2.- Os describo brevemente lo que es una MASCLETA y el Enlace (Link) para que podáis escucharla…

3.- Uno de los TrendTopics de estas Fallas 2015: “Rap “El Caloret” de la Alcaldesa de Valencia en “La Crida” (Llamamiento a la Gente a que venga a las Fiestas, por la Fallera Mayor).

(¡¡¡PONED LOS ALTAVOCES A TOPE Y EN ESTEREO SI DESEAIS DISFRUTARLAS PLENAMENTE!!!…

Lo primero de hoy:

Me voy a permitir compartir con todos vosotros, un Texto; Escrito especialmente a petición mía por el Economista valenciano, D. José Toledo Navarro (Jurado Calificador de Fallas)

Quien sacando un tiempo del que carece y menos en vísperas de todas las Fallas, nos brinda una visión que sale completamente de lo que podéis leer en las Webs de Internet.

Tengo el inmenso Honor de ofreceros su Texto:
.
.
CONFESANDO A LAS FALLAS

Autor: José Toledo Navarro
Jurado Calificador de Fallas

Se acerca la fecha.

Poco a poco los monumentos de corcho, aquellos que antes nombrábamos de cartón-piedra, saldrán a las ciudades, pueblos y plazas sólo por unos días, antes que desaparezcan bajo las llamas del fuego purificador que da inicio a la primavera.

Con este gesto, los muñecos convertidos ya en cenizas, harán que las cosas, pensamientos y otros quehaceres mundanos lisonjeros se esfumen como por arte de magia -como marca la tradición-.

Por lo anterior, a menudo me he preguntado:

¿Cuál era y es el secreto de las fallas de Valencia?

Acaso ¿Radica en tener más dinero y poder? Evidentemente no; si efectivamente fuera así les aseguro que viviría en una continua depresión.

El verdadero secreto proviene del latín fácula, que significa “antorcha”.

Por tanto, tiene el mismo origen etimológico que la voz castellana “hacha”.

Por este motivo, el significado originario de la palabra falla fue precisamente “antorcha”, pero con el paso de los siglos ha ido evolucionando hasta lo que conocemos hoy.

Ejemplo evolutivo como es el proceso de creación de una falla: del cartón hemos pasado al corcho, y de las tradicionales maquetas, a los diseños digitalizados en tres dimensiones.

Entonces, con este sentido histórico y constante evolución, ya en siglo XIII de la mano de Fra Antonio de Canals (1352-1419), fraile dominico como San Vicente Ferrer, en la traducción que hizo del “Valeri Maxim” aclara que una falla u hoguera -como la nombra-, era simplemente una antorcha utilizada para alumbrar; motivo por el cual, también se encendían en momentos de alegría o fiesta, de ahí su significado festivo de la palabra hoguera.

Haciendo un salto significativo en la historia, en el siglo XVI de la mano del eclesiástico, escritor e historiador valenciano Gaspar Juan Escolano (1560-1619) es sus escritos, especialmente en “Las Décadas” que fueron editadas por Pere Patrici Mey en dos partes: la primera, titulada “Década primera de la historia de la insigne y coronada ciudad y reino de Valencia” que fue publicada en 1610, y, la segunda, titulada “Década segunda de la historia de la insigne y coronada ciudad y reino de Valencia” que fue publicada en 1611, conteniendo una relación de los hechos históricos acontecidos hasta el reinado de Pedro El Grande de Aragón, es cuando verdaderamente y de forma oficial, aparece el vocablo falla.

En este sentido, la palabra falla, se encendía en días especiales, ya sean cambios de estación o dedicados a un santo como por ejemplo San José, San Antonio y San Juan, y, al mismo tiempo, las que servían para anunciar o celebrar una batalla ganada como centro de reunión.

Por este recorrido, las rudimentarias fogatas llamadas como hoy las conocemos con el nombre de fallas, pasaron a hacerse con muebles y otros trastos inservibles que se quemaban en días señalados, como bien todos sabemos en San Antonio y San Juan en algunos pueblos de nuestra geografía valenciana.

Por tanto, aquí, es donde perdura y nace el sentido de festividad de las fallas; por ende, tenemos constancia pues, que en el siglo XVIII, se empiezan a ver en algunas localidades valencianas la costumbre de quemar ninots o muñecos, los cuales representaban comediantes y personajes que se pretendían censurar, criticar y reprobar. Esto evolucionó hacia el catafalco satírico y artístico que se ponía en la calles para quemarse la víspera de San José a finales del siglo XIX y principios del XX.

Todo lo anterior, nos hace pensar que el concepto de falla como su modelo, se enfrenta a una evolución continua. Tal y como conocemos hoy el concepto de falla.

Es un concepto que cambia de forma paralela a la sociedad, la diferencia de las fallas de antaño a las actuales, o sea, de las fallas -por ejemplo- del 2000 respecto a las de 1990, puede ser la misma que de éstas últimas respecto a la de los años setenta y así sucesivamente: principalmente, cambios estéticos y usos de materiales y mensaje.

A la sazón, para terminar este breve recorrido: “Confesando a las fallas”, solamente una premisa para los lectores: hay que unir esfuerzos, dejar a un lado los debates -políticos, ideológicos y religiosos- que amargan la existencia y apostar por un único objetivo como es el reconocimiento de las fallas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Esta y no otra, será nuestra principal tarjeta de visita que nos servirá de pasaporte para mostrar al mundo entero, nuestros valores que incluyen el que, aparentemente, es tan sólo un conjunto de manualidades de corcho y/o cartón-piedra en medio de un emplazamiento durante unos días: las fallas, fruto de respeto, cordialidad y caridad fraterna.
..
..
Mi otro obsequio a mis sufridos Lectores y Lectoras habituales del Blog de Noe es:

¡¡¡Una Mascletá!!!
.
Desde el 1 de marzo en Valencia, todo el mundo tiene una cita a las dos en la plaza del Ayuntamiento para ver la mascletà, la sinfonía del ruido….

La mascletà es un espectáculo para los sentidos: se oyen los masclets, se ve el fuego y el humo y se huele la pólvora, pero sobre todo se siente la vibración que sube por las piernas y recorre todo el cuerpo.
.
La Mascletá consiste en una sucesión de explosiones controladas de fuegos de artificio, con el fin de crear una armonía, un ritmo, que va aumentando con el transcurso del tiempo.
.
.
Se trata del trabajo que se rehaliza con pólvora y fuegos artificiales y en concreto una mascletá de las tradicionales que se celebran en las fiestas falleras valencianas.

Los petardos, los llamados “masclets”, están conectados a un sistema de cuerdas que explotan provocando un ruido ensordecedor.

Al terminar la mascletá, la zona donde se han disparado los petardos queda inundada del olor a pólvora y humo que tanto embriaga y gusta a los valencianos.
..
¡Escuchad esta “MASCLETA TRADICIONAL” en directo!.

(Y ahora ¡LA MASCLETA!…CUIDADIN CON LOS ALTAVOCES DEL EQUIPO…)
.
Entrad en el siguiente Enlace ”

..
Y el último obsequio, para que soltéis unas risas:

Enlace (Link) al famoso Rap “El Caloret”; Frase pronunciada por la Alcaldesa de Valencia en la Crida (Llamamiento a las Fallas por la Fallera Mayor de Valencia).

Rap “El Caloret” ; Alcaldesa de Valencia, Rita Barberá en “La Crida” (Fallas 2015)

Como muchas chicas de la Generación de Doña Rita Barberá (Años 50 – 60) no aprendían el Idioma Valenciano, pues era considerado entonces como propio de Gente Vulgar…

Incluso, en los Colegios de la Epoca, cuando una chica de Pueblo, alcanzaba a estudiar porque tenían “Posibles” sus padres, si hablaban en Valenciano entre ellas, eran tildadas por sus Condiscípulas de “CHURRAS”…

Por tanto, nunca aprendieron el Valenciano, debiendo esperar a que se hiciera obligatorio en las Aulas como Asignatura de Curso, hasta los años 80…

Curiosamente, los chicos, hablaban libremente en Valenciano (Fallas, el Campo, sus trabajos, etc.) sin que nadie se burlase de ellos…¡ ¿? !

Por eso no es de extrañar que Rita Barberá hablase una jerga inentendible y soltara lo que en Valencia se denomina: ¡ ESPARDEÑAS “.

Y aunque todo lo explicado por mí hasta aquí, disculpa a medias el “Quedarse en BLANCO”, como dijo posteriormente Rita Barberá, durante su alocución, sin duda su frase “El Caloret”, ya forma parte de la Historia de las Fallas de Valencia…

Entrad en el siguiente Link (Enlace) que demuestra las “Espardeñás” de la Alcaldesa de Valencia, cantadas con mucha gracia:

..
Y espero que todo lo expuesto, os haga visitar mi Ciudad y su Provincia durante las Fiestas Josefinas…

Todo el mundo es BIENVENIDO; nadie es un EXTRAÑO…

¡¡¡OS ESPERO A TOD@S, SEGURO QUE NO OS VAIS A ARREPENTIR Y SOIS BIENVENID@,S!!!

Con un gran cariño me despido hasta que la Benevolente Noe desee…Fernando (Cybertrauma).
.
¡¡¡FELICES FALLAS A TODOS Y TODAS!!! ¡¡¡FELICES FALLAS A TODOS Y TODAS!!! ¡¡¡FELICES FALLAS A TODOS Y TODAS!!!

Artículos Relacionados

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *