Habas mágicas

Habas mágicas.
Pallú encontró un haba en un cajón.
Como un tesoro la sintió. Decidió que debía ser mágica, y aunque todos le dijeron que sólo era el haba de un roscón de navidad, el decidido, la plantó en una maceta del balcón.
-Pallú, no crecerá, le decían.- Y el pensaba pobres, no tienen esperanza ni fé. Cuando crezca yo también la perderé?
Días después, cuando ya nadie recordaba el haba de Pallú, el seguía regando la maceta. Y esta aunque seca, se impregnó de magia y amor y decidió florecer…
Y comenzó a crecer, y crecer, y crecer, y bien arraigada en la maceta se abrazó al balcón y siguió trepando el edificio. Todos se sorprendieron, pues su tallo, fuerte y magnífico quería llegar al cielo.
-Os lo dije, era mágica!!- Pallú se preguntaba, dónde llegará?
Y cuándo cruce las nubes? Seguirá creciendo?
Aventurero y curioso decidió comprobarlo, y comenzó un ascenso de hoja en hoja. Aunque el esfuerzo era grande, pues no se veía el final y estaba muy cansado, no se rindió. Traspasó las primeras nubes y el sol le calentó el rostro, y cuando ya parecía que no había final, llegó a una nube, la mas blanca de todas.´
La nube era como un campo azul, cientos de pequeñas plantas perfectamente alineadas, de distintas tonalidades de azul y cuajadas de pequeñas perlas, como gotitas de agua…
-Quién eres tu?- Como un trueno, sonó la voz.
-Oh! Qué susto!! Yo soy Pallú y tu?
-Yo? El señor de las lágrimas! Cómo has llegado hasta aquí?
-Por el tallo de mi haba mágica.
El anciano miró la planta y tras rascarse la barbilla le explicó a Pallu que no era un haba, sino una semilla de Tristana:
-Se me cayó en navidad, bajé a buscarla pero se debió de quedar enterrada en un montón de harina y no fui capaz de encontrarla, pero las Tristanas son tan listas que me ha encontrado ella.
-Tristana? ah! Se llama así? Y esas gotas brillantes que cuelgan?
-Mira esta azul oscuro es una Tristona, y sus flores son lágrimas desgarradas. Las azules claras son Tristanas, y sus lágrimas son contenidas, mas pequeñas. Y las verdosas, son Emocionarias.
-Y para qué sirven?
-Para que sirven las lágrimas? Son muy importantes en el mundo!!
-Pero las lágrimas son tristes.
-No, son necesarias. Mis lágrimas hacen una gran labor, limpian el alma de tristeza, la curan, y se mezclan con el dolor y lo arrastran a través de los ojos para dejarlo fuera.
Verás las de las Tristonas son lágrimas cuyo poder es arrastrar la tristeza más grande y el dolor más fuerte, son las que evitan guerras y luchas.
Las Tristanas, aunque pequeñas, curan las pequeñas heridas del corazón y dan aire y alivio, y ves las mas verdes? Las Emocionarias?? Se llaman Alegrancias, son esas que se escapan cuando nos emocionamos, y tienen alegría y sentimiento.
-Y tu las cuidas?
-Claro! Soy el jardinero!
Mientras le contaba la historia, su Tristana había arraigado en la nube y comenzaba a florecer al tiempo que el tallo gigante perdía su verdor.
Tienes que bajar rápido, esta Tristana ha encontrado su lugar y comienza a secar su tallo.
Recuerda cuando necesites llorar de dónde proceden las lágrimas! Son muy necesarias y no debes esconderlas ni guardarlas, porque limpian el alma y ponen tiritas a tu corazón.
Baja con cuidado, no vayan a caerse si las mueves…

haba

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *