Los malos padres…

Y tras “Los-malos-hijos” , llegan:
Los malos padres.
Y lo dice quien no los tiene, desde su gran experiencia.
No, no te juzgo, porque yo también fui tu.
Idiotas nos llaman.
Sí, un poco la verdad, es tener un hijo y te atontas.
Porque hay que ver todo lo que sabemos de hijos antes de tenerlos, sobre educación, sobre niños, sobre comportamiento infantil…
Y el mismo día en el que te lo ponen en los brazos, la gilipollez abduce tu cuerpo.
Lo sabemos. No tiene cura…

Y es que tu lo tienes claro.
Cada vez que el bebé del vecino te despierta a las 4 de la mañana sabes que no te pasará, porque tu hijo no será un malcriado desde la cuna.
Dormirá toda la noche, qué es eso de despertar a los vecinos? Cólicos dicen! Qué tontería!
Malcriados desde la cuna, dices tu, tanto meneíto y tantos brazos, que los tenéis atontados.
Si te molesta hasta que se crucen contigo en la escalera, y los evitas en el ascensor.
Esa mirada perdonavidas cuando pasan por tu lado en el supermercado y atoran la cola en la caja con su carro gigantesco lleno de pañales, toallitas, yogures y leche, que sólo compartir cola quita glamour a tu cestita con ginebra, tónica y pepino.
Lo sabemos, damos pena.

Y sonríes mientras les miras. Y abrazas a tu chica y compartís mirada.
Y entre risas comentas cuando sales,  vaya pena!
Y os acordáis de esos colegas, que tuvieron el bebé hace unos meses, un día de estos tenéis que venir a tomaros unas copas. Cosas de adultos, ya sabéis!
Sin niño? Si tiene 4 meses, bueno pero porque le dejéis con la abuela un día?
Que también merecéis vida!
Pringados!
Tu nunca perderás tu toque cool, ni permitirás que tu chica vaya con la camiseta manchada de leche, ni con esos pelos, que no sabes si han tenido hijos o es que hacen lucha libre.
Y siempre con algún lamparón, los niños de los demás son máquinas de babas, mocos y manchas, si tu los tienes algún día no te pasará, seguro.
Tu seguirás con tu ritmo de vida y no perderás ni un ápice de libertad.

Eso piensas también con los compañeros en el trabajo, cada vez que ofreces una caña a la salida, y ves como salen a la carrera los padres de familia para llegar a tiempo de ver despiertos a sus hijos.
También lo piensas, pringados! Porque tu no piensas perder tu vida social, por supuesto!!!
Sólo faltaría, qué pasa? Ni que se fueran a perder tanto, pues que se duerma sin ti, por un día…
Así los estará malcriando…
A ti no te pasará. Tu no cambiaras tus prioridades.
Por no hablar de que se creen que por tener hijos pueden tener derecho a todo, porque si tu pides un día para pillar puente lo entiende todo el mundo, pero pedir un día para ver el festival del niño? Y todas a tragar! Que tiene hijos! Y a ti qué?

Y te pones de los nervios cada vez que algún niño interrumpe vuestra paz en la cafetería de la esquina, deberían prohibirlos, te molestan sus voces agudas y estruendosas, y sobretodo te molesta tanta parafernalia, tanto hablarles y darles voz y voto.
Acaso a ti te criaron así? Experimentos! Y seguro acaban mal.
Y buscas hoteles only adults. No vaya a ser que algún crío os amargue las vacaciones, y hasta en los aviones pides los últimos asientos, que a las familias las ponen delante, para que no os den el viaje.
Y termináis huyendo cuando veis a vuestros antiguos amigos, que como infectados por alguna rara enfermedad han cambiado y se han convertido en muertos en vida.
Aunque os dan pena, la verdad, ya no salen como antes, ni viajan sino es a sitios con piscinas de bolas, y los veis por las tardes en el parque muertos de asco, mientras vosotros vais a vuestras clases de pádel… No habrá niñeras?
Y miráis hacia otro lado, no sea que os vean y os enganchen, que luego solo saben hablar de pañales, de colegios y de corrientes educativas, un autentico horror.
Tranquilos nosotros también huimos al veros…

Tu eres de los que se escandalizan cuando se sacan una teta para dar de mamar a un niño, hombre!
Si tu eres muy progre pero eso se hace en casa! Que estamos comiendo!!
Y cuando no queda otra que aguantar a esos amigos, que decidieron tener hijos y se han vuelto tan raros, y os pasáis la noche evaluando cada movimiento.
Si los niños se manchan, porque vaya falta de modales, y sin terminar el plato.
Qué es eso de que no pueden comer de todo? Los niños no comen sushi? Comida para niños dicen, que los bebe son comen pescado crudo…
Si hablan, que en vuestros tiempos los niños no interrumpían, y les escuchan! Prefieres darle conversación a tu hijo de tres años que a mi?
Si no paran, niños o monos? Qué horror!!! No paran quietos!!
Vaya forma de educar!
Que son pequeños dicen!
Y cuando acabáis de cenar, ya os vais? Claro que los niños tienen sueño, y como se duermen con papa…
Pero duermen con vosotros? Habrase visto! Así serán! Unos borderline!
Madre mía qué futuro! Los niños tienen que dormir solos. Qué pena de pareja, a lo que han llegado
Educar en firme, eso necesitan, y no tanta tontería.
Y estos son los que heredarán el país!

Menos mal que a vosotros no os pasará, porque a vosotros no os gustan los niños, lo sabemos.
Y preferís vuestra vida perfecta de cine los jueves, cenas los viernes y copas los sábados, y vuestras excursiones los domingos y vuestras vacaciones y vuestros fines de semana glamurosos.
Y no pensáis renunciar a nada de eso, y cuando os llegue la hora, tenéis claro que vuestros hijos no serán así, y, no, no, no os cambiarán la vida, ni os convertirán en unos solemnes imbéciles!!
Serán educados y silenciosos desde recién nacidos, y limpios, y cuando crezcan, serán dignos hijos vuestros.
Faltaría más!
Y no renunciareis a nada, ni a vuestra vida social, ni a vuestro espacio, por qué habíais de cambiar nada?

Lo se. A ti no te pasará.

Tu serás un buen padre, por supuesto.

Firmado una imbécil, A quien no le gustan los niños(Ajenos) y que pensaba exactamente como tu.
Hasta que un día un niño, me cambió la vida… A mejor.

family

Artículos Relacionados

2 comentarios

    1. Has dado en el clavo, antes de tenerlos creemos que podremos elegir, que serán objetos, y el mundo nos sorprende cuando nos descubre padres de seres maravillosos, perfectos, con preferencias y mundos propios 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *