El mejor colegio del mundo…

Primer día de cole

El mejor colegio del mundo.
Yo conozco el mejor colegio del mundo, no está en Finlandia.
Está aquí, y es el de mis hijos.

En el mejor colegio del mundo los niños son tratados con el respeto y el cariño que merecen.
Son escuchados, y sus emociones son lo primordial, por encima del curriculum.
En el mejor colegio del mundo no importa si tienes 3 años.
3 años es edad suficiente para ser escuchado, y para que tus opiniones y sentimientos tengan importancia.

Os voy a contar un episodio real, ocurrido hace apenas un par de semanas.
Mi hija escolarizada felizmente desde Septiembre, desde el primer día adaptada y encantada con ir al cole de pronto dijo que no quería ir a clase una tarde.
Una niña de tres años dijo tajantemente que no quería volver más a clase.
No me preocupó en absoluto, me explicó por encima que un niño le había pegado y no le di mayor importancia, la verdad.
– Me ha pegado, me ha llamado tonta, dijo.- Son niños… No pasa nada.
Puede que fuese un error por mi parte, pero pensé que se le pasaría. Tendrá un mal día, estará cansada, querrá quedarse en casa para jugar…
Realmente no creí que un episodio que relataba ocurrido 4 o 5 días antes le hubiese afectado tanto. No creí que una pequeña riña pudiese tener mayor importancia. Me equivoqué.
Simplemente decidimos que no iría esa tarde. Podíamos permitirnos no asistir, que se quedase en casa. Creí que tal vez al día siguiente se le pasaría. Eso si, debía acompañarnos al colegio porque su hermano si quería ir.
Y nos cruzamos por los pasillos con su profesora, y fue su hermano quien le conto que no quería volver y le contó el episodio ocurrido en otra clase, cuando juntas a los niños de mismo ciclo ( Infantil. 3, 4 y 5 años) para hacer talleres en común.
Después de 4 meses de feliz asistencia algo había cambiado. Y le dieron inmediatamente una gran importancia, porque no era una actitud normal en ella.
Le pidió que esa tarde se quedase en clase, a ver si podían arreglarlo y si seguía sin querer volver se podría quedar en casa al día siguiente.
Una negociación entre iguales, un respeto y una coherencia que no se acostumbra a tener en el trato con los niños pequeños.
Sin imposición, sin miedo, sin amenazas. Como hablaría con un adulto.
Dando importancia y credibilidad a sus deseos y sentimientos.

En clase descubrieron quien le había pegado y dicho tonta, otro niño, dos años mayor, compañero de clase de su hermano, sin maldad, en mitad de una actividad. Un pequeño empujón para apartarla y una palabra a la que no da importancia, “tonta”.
Ella sabe que eso no se dice, nosotros sí le damos importancia a las palabras en casa, sabe que no se debe llamar tonto a otro, que es un insulto. Tal vez por eso le dolió tanto, sentirse menospreciada.
Es además una niña muy sensible, para ella es todo un insulto, con un hermano mayor en casa quiere estar a su altura, imitarle y llegar a todo como el, para ella es muy importante. Sentirse mayor.

Cuando volví a recogerla me explicaron, que aunque el niño en cuestión no había asistido ese día la acompañaron a su clase y hablaron con todo el grupo. Aprovechando para explicar el conflicto y que no debía repetirse más, educando así grupalmente. Y dándole seguridad a ella, haciéndole sentir de nuevo segura y reconfortada.
Y ahí podía haber quedado como una anécdota sin importancia para tranquilizar a una niña de 3 años.
A la mañana siguiente al dejarla en clase, otra profesora le pidió que le acompañase porque el niño en cuestión sí había ido esa mañana, trabajaron el problema individualmente instando a ambos a solucionarlo, dialogando, desde el conocimiento de que se había cometido una mala acción.
Nada de pídele perdón y un abrazo, sino haciendo ver las consecuencias de los pequeños actos.
Le pidió disculpas entendiendo el significado y le dijo que no volvería a hablarle así.
Una reacción normal y natural, fruto del aprendizaje, nadie medió, puesto que la acción fue considerada con la importancia que merece desde un primer momento.

Se magnificó un hecho que ocurre a diario en todos los colegios del mundo?
NO. Se actuó como debiera hacerse en todas partes, condenando la violencia de cualquier tipo.
Haciendo participes al resto de niños implicados, como observadores y como compañeros.
Haciendo visible la violencia entre los pequeños para que sean conscientes de su peligro y de la importancia de saberla señalar.

Ha aprendido que nadie, jamás bajo ninguna circunstancia debe menospreciarla.
Han aprendido que nadie, jamás, bajo ninguna circunstancia debe menospreciar a otro.

Ha prendido que sus sentimientos y sus deseos son escuchados.
Han aprendido que todos tenemos sentimientos, que nuestras acciones afectan a otros y debemos escucharles.

Ha aprendido que un niño por pequeño que sea merece que sus preocupaciones sean consideradas.
Han aprendido que todos los niños, desde muy pequeños merecen respeto y consideración.

Ha aprendido que el respeto no entiende de edades y que siempre debe mantenerse.
Han aprendido que los profesores no trabajan con ellos desde la altura de su responsabilidad, sino mirando a los ojos y acompañando desde abajo.

Ha aprendido que es un ser humano, una persona.
Que su altura y edad no le restan derechos ni respetos.
Lo han aprendido todos.

Ha aprendido que todos nos equivocamos y que también hay que saber reconocer los errores y solventarlos.
Así como aceptar unas disculpas de corazón y comenzar de nuevo perdonando.
Ha aprendido a mirar de cara a los problemas. Que jamás hay que ocultarlos.
Y que juntos, es mas fácil solucionarlos.

Ha aprendido que es importante, única y especial, como el resto de niños, también fuera de casa. Para todos los adultos que cuidan de ella.
Cómo serían los colegios e institutos si se actuara con esta seriedad en cualquier conflicto desde infantil?
Existirían tantos casos de bullying como ahora?
Cómo crecerían todos los niños sabiéndose escuchados y sabiendo que sus emociones y sentimientos son lo primordial en la escuela?
Cómo crecerían todos los niños sabiendo que los sentimientos y emociones del resto son lo mas importante? Por encima de los resultados académicos?
Hoy puedo decirlo con orgullo. Mis hijos van a la mejor escuela del mundo, con un equipo docente que trabajan con el corazón.

Porque los profesionales son los que forman los colegios. No las aulas, ni los materiales, ni las pizarras electrónicas…
No importan unas instalaciones impresionantes(Las nuestras no lo son).
Ni necesariamente deben ser escuelas libres o alternativas. (El nuestro es un colegio concertado católico)
Tan sólo importa la calidad humana de quienes día a día cuidan y enseñan a lo mas valioso que tenemos.

Nuestros hijos.

El mejor colegio del mundo, es el ejemplo de como deberían ser todos los colegios, lugares donde lo primordial, es la felicidad y el bienestar de nuestros hijos.
Simplemente felicidades y gracias.

 

 

Primer día de cole

Artículos Relacionados

7 comentarios

  1. El tratamiento que le han dado me parece muy bueno. Me alegro mucho. Es importante darle la importancia que tiene. También yo pienso que lo que hace de un colegio un buen colegio es, en un porcentaje elevadísimo, su profesorado. De ellos depende el éxito o el fracaso, tanto en lo educativo como en el aspecto más puramente formativo. Gracias por contárnoslo.

  2. Leerte… Es la mejor muestra de que las PERSONAS podemos cambiar las cosas! Enhorabuena! Me parece que todos deberíamos valorar las cosas bien hechas y hacerlas públicas…. (A veces solo nos centramos en pregonar a los cuatro vientos las críticas negativas)
    Todavía queda mucho camino….. Pero se van viendo pasitos…. Como padres y educadores deberíamos tener más presente y clara la educación emocional.
    No hay nada más gratificante que ver a un niño deseando ir al colegio feliz!
    Su salud y asertividad del futuro está en la felicidad de hoy, y esa, es una labor de toda la sociedad!

    Un besito a la afortunada y felicidades a vosotros y sus maestros! (cosas que se consiguen en equipo, y por supuesto desde el respeto)

    1. Nos queda mucho por hacer desde luego, pero hay que contar muy alto lo que mejora, lo que cambia, para que se repita! Un abrazo preciosa te echaba de menos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *