Hoy me han pegado mamá…

Hoy me han pegado mamá.
En el recreo jugábamos a un juego nuevo y se me da mal, me equivocaba, no sabía las reglas.
Empezamos de nuevo y volví a hacerlo mal, entonces Toni empezó a insultarme, a llamarme bobo, imbécil, delante de todos.
Algunos miraron a otro lado sin saber que hacer.
Otro se sumó.
Me defendí y yo también le llame imbécil, entonces me empujó, y caí.
No me hice apenas daño, pero me mojé el pantalón en un charco y empezaron a reírse todos, diciendo que me había meado.
Pasé tanta vergüenza…
No quiero volver a la escuela mamá.
No puedo… Toni me odia, y siempre se mete conmigo.

Y si fuese tu hijo?


 

Hoy hemos jugado a un juego nuevo mamá, pero Toni no sabe las reglas y tuvimos que empezar de nuevo, y volvió a liarse, le dije que no podía jugar porque no sabía pero no me hizo caso.
Me insultó. Y yo a el.
Le aparté, pero otro le empujó y se cayó, nos reímos mucho porque parecía que se había hecho pis encima.
Todos se rieron.
Se ha ido llorando.
No quiero volver a jugar con el.

Y si fuese tu hijo?

 

images

Y si uno de los dos fuese tu hijo?

 

Hasta dónde llega el bullying. Qué es?
No, no voy a hacer una entrada de experto(porque no lo soy), ni voy a buscar información, no voy por ahí.
La pregunta es qué es para vosotros, qué es para mi como madre?
Hasta dónde admitimos ciertos comportamientos o los consideramos acoso?
Utilizamos la misma vara para medir un mismo comportamiento si es nuestro hijo la víctima que si es el verdugo?
Cómo nos defendemos, cómo les defendemos?

Obviamente hablo desde mi perspectiva. Como madre y como persona que también ha sido niña y adolescente, y también ha tenido encuentros desagradables y probablemente en ambos bandos aunque en mi época no se hablase de acoso escolar
Y mi experiencia como madre con un niño de 4 años, casi cinco.
Cómo madre el mas mínimo comentario sobre mi hijo me duele, me afecta.
Como madre sus arañazos me arañan el alma, me rompen.

Con dos años, y sus primeras interactuaciones con otros niños; Era un niño movido(Lo sigue siendo), muy activo, y juguetón, como cualquier pequeño de su edad creo yo, nunca pegó a esa edad, o lo que yo entiendo por pegar, pero sí empujaba, y como era mas grande que los niños de su edad ha tirado a mas de uno. Con el consiguiente apuro por nuestra parte e intentando que entienda que no puede actuar así.
Siempre le hemos intentado inculcar la no violencia, y hemos actuado de árbitros a la mas mínima señal.
Pero a los dos años, pasó su fase.
Era un niño sin atención? No
Ha visto ese comportamiento en casa? Rotundamente no.

Con tres años y su primera vez en la escuela alguna peleílla ha tenido, arañazos, algún mordisco, pero nada fuera de lo común comparando con el resto. Aunque hemos seguido dándole mucha importancia. Tal vez demasiada para hacerle partícipe de nuestra forma de ver la violencia, de nuestra forma de luchar contra ella.
Los demás niños actúan igual? Si. Un juego habitual es jugar a peleas, y todos los niños de nuestro entorno juegan.
Pese a que no compremos juguetes bélicos, evitemos dibujos violentos o programas inadecuados.
Hemos evitado hasta el momento todo tipo de videojuegos…

Este año, con 4 años ya, ha cambiado el patrón, no es un niño que pegue, pero si viene muchas veces marcado, arañazos, mordiscos, algún golpe…
No le doy importancia(mucho menos en su presencia) y suelo decir(porque lo creo) que son niños y tienden a gestionar ellos mismos sus conflictos, que hoy das y mañana recibes, y no suele haber mayor problema.
Pero todos los niños son concienciados en sus casas igual que el mío?
Cuando me cuentan pequeños enfrentamientos no medio(al menos que este presente y pueda separarlos, lógicamente.), pero hasta dónde estoy dispuesta a admitir?
Dónde llega mi límite?

Llevo un par de meses preocupada, he sido testigo de varias agresiones, cuando digo agresiones hablo de pequeños golpes, pellizcos, empujones…
Algo relativamente normal a estas edades, pero mi hijo(en mi presencia) no se defiende.
Creo que le hemos inculcado tanto la no violencia, el no se pega, no se empuja, no…
Que se queda sin recursos, sin herramientas para defenderse, al menos estando nosotros delante.
A veces hablamos y cuando comenta que le han pegado le exhortamos a que pida ayuda, corra o grite, pero lo hace?
Ya le han inculcado el termino chivato hace meses, y en su mente infantil cree, pese a que yo le diga lo contrario, que decir que le están pegando es chivarse.

Cómo gestionarlo?
Qué entendemos por acoso?
Dónde empieza? Se que es un tema íntimamente relacionado con adolescentes, que humillan, pegan… pero dónde comienza?
A que edad pasa de ser un juego de niños para ser un problema?
Conozco familias que cuentan entusiasmadas como menganito de 3 o 4 años “puede” con niños mayores, como si de un acto heroico se tratara. Y premian su fuerza o instigan a saber defenderse…
Me aterra haber instruido con tanto empeño a mi hijo que el día de mañana no sea capaz de defenderse de ellos.
Dónde esta el límite para que no sea el que de pero tampoco el que reciba?
Conozco otras familias que una mano en un brazo lo toman como violencia e intervienen culpabilizando acciones desmedidamente.
Cómo no caer en eso sin que mi hijo crea que por no mediar no le quiero o no le defiendo?

Y si es fácil llenar páginas de empatía, y de educar, y respetar, pero estos conceptos son aptos para niños menores de 6 años por ejemplo?
Dónde están los límites de lo permitido? Cuántos arañazos, golpes, mordiscos curamos antes de dar la voz de alarma?
Puede una equivocación en las formas(mías) de quitarle importancia e instar a no, nunca, pegar, traer consecuencias negativas en un futuro?
Puede que si actuamos demasiado rápidos, demasiado prestos al mas mínimo abuso(Empujón, arañazo, mordisco) perjudiquemos al otro niño, le acusemos y marquemos injustamente tal vez por un mal día? Por una mala semana?
Cómo mediar sin ser injustos o precipitados?
Qué consideramos punible?
Un me ha quitado la merienda? Si no se lo doy se enfada? Me ha mordido porque quería eso?
Me ha empujado porque no quería jugar conmigo?

Cómo educamos sabiendo que otros educaran en vez de en ese respeto en ser el amo de la manada?
Cómo inculcar empatía si vemos que algunos padres no lo hacen?
Cómo protegerles?

 

 

Artículos Relacionados

22 comentarios

  1. Estoy pasando por esas mismas dudas en este momento, creo que mi niña está pagando la educación que le hemos dado, la de no agredir bajo ningún concepto, y créeme que hay dias que me arrepiento mucho de haberle edecado así…me alivia saber que no soy la única… No quiero llegar a decirle que ae defienda con la misma moneda,pero a veces….

  2. Estoy pasando por ese momento, creo que mi niña está pagando la educación que le hemos dado, la de no agredir bajo ningún concepto, y créeme que hay dias que me arrepiento mucho de haberle edecado así…me alivia saber que no soy la única… No quiero llegar a decirle que ae defienda con la misma moneda,pero a veces….

    1. Me pasó lo mismo, le eduqué para que no pegara a otros niños bajo ningún concepto, que recurriera siempre a un mayor y sin saberlo ha sufrido bulling durante toda su época escolar y fue el primer día de instituto cuando se detectó por parte de profesores. Lo bueno es que había un equipo muy preparado, actuaron enseguida y trabajaron con toda la clase durante todo el curso porque eran sus compañeros del colegio y de 29, 21 confesaron haber sido partícipes de acoso y derribo a mi hijo. Muy duro. Creo importante hacer una distinción entre no pegar a los demás y no permitir que nadie nos pegue. Optar siempre por el diálogo y las mejores maneras, eso está claro. A demás de educar a los niños para que no hagan daño a otros también tenemos que educarles para que no permitan que nadie les haga daño a ellos.

  3. Me identifico con sus palabras de madre preocupada porque en mi etapa de crianza de mis hijos y por haber inculcado en ellos el respeto y trato amistoso con los demás , viví esa situación de angustia al ver que no se defendían ni un poquito ; sin embargo sin convertirse en agresores llego la edad en la que supieron poner un límite y defenderse ( aclaro que ya en años superiores ) Entiendo su preocupación porque no se sabe cuanto le han enseñado a los demás

  4. bffff…este es un tema muy complicado. Soy madre de tres niñas, y las dos mayores van al cole. En casa, lo mismo que contais, intentamos educar en el respeto y en la empatía, no se insulta y bajo ningún concepto hay que reirse de nadie. Todos somos iguales. Ellas viven en una familia “diferente”, somos dos mamás, y con la mayor hubo algún episodio de más pequeña llamándola mentirosa y cosas por el estilo, y diciéndole que no tenía dos mamás. Venía llorando a casa. También otro tipo de comportamientos de compañeras haciéndole vacío, por lo que sea, y la veía sola en el patio, en un rincón….
    Es difícil. Cada cual sabe como educa a sus hijos…pero, y los de los demás??? Hay niños absolutamente crueles, pero luego, conoces a los padres, y efectivamente, ves que son su reflejo, reflejo de hogares en donde ven y escuchan cosas, que no son lo más correcto en la educación de un niño.
    Nosotras seguimos educándolas en el respeto, y me siento orgullosa de ellas, de lo blanco de su alma, de que no juzguen, de que vean a todos por igual. Hay que enseñarles también a ser fuertes, porque siempre va a haber alguien en tu camino, que te haga “la pascua”, y en edad escolar es muy común. Para los educadores es difícil también. Aunque les hablan mucho de civismo en clase, de educación, valores, empatía….no todos los padres somos igual de colaboradores. Lo dicho, hay hogares y hogares… Y le verdadera educación, es en casa. Lo sé de buena tinta, porque trabajo en un colegio muy grande, de casi 800 alumnos, pero no soy docente. Y veo y observo el comportamiento de niños, padres y personal del centro. Sería un debate muy largo este tema…
    Abrazos a todas las madres y padres 😉

  5. que complicado tiene que ser. la verdad es que no sé como actuaré cuando este en esa situación. Yo pienso en mi infancia, en mi feliz infancia,… en ella por supuesto que me han pegado e insultado pero como bien dices tú, ¿dónde esta el límite?

  6. Buf, tema muy complicado sí señor! Yo también soy de las que le inculco encarecidamente que no se pega bajo ningún concepto, y entre ellos tienen las peleas típicas de hermanos pero a los demás, creo y espero, que no les pegan (aunque algún empujón han dado) lo de defenderse no sé como lo llevan porque, afortunadamente, no han tenido que hacerlo, y espero que siga así por mucho tiempo. El límite no sé dónde está desde luego, yo creo que el problema estaría, por ejemplo, en el momento en el que el niño no quiere ir al colegio por miedo, ahí algo falla ¿no? Un beso!

  7. Yo también inculqué la no violencia a mi hija, pero tras curar heridas día tras día durante todo el primer trimestre del cole y ver que nadie hacia nada, y ver como poquito a poco mi hija salia triste del cole, un día vino llorando, diciendo q le habían pegado cuatro niños. Cambié mi estrategia.
    Le he explicado q pegar está mal pero que hay que defenderse, que no se quede quieta esperando otro golpe. Además le he pedido que se aleje de los niños que le pegan. Son 25 en clase y tiene donde elegir para jugar. Los amigos te cuidan, no te pegan. Es nuestra máxima.
    Ha funcionado.

  8. Yo tengo un niño de 6 años. Y en infantil cansada de escuchar siempre que fulano me pega. Y de tratar siempre de ser educada y respetuosa. Un día le dije defiéndete. Que paso? Al tiempo me llegó una nota que mi hijo había pegado a otro niño. Si hubiera sido a fulano, no se si me habría molestado tanto, no me gustó y lo hablamos. Se mostró arrepentido a las semanas vi una foto suya en.la web del.cole el niño al que había pegado salia junto a mi hijo cogidos por los hombros tan amigos. Los arañazos y los golpes en primaria Ya no se dan tanto. Será parte de la edad??? Ahora la cosa no es que mejore mucho. Ayer mengano para quitarme el balón me bajó los pantalones me contó…. Y si me permites la licencia hay idiotas adultos que de pequeños que fueron??. Es algo que realmente me preocupa y espero que el.Centro.controle y tenga tolerancia cero.con este tipo de situaciones.

  9. Tema muy delicado e importante. Soy un joven de 23 años Graduado en Psicología y que creo que sufrí acoso, y digo “creo” porque yo no lo viví como tal, es decir, lógico eran comportamientos y palabras hacia mí que no me agradaban pero tenía mi grupo de amigos y yo no me sentía “sobrepasado” hasta el punto de no ir a clase, pero con el tiempo se que eso era acoso.
    En primer lugar comentar algo común en todas vuestras opiniones y es sobre cómo educáis a vuestros hijos/as, yo voy a hablar desde el punto de vista personal, no profesional, aunque habrá de todo sin quererlo. Creo que es positivo inculcar el rechazo a todo tipo de violencia en ellos/as y hacerlo de forma normal, de igual modo que les explicamos que en la silla hay que estar con el culo en el asiento y no con las rodillas, les decimos que la violencia es una forma errónea de hacer las cosas, ya sea solucionar un problema, explicarle algo a alguien o dirigir la frustración o incertidumbre que te provoca la diferencia en el objetivo de tu violencia. Por otro lado también creo que es relevante que tengan claro que os tienen, que tienen vuestro amor y confianza para compartir cualquier cosa que les pase en el colegio, me duele leer palabras como las de Silvia, que era desconocedora del acoso de su hijo/a.
    En segundo lugar y sin entrar en las causas que puedan provocar que el comportamiento de un niño/a sea violento (es algo muy difícil de saber porque incluso puede ser multicausal, educación, patrones familiares, falta de comunicación o habilidades de relacionarse, posible víctima de maltrato…) quería comentar algo que me parece relevante, y es la perspectiva del centro ante este tipo de comportamientos que desgraciadamente SIEMPRE han existido en los centros escolares, a veces este mismo hecho parece un justificante ante la inacción del centro, y me molesta muchísimo, porque siempre haya pasado no significa que esté bien, cierto que “los niños/as tiene su forma de arreglar las cosas” pero creo que el límite a veces es claro. También creo que el peso del número de centros de naturaleza religiosa en nuestro país es un lastre en este sentido, porque partiendo de que no es una educación en la diversidad (en general) es poco objetiva y no tienen en cuenta muchos aspectos importantes, y hablo desde mi propia experiencia.

    Perdonar por el extenso comentario. Un saludo.

  10. Es un tema que da horror, porque he leído historias en las que nadie había notado nada, pero el niño había sufrido mucho, y siempre me pregunto cómo es posible que no se note algo, pero la realidad es esa. Interesante post. Gracias.

  11. Qué acertada en tus apreciaciones. Siento que estéis en esa situación. Nosotros también hemos educado en el respeto a los demás, en que no está bien pegar. La verdad es que nunca he visto un mal gesto de mi hija hacia otros niños, pero hubo un momento en el cole en que tenía una “amiga” (mi hija consideraba que ella era su mejor amiga) que a veces la pegaba y mi hija no se defendía. No se llegó a dar, gracias a Dios, una situación de acoso. Me horrorizaba que cundiese el ejemplo de su “amiga” y otros niños pegones, al ver que mi hija no se defendía, la tomasen con ella. Varié mi discurso. No se pega, pero si te pegan, además de avisar a un adulto, puedes pegar para defenderte. Ni todos los niños son iguales ni todos los padres educan igual. Entiendo perfectamente tu preocupación sobre si tu educación le ha situado como parte débil en su relación con sus compañeros. Espero que todo se solucione bien. Un saludo.

  12. Te leo y me veo.
    Mi hijo ya tiene nueve años y en el cole le pegan y le dan de lado porque no sabe jugar al fútbol.
    Él sabe que no se pega, pero asume que otros lo hacen y se resigna. Y se me parte el alma y dudo, he hecho bien?
    Expuesto el conflicto a profesores y padres, resulta que yo debería haber enseñado a mi hijo a defenderse. No sería mejor que enseñáramos a los niños a no pegar ni insultar ?? No sé, digo yo…
    Sólo espero ayudarlo a comprender la situación, que siempre acuda a mi en busca de consejo y apoyo (o al menos consuelo).
    Gracias por tu blog, es inspirador.

    1. Me rechina!!! le pegan y la culpa es tuya por no enseñarle a defenderse? ve a escolarización! pide ayuda psicológica, no puede resignarse, no puede ver normal que le peguen, defiéndele, si hace falta salir corriendo y pedid plaza en otro sitio. Gracias por desahogarte aquí. animo, fuerza y sigue luchando por tu niño. un abrazo guapa

  13. Hola a todos. Veo que no soy la única preocupada por lo que pueda pasarle a mi hija en clase. Yo también la eduqué en que no se pega bajo ningún concepto y lo interiorizó tanto que ahora es incapaz de defenderse. He tratado de darla herramientas para que se defienda verbalmente, pero ante ciertos niños creo que es incluso contraproducente, y lo peor no son los niños, sino que ciertos padres a veces están orgullosos del comportamiento de sus hijos, les creen líderes y eso les agrada.
    Total, que con 7 años se que no va a acudir a un “mayor” para no ser “chivata” pero tampoco va a defenderse y/o enfrentarse a nadie. ¿y yo como la educo ahora para que sobreviva? Salu2.

  14. Como maestra os puedo decir que son muchas las veces que tienes que mediar en conflictos entre peques que se han pegado que acaban con la frase: me dicen mis papás que si me pegan que pegue, o lo que es peor, tener tutorias con padres que te lo dicen abiertamente!! Mi hija aun es pequeña y no sé cómo actuaremos el día de mañana, pero viendo como es ella, sufriremos….

  15. Tema complicado de los de verdad! Yo siempre le inculque a mi pequeño que no debe pegar a nadie, ni reírse…. Empatia!
    Pero cuando empezó en el cole este año en P3, vi que en alguna ocasión que si le pegaban o le decían algo lloraba y no se defendía. Yo lo siento muchísimo pero ya le inculco que si le pegan que pegue!! Que se defienda por el mismo! Sabe que en ningún concepto debe pegar a nadie porque si pero que si necesita defenderse de algún golpe que responda igual! Si no pienso que al final alguien, en el caso que no se defendiera, le acribillaria usaría esa indefension para acribillar más. Así pienso yo que hago lo mejor para mi pequeño…

  16. El primer año de cole de mi hija volvía a casa todos los días con alguna historia. El primer día del segundo trimestre 4 niños le pegaron. Eso cambió mi perspectiva. Le dije no quiero que jamás me digan que has pegado a alguien, pero si te pegan defiendete. No sé si es o no lo correcto. Pero tras unas semanas de “aprendizaje” dejaron de molestarla. Esos niños han dejado de pegar, aunque siguen molestando de palabra al más débil. Serán acosadores el día de mañana, probablemente. El cole no hace nada y sus padres tampoco, pero al menos mi hija sabe cómo defenderse de palabra y obra y no les tiene miedo.

    1. Que duro tener que decírselo para protegerlos.
      Y que tristeza que haya familia que consientan.
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *