El Coro infantil de toses y estornudos de cada año…Atchis!

Queridos amigas y amigos lectoras y lectores de mis Publicaciones en
este Blog:

Al escribir mi última Publicación para del año 2017, que mejor que
hacerlo con algo habitual en estas fechas navideñas…

Por eso me he atrevido a contaros cosas evidentes de la que no nos
“libramos” ningún Médico en estas Fechas.

“El Coro infantil de toses y estornudos de cada año…Atchis!”

Y ya tenemos el Coro de todos los años…

No, no me refiero a los cantos de los Villancicos propios de estas
fechas navideñas.

El Coro al que me refiero es al de las toses, estornudos, los ruidosos
y diversos modos de sonarse y el montón de tópicos típicos de cada
lugar.

Como escribía un Compañero en su Blog “El Supositorio” en el año 2015…

«Danos hoy la gripe nuestra de cada año…
Empezamos temporada con la gripe estacional…
Cada año, como las olas de calor en verano, como las heladas en
invierno, la gripe y su fiebre, sus dolores, sus cefaleas, su “vengo a
que me dé una antibiótico”
su “¿y no tendré una neumonía?…” y otras muchas circunstancias acompañantes.
llega con las navidades y el principio del Feliz Año Nuevo, Feliz
Agobio Sanitario Viejo diría yo.-Vicente Baos Vicente- ».

Ya está aquí, entre nosotros, nuestro RESFRIADO COMUN de cada
temporada invernal.

Como todos vosotros conocéis, el resfriado común generalmente cursa
con secreción nasal (Los famosos “mocos”) y estornudos de variada
sonoridad…

Asimismo muchas veces se acompaña de dolor de garganta, toses de
diversa sonoridad y tipos interpretables por padres y abuelosy
ocasionalmente cursa con dolor de cabeza…

El nombre “resfriado común” se utiliza por una buena razón; hay más de
mil millones de resfriados cada año…Mientras escribo esta
Colaboración, vosotros o vuestros hijos, tendréis más resfriados de
tipo Común, que cualquier otro tipo de enfermedad.

Son la razón más frecuente por la cual los niños faltan al Colegio y
los padres a su trabajo…Los padres se contagian habitualmente del
resfriado de sus hijos.

Los niños pueden padecer varios resfriados comunes en el año…

Se contagian al estar en contacto con otros niños en Colegios,
Guarderías y en los lugares habituales de recreo.

Estos resfriados son frecuentes en cualquier momento del año, pero son
habituales en épocas invernales y en temporadas de intensas lluvias
(¡Que tanta falta nos hacen en España!)…

Y desde que las Madres y las Abuelas van con los Pekes al Médico, de
Generación en Generación se repiten las mismas cuestiones…

Empiezo por la más constante y la más FRECUENTEMENTE escuchada por mí
a lo largo de los años de Profesión…

¡Mándale algo para que los mocos no le bajen al pecho!

Y he encontrado un delicioso y sabio Post de la Dra. Gloria Colli, que
en su Blog responde a esta cuestión de forma muy precisa…

..

«El catarro de vías altas o resfriado común afecta a las vías
respiratorias altas: nariz, garganta y tráquea. Está producida por
múltiples virus y los niños pequeños, hasta que se inmunizan, pueden
pasar unos 7-8 episodios al año, generalmente durante los meses fríos
del año.

El virus entra por la nariz o por la boca (no tiene sentido empeñarnos
en que no vayan descalzos, porque los virus no pueden entrar por los
pies)

Si el virus produce fiebre, el primer día será más alta y más difícil
de bajar pero después irá cediendo con más facilidad. La fiebre suele
mejorar en 2 o 3 días, aunque a veces puede llegar a durar una semana.
No hay que desesperarse. La fiebre es solo un síntoma. Un síntoma
molesto pero que no es peligroso en sí mismo. El decálogo de la fiebre
de la AEPap lo explica perfectamente.

El síntoma característico del catarro es el moco. El moco nasal, ese
que sale a chorros cuando el niño estornuda y que les confiere el
característico aspecto de mocosos, puede ser de muchos colores de
trasparente a blanquecino, amarillo o verde. Ningún color lo hace más
o menos malo. Solo depende de la proporción de agua que tengan, de las
células que contengan, de la suciedad que arrastren. Los mocos verdes
no significan infección.

¿Y qué hacemos para que el moco no baje al pecho?

El moco no baja al pecho.

El moco de la nariz o sale estornudando, o sonándose o con un lavado
nasal. Pero no puede bajar al pecho. Para llegar al pecho debe pasar
antes por la garganta. Y si el moco llega a la garganta, cosa que
sucede cada vez que el niño se tumba, produce un síntoma que nos viene
genial para evitar que nos asfixiemos con un cuerpo extraño. La tos.
La tos nos ayuda a expulsar cualquier cosa que quiera colarse por la
garganta para evitar que llegue a las vías respiratorias. Por eso los
mocos no pueden bajar al pecho.

Y también por eso los niños acatarrados tosen tanto por la noche o a
primera hora de la mañana, cuando llevan varias horas tumbados,
tratando de librarse de los mocos.

¿Entonces porqué cada vez que empieza con mocos acaba con una
bronquitis, teniendo que ponerse los aerosoles?…

Porque el catarro puede afectar también a los bronquios. En estos
casos, los niños que de pequeños han pasado una bronquiolitis por el
temido virus respiratorio sincitial pueden volver a presentar los
mismos síntomas:

• dificultad respiratoria.

• respiración rápida.

• se notan las costillas al respirar.

• dejan de comer (porque les cuesta comer y respirar a la vez) .

• se los ve mucho más enfermos.

En este momento tendremos que volver al pediatra para que lo vuelva a
valorar y le ponga el tratamiento adecuado, o empezar el que nos haya
indicado previamente para estos casos.».

Texto tomado del Blog:

Dra Gloria Colli-Pediatra
Mándale algo para que los mocos no le bajen al pecho.
martes, 5 de diciembre de 2017.

..

La primera parte creo que con ese extracto del Blog de la Dra. Colli
se responde adecuadamente…

Y hay dos cosas que deseo recalcar y que entresaco de ese Texto:

1.- “¿Y qué hacemos para que el moco no baje al pecho?…El moco no
baja al pecho”.

2.- “El virus entra por la nariz o por la boca (no tiene sentido
empeñarnos en que no vayan descalzos, porque los virus no pueden
entrar por los pies)”.

Esta Compañera me gusta y es de las mías; ¡Los niños deben ir
descalzos por casa!

Si hay ciertas prevenciones (¡Para que el Peke vaya descalzo!), que
las abuelitas les confeccionen “peuquitos” a medida, dependiendo del
tamaño del pie infantil…Se alivian muchas Conciencias, oigan.

Vamos ahora a otra cuestión repetida hasta el infinito en cualquier
Consulta Médica…

¡¿No le manda antibióticos?!

A esa pregunta escuchada por cualquier Médico a lo largo de su
Ejercicio Profesional, referida al Catarro Común en los niños,
responde muy bien un Pediatra que leo habitualmente…

El Dr. Jesús Martínez, desde su Web “El Médico de mi hij@”…Os
ofrezco un breve extracto.

..

«¿le manda antibiótico?

Seguro que os suena esta pregunta e incluso la habréis utilizado o
pensado alguna vez.

Es irritante que tengas al crío malo, con fiebrón, lleno de mocos
hasta en los ojos, no ha dormido en toda la noche tosiendo, pierdes el
día en la consulta del médico, le revisa, eso si de arriba abajo y va
y te dice que es un virus, que se curará solo y que no necesita más
que paracetamol y agua.

Lo dicho, indignante ¿por qué no quiere mandarle antibiótico? ¿cómo se
va a curar si no? ¿no se puede hacer nada para no pasar así otros dos
o tres días? Que le mande algo lo que sea, incluso homeopatía que no
vale para nada, pero algo habrá que hacer.

Hay que empezar diciendo que los agentes causantes de infecciones en
nuestro medio son dos básicamente virus y bacterias (también hay
hongos, pero esos en la infancia son bastante raros).

Contra las bacterias disponemos desde los años 50 de unos medicamentos
llamados antibióticos, desde aquel primero que fue la penicilina, ese
moho que aparece en el queso y otros alimentos, pues ese.

Desde entonces ha evolucionado y aunque últimamente no se ha inventado
ninguno nuevo, con lo que hay da para casi todas las bacterias
conocidas. El objetivo sería usar el más sencillo y reservar los más
potentes para casos más graves.

¡Si gastamos todas las balas de cañón contra la infantería, como en
las pelis malas, cuando lleguemos a la muralla solo nos quedarán
flechas para derribar sus muros!…

El otro tipo de agente infeccioso son los virus, cientos de variedades
desde el más simple catarro hasta el virus del sida o el ultramoderno
Zika y todos ellos comparten una característica, no tienen tratamiento
ninguno conocido y todos son autolimitados en el tiempo desapareciendo
solos, bien en dos o tres días incluso horas…

O bien cuando acaban con el paciente, o se convierten en crónicos, si
conseguimos mantener al paciente con vida durante el ataque, como
ocurre en el Ébola.

Ningún tratamiento que los liquide como ocurre en las bacterias…

Así que si estamos ante una infección vírica ¿para qué vamos a
malgastar tratamientos y esfuerzos en combatir algo que sabemos que no
le estamos haciendo nada? incluso en el ataque podemos estar
deteriorando al paciente y produciendo efectos indeseables.».

Texto tomado y extractado de:

El médico de mi hij@
Pediatría de tarde desde Paracuellos del Jarama, Madrid.

¿No le manda antibióticos?
por Jesús Martínez
30 de junio de 2016.

..

Sigamos pues al “Pié de la Letra” las recomendaciones expuestas
anteriormente, del Dr. Jesús Martínez …

¡¡¡A un Médico con buen Juicio Clínico no le costará evitar la
prescripción alegre de antibióticos!!!

Al menos ante un Resfriado Común…¡A pesar de la extraordinaria
PRESION habitual en estos casos!

…¿No?…No, aunque lloverán las malas Noticias de las “Consecuencias
graves y en ocasiones mortales existentes al negarse a recetar un
determinado antibiótico…

Y ya para terminar este más que breve recorrido por el Resfriado común
de cada año, deseo terminar con unas breves pautas muy inteligentes y
recomendadas por mí.

Las he extraído del Artículo citado al comienzo de mi Colaboración,
copiados del Blog de la Dra. Gloria Colli (Pediatra):

1.- Los lavados nasales pueden ayudar a despejar la nariz pero no
evitan que los mocos bajen al pecho porque los mocos NO bajan al
pecho.

2.- Los mucolíticos o expectorantes no están recomendados en ninguna
guía clínica ( guías elaboradas por expertos basándose en todos los
estudios disponibles). No está demostrado que realmente funcionen y no
evitan que los mocos bajen al pecho porque los mocos NO bajan al pecho
(Ya lo había dicho ¿no?)

3.- Los jarabes para la tos solo funcionan durante unos días y pueden
dar efectos secundarios graves, por lo que tampoco se pueden usar en
menores de 2 años, y algunos (casualmente los mas efectivos) están
contraindicados incluso hasta los 12 o 18 años. Tampoco es conveniente
eliminar la tos, porque eso sí que impide que los mocos se vayan a la
vía respiratoria como si fuera un cuerpo extraño.

4.- Los antibióticos no mejoran los síntomas ni previenen una mala
evolución. Sólo se deben usar si hay complicaciones y siempre con la
prescripción del médico. Ni los mocos verdes, ni X días de fiebre ni
tantos días de tos son indicación de usar antibióticos si no hay
ninguna complicación.

Con lo que creo que expreso el Criterio de los Pediatras y Médicos que
atendemos niños en nuestras Consultas, se trate de la Especialidad de
la que se trate.

Y ya para despedirme de todos vosotros, pacientes lectores de mis
Textos en el Blog , deseo en estas entrañables fechas…

¡Que la Luz de estas Fiestas navideñas se encienda en todos vosotros!

¡Feliz Navidad 2017 y Próspero Año2018!

Fernando (Cybertrauma).

 

Feliz, feliz Navidad, la que hace que nos acordemos de las ilusiones
 de nuestra infancia, le recuerde al abuelo las alegrías de su
 juventud, y le transporte al viajero a su chimenea y a su dulce
 hogar!.-Charles Dickens-

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *