Hija mía:

Hija mía:

Un día más. Uno tras otro.
Una mujer quemada por su pareja. Comparto la noticia de quien defiende que no es violencia de género.
Una mujer maltratada. Una más… Asesinadas.

Mujeres. Por ser mujeres.

Propiedades de alguien que un día decide quitarle el derecho a vivir.
Violaciones, la culpa de ellas por estar allí. Que hacías así vestida? A aquellas horas? No te negaste lo suficiente. Estabas provocando…
Víctimas avergonzadas, culpables de ser víctimas.
Una mujer asesinada, una mas. Ella también denunció. Pero no sirvió de nada.
Una niña abusada por su padre, una justicia que desampara, porque un padre siempre tiene derecho.
Aunque sea un perturbado pederasta. Será alienación parental, aunque un medico escriba un informe de sospeche de abusos.
Una madre en lucha por sus hijos.
Hombres condenados por violencia de género que sin embargo reciben custodias. Que matan a sus propios hijos…
Violencia, violencia, violencia. Contra las mujeres. Mujeres, madres, hermanas, hijas, novias…
Humanas. Noticias que pasan desapercibidas en los periódicos, entre el fútbol y la política.

Hija mía quiero educarte en igualdad con tus hermanos.
Tengo dos hijos y necesito educarles para que respeten, para que sientan como iguales a las mujeres de su vida, a todas las mujeres.
Pero no puedo. No me dejan.
Necesito que mi hija, tu,  sepas que no estarás sola. Ocurra lo que ocurra.
No estarás sola, la sociedad estará contigo, la policía, la justicia, los medios, las otras mujeres…
Necesito educarte para que sepas que por ser mujer algún día necesitarás no estar sola. Necesitarás que te defiendan la policía, la justicia, los medios, las otras mujeres.
Debo educarte  para que sepas que por ser mujer tiene desventajas.
Que puede que te cruces con alguien a quien la sociedad haya enseñado que la vida de una mujer vale menos.
Que tal vez un día te cruces con alguien que crea que puede utilizarte, pegarte, insultarte, violarte, matarte.
Y ese día necesitarás saber que no estás sola.

Y si no fuese así? Y si mi hija el día de mañana se convierte en una de esas que denunció y pese a todo la mataron?
Y si mi hija el día de mañana descubre que no la respetan? Y si vive con miedo? Y si la maltratan?
Y si es víctima de una violación?
No se si quiero contarle ese sueño perfecto en el que la sociedad en masa gritará ante su indefensión.
No se si quiero contarle que habrá jueces que le harán sentir culpable por los crímenes que cometieron otros. No se si quiero que sepa que tendrá que justificar sus actos.
No se si quiero que conozca que tal vez tendrá que conocer la injusticia que defienda los derechos de su maltratador.
No se si quiero que aprenda que por ser mujer sus derechos serán menores.
No. NO. NO QUIERO!
Y si cambiamos el discurso?
Querida hija, si el hombre al que amas te maltrata, no te ama. Te cuenten lo que te cuentes, es así. No te ama. Aléjate de el.
Huye, no temas. Huye, denuncia… Y defiéndete hija.
Defiéndete por si acaso esta sociedad no se ve capaz de defenderte.
Estás sola hija. Digan lo que digan los políticos es así.
Así que piensa fríamente, porque no te quiero muerta, hija, defiéndete!
Si te pega, levanta la cabeza y ante la menor oportunidad defiéndete, golpéale más fuerte. Los más fuerte que puedas.
Grita basta! Grita, lo más alto que puedas.
No esperes a que sea la sociedad quien lo haga en tu entierro.

Si temes por tu vida huye, pero mirando atrás, si te amenaza y ves el momento adecuado, defiéndete!
No seas la víctima, no permitas que nadie llore en tu funeral. No quiero ver tu funeral, hija mía.
Ante el primer golpe no te amilanes, tu y yo lo sabemos, después del primero vendrá un segundo, no! No temas, no te escondas, hazle frente.
No permitas que destroce tu vida, no dejes que nadie te convenza de que puedes vivir el resto de tu vida mirando hacia atrás.
Temiendo.
Viviendo con miedo.
No te quiero con miedo, hija mía. Plántale cara, golpea.
Prefiero mirar al juez a la cara a tu lado, con la cabeza alta, que sola y llorándote.

Si alguna vez te intentan violar defiéndete, hija mía.
Defiéndete pero no porque alguien te culpe por no haberlo hecho, no porque te vaya a amar menos, no porque alguien vaya a hacerte sentir sucia, o menos válida.
Defiéndete, porque mereces respeto, porque mereces decidir que hacer con tu vida, con tu cuerpo, con tu alma, con tu sexualidad.
Defiéndete, muerde, pega, grita, golpea, empuja, mata

Por una vez si te ves en esa tesitura, hija mía, quiero que olvides tu educación, que olvides el respeto que pretendo enseñarte, que olvides que todas las vidas son iguales, y defiéndete, muerde, pega, grita, golpea, empuja, mata.
Porque todas las vidas no son iguales, te hemos mentido, tu vida es más importante que la del asesino, que la del violador, que la del malnacido que te quiere muerta.
Te hemos mentido. Los hombres y las mujeres no son iguales.
Vas a descubrirlo mas adelante hija mía, descubrirás que temeremos por ti más que por tus hermanos. Descubrirás que tendrás menos oportunidades en el mundo laboral, que tu condición de mujer, de madre, te cerrara puertas en muchas ocasiones.
Descubrirás que habrá quien te valore con menosprecio por ser mujer.
No temas, no te acostumbres. Lucha.

Defiéndete, defiende tus derechos desde el primer día. Alza la voz. No admitas como normal la injusticia.
Siéntete fuerte para luchar, para pelear, exige que te defiendan, pero por si acaso no acude nadie defiéndete.
Márchate si te insultan.
Corre si te gritan.
Pero si te golpean, golpea.
Muerde si te muerden.
Empujan si te empujan.
Pega si te pegan.
Si quieren matarte, mata, hija mía.
(…)

No quiero llorar mas víctimas.

Esto me gustaría decirle a mi hija. pero no puedo.
Porque estaría alentando la violencia.
Pero no puedo, porque vivimos en una sociedad que nos defiende.
Y sin embargo tengo miedo. Miedo.
Tal vez el día en el que todas dejemos de tenerlo cambie el mundo…
Tal vez el día en el que las mujeres decidamos defendernos, cambie el mundo.
Tal vez ha llegado el día en el que como mujeres debamos cambiar el mundo.

No quiero huir más. Plantemos cara.

No queremos seguir siendo víctimas.

No queremos seguir enterrando mujeres víctimas de la violencia de género.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *