Ya no quiero quiero ser pequeñito…

Hace unos meses escribí esta entrada, hoy sigue siendo nuestro día a día, suavizándose, con otros matices…. pero también el de otras mamas, por eso vuelvo a publicarlo, porque compartidos, los dolores, son mas llevaderos 😉

Siempre pensé que conforme fueses creciendo sería mas fácil…
Mas fácil separarnos un rato cada día, para cumplir con nuestros horarios, rutinas y obligaciones, que pasado el año, los dos… sería mas fácil.
Pensaba que como ya hablas te puedo explicar y tu comprender, no es así. Es peor, porque entiendes y te haces entender, y preguntas, y sientes.
Qué te pasa? Nada…. pero lloras, y reclamas, y muerdes, y vives enfadado con un mundo que no te comprende, y una angustia te corroe y no alcanzo a sofocártela.
Te enciendes y buceas en mi paciencia, para dejarme noqueada como al mas inútil de los púgiles.

Qué te pasa? Por qué colérico e insaciable, reclamas más amor, más juego, más teta, más mimo, para acto seguido volverte inasequible y lejano, y en la distancia mirarme mientras me deshago en dudas
Qué te pasa? Un cambio en nuestras rutinas desde hace meses…
Mamá no está.
Mamá se marcha a trabajar y vuelve cansada y con poco mas de media cabeza, vuelve y juega pero no con el ímpetu de hace unas semanas.
Vuelve y mima, pero con la mirada perdida en otros mundos…pero vuelve…
Te prometo que volveré siempre.

Mamá, ya no quiero ser tu niño pequeñito, quiero ser grande para irme a trabajar contigo.
Cuánta fuerza en tus palabras, cuánto dolor…
Nuestro dolor, incomprensible e irrisorio para muchos, pero nuestro.
Nuestra distancia diaria, mi pequeño adiós.
Porque me marcho cada día, y cada día dejo un trozo de mí a tu lado, el que te acompañará siempre, y a fragmentos marcho, y voy dejando una senda de pedacitos de mí cual Pulgarcito, para volver a tu lado nuevamente.
Y aún sin senda marcada volvería a tí, porque algo superior e invisible nos une, y perdida en el universo y con los ojos cerrados sería capaz de encontrarte.
Porque eres mi faro en la distancia, y sin ti ni todo un mar me aplacaría la sed de amor, porque sois vosotros el motor de mi existencia, vosotros por los que me levanto cada mañana para alejarme, y vosotros los que con la soga de la vida me mantenéis atada y tiráis de ella para reubicarme a vuestro lado.

No quieras crecer, no crezcas! No tan rápido! Qué

no te alcanzo y el correr me ahoga.

Continue Reading

Trabajadora y mamá y a tiempo completo…..

Después de tres años de maternidad vuelvo a ser una profesional satisfecha, y me gusta!

Vuelvo a disfrutar con mi profesión, he retomado la energía profesional perdida, tras tres años a medio gas. Como profesional estoy gratamente satisfecha, ilusionada…..Como madre tengo sentimientos encontrados… Porque parece que debamos elegir? Yo quiero TODO!! Mi hijos, mi profesión, mi vida!!

No quiero tener que tomar partido por una u otra faceta en mi vida, no quiero tener que hacer elecciones y fragmentar mi yo. Durante muchos años he luchado y trabajado duramente por mi carrera profesional, con esfuerzo, dedicación y ahínco he conseguido estar en lo alto, mantenerme y seguir aprendiendo, porque el ser madre parce que sea sinónimo de rendirse profesionalmente? De conformarse con menos? De desperdiciar todos esos años de dedicación?

YO LO QUIERO TODO!!
Quiero ser la madre a tiempo completo que soy, y también la profesional que era. No se trata de conciliar, no quiero que nadie me venda la moto de que conciliar supone dejar de ser válida, dejar de tener tiempo para ambas cosas, tener que poner una lista de valores y darles una puntuación a las diversas partes de mi vida.
Por supuesto que soy madre antes que nada! Pero no por ello he dejado de ser persona, de tener intereses, gustos, formación y ganas de mejorar, aprender, crecer…..

Porqué he de elegir entre vida laboral o vida familiar? Sigo siendo la profesional capacitada de antes, aunque ahora tenga dos hijos. NO QUIERO ELEGIR!!! Porqué se da por hecho que seré menos responsable por tener hijos? que fallaré, me ausentaré y no daré todo lo que se espera de mi por ser madre? Porqué? O es que antes de ser madre no pedía una mañana para pasar la ITV, o para acercarme a una consulta médica? No exijo derechos por encima del resto de trabajadores, no solicito nada ilegítimo o poco razonable, solo pido seguir siendo la mujer profesional que era antes, porque sigo disfrutando con mi labor, porque sigo siendo válida, porque de hecho ahora soy mejor, sí, soy mejor que antes, mis hijos me han hecho ser mejor persona, mas dedicada, mas competente, eficiente….. Porque ahora las energías que me mueven son ellos, mis hijos…

Y no quiero que otras madres me miren mal, que el resto del mundo me mire mal, porque yo lo quiero todo, porque es posible, porque yo puedo, puedo ser madre y profesional, no quiero sacrificar nada, este es mi momento y quiero disfrutarlo con mis soles, junto a mi familia, porque la maternidad es sinónimo a felicidad y sin esa parte de mi no seria feliz. Quiero que se respete mi derecho a decidir en los distintos momentos de mi vida lo que quiero hacer,
porque si fuese hombre y me hubiese partido una pierna cuatro míseros meses de recuperación no me habrían hecho estar mal vista
porque si fuese hombre y pidiese una excedencia para escalar el Himalaya sería admirada por ello
porque si fuese hombre y pidiese una reducción para estudiar me aplaudirían.
Pues resulta que soy mujer, y madre! y profesional y el compendio de todo ello me hace feliz…….

maternidad-trabajo

Continue Reading