Desventuras de mamá….

Bendito miércoles.. por no decir otra cosa…..
Termino el día con dos niños agotados en la cama, una casa que parece un campo de batalla y esta que soy yo,una madre que como siga así se va a quedar calva y en este momento con un pie vendado y dolorido……
Porque atreverse a ir en bus, en hora punta, con Princesa en la espalda, Princeso de la mano, la mochila y una bolsa con brócoli para tu compañera de huerto es de ser muy, pero muy valiente…(Si, que pasa? No tengo abuela! Si no me lo digo yo….).
Sorteamos el viaje con Princesa mandando besos y haciendo cucamonas a todos los viajeros que la quieran admirar(Tiene alma de artista) con la incomodidad que esto supone, ya que cada vez que levanto la vista o me giro tengo a un desconocido/a mirándome, mandándome besos, sacándome la lengua, sonriéndome….. y diréis vosotros:
Pues que bien!
Pues no! Porque una sonríe hasta que se da cuenta de la cara de pez que se les pone y puede intuir como piensan: -Que no es a ti petarda!- Y una tiene su corazoncito que no hace tantos años que también la miraban en el autobús!
Bueno al lio, os sigo contando, Princeso decide sacar su lado atiliano, y dando bandadas en el autobús(recordemos que es hora punta) vamos sorteando viejecitas y adolescentes hasta llegar a la puerta, -Mami, mami, mami!! Mira, mira, mira! Ay, ay, ay!
Y en vez de bajar, Princeso decide saltar cual Spiderman ,que estamos en fase superhéroe y Sportacus de Lazy Town esta haciendo mucho daño a las familias, porque esos saltos no son normales! Me digan lo que me digan! Que en una de esas ese hombre tuvo que dejarse un huevo en algún lado!… Y para que Princeso no se rompa la crisma, mamá baja de mala manera, con un brinco y voilà! Pié torcido.
Me he acordado de Princeso, de Princesa(por el peso extra sobre mi pié) de la señora que me metía prisa por detrás, del adolescente acneico que casi nos pisa…De todos ellos y de sus gratas familias…. Valiente que es una tras dar aviso a las autoridades competentes(también conocidas como Papá) he decidido que ese dolorcillo se pasaría pronto, incauta… Y al final he terminado en urgencias, con cara de circunstancias sopesando las posibilidades de sobrevivir sin un pië con dos hijos.
-Creo que te has roto el quinto- me ha soltado un medico muy amable, por como dolía yo diría que el quinto, el sexto y el séptimo… Se ha quedado en un bonito esguince…
-Te pondré una férula- Una férula? Ummm con estos pantalones? No me veo diez días sin cambiármelos, una no es muy tiquismiquis, pero diez días, son diez días… -No mujer! Te los cortamos en un momento- ALTO AHÍ perturbado!!
Pero tu no sabes que hay crisis? Estamos como para andar rompiendo pantalones!! No señor!
Al final el hombre se ha conformado con ponerme una venda compresiva y alentarme a que vuelva mañana con un pantalón ancho(Esto lo ha recalcado) y reposo, reposo? No he querido explicarle que soy madre de dos hijos, que el reposo no existe, que lo más, alguna siesta robada, y que mal me veo como a mi pobre Princeso le toque estar en casa dos días seguidos… Pero no he querido darle mas datos, y he asentido, por supuesto, diez días reposando…
Con el pie vendado y en caliente hemos sobrevivido con mas gloria que pena, con una amiga, comiendo un helado y visitando a otra, disfrutando del resto de la tarde… Hasta llegar de vuelta al autobús…. Princesa guerrera, Princeso emperrado en darle su papel con un corazón pintado al conductor, crisis! 
Cuando consigo, no sin trabajo, sentarle, quiere el billete, no hay billete, crisis! Un alma caritativa habitaba el asiento de detrás y nos ha cedido el suyo amablemente, sólo hemos importunado a cuatro o cinco viajeros mas…
Bajamos del bus para regocijo de la mitad de los presentes y oh!!! Hemos perdido nuestro papelito con el corazón, coja, cansada, intentando convencer a Princeso de que mañana volveremos al bus a buscar el papel, a dos manzanas de casa, termino con 11 kilos de Princesa detrás y 15 de Princeso delante….. haciendo caso al médico, por supuesto! Haciendo reposo y sin forzar el pie
Llegamos a casa entre llantos , papel perdido, mas crisis! Yo no quiero ir a casa, otra crisis! No quiero que sea de noche, crac del 29!…
Nos hemos saltado el baño, y que conste que tras el helado de chocolate nos hacia muchísima falta, pero por la paz mundial he preferido ver dibujos y cenar. Eso si, como la tarde ha sido larga a las nueve estaba Princeso durmiendo y a la media hora Princesa, y aquí estoy yo… Coja, cansada y partiéndome de risa! Y pensando en hacerme cristiana para rezar porque mañana no me toque hacer peregrinación por buses varios en busca del papelito perdido. Y si me toca, pues bueno! A explicarle al médico que por mas reposo que hago no se porque me duele…

autobus

Continue Reading

Erase una vez una madre buscando colegio………

En mi entorno no se habla de otra cosa… madres y mas madres llevan semanas de insomnio, nerviosas, se va acercando el fin del mundo.
El fin del mundo para nuestros bebes que se nos hacen grandes y con nuestra desprestigiada(muchas veces merecidamente y otras no tanta) educación toca buscar escolarización cuando apenas han dejado los pañales, han de comenzar el principio del resto de su vida, con horarios, obligaciones, normas.
Es demasiado pronto y sí, ya se que no es obligatorio, pero lo sentimos así, hay que escolarizar, hay que rellenar sus mentes de aprendizajes y letras, de números y crónicas, de cuentas y efemérides.
No quiero!
Y si quiero!
No quiero que tu mundo pueril e inocente se ensanche tanto, no aún. Y a la vez quiero darte un futuro, herramientas con las cuales forjarlo.
Aunque tenga sentimientos encontrados, ya hemos tomado la decisión, lo intentaremos porque creo que te gustara, aunque también tenemos claro que hay tiempo, que si no quieres podemos demorarnos un poco, que será tu decisión….
Pero ay! la búsqueda……La búsqueda es ardua, que sean respetuosos con tu ser, que te enseñen sin imponer, que aprendas sin perder tu candor, sin que subyazca padecimiento. Porque no quiero que embutan tu celebro solo de operaciones y palabras, porque quiero que lo llenes a tu ritmo, desde el respeto a tu persona, a tus necesidades, haciéndote protagonista y no mero espectador….
Porque la educación que quiero para ti no debe intervenir en tu desarrollo coartando, sino haciéndote crecer física, emocional, intelectualmente…..
Pido mucho, lo se, y a la vez no creo que pida tanto… Sobre todo quiero que esta base no te asuste ni amedrente, no haga de ti un hombre sin futuro, no te llene de miedos e inseguridades, no te sobrecoja y te sentencie a la infelicidad que da el no haber tenido elección. Esto es lo que ansío! Darte elecciones, alternativas de futuro, con un único fin… Tu felicidad.
Porque tu felicidad nos hará felices a ambos.
No quiero que llegue ya la hora de decirle adiós a mi princeso pequeñito, y sin embargo codicio a mi princeso niño, a mi princeso venidero.
Que me importan los idiomas, la ortografía… ahora no, a punto de cumplir tres años quiero que asienten en tu moldeable intelecto el respeto, la tolerancia, la decencia, la compasión, la amistad, la generosidad, la lealtad….. porque todos esos valores son los que te darán la comprensión y la inteligencia para rebosarte de conocimientos.
Acabo de verlo claro… no necesitas una escuela… con tres años no. Necesitas una familia, una tribu, una madre…. que te sostengan veinticuatro horas al día, hasta que tengas la madurez infantil, dentro de tres o cuatro años para aprender todo lo demás….
Cuándo esta sociedad perdió el norte? Olvidó que estos años son el fertilizante del árbol futuro que nos dará cobijo?….. Estoy triste…..

escuela

Continue Reading

pertenezco al club de las malas madres……

Lo sé, soy una mala madre, y como lo sé todos los días me afano en cambiar la situación, y todos los días pierdo la batalla y tiro un montón de esfuerzo para seguir siéndolo.

Como madre soy del montón, por mas que estudio diversas y variadas formas de crianza, libros y revistas dispares, pero no lo consigo, de vez en cuando se me oscurecen las neuronas y como el famoso cuadro de Edvar Munch vocifero y bramo,y me reitero como mala madre para arrepentirme inmediatamente y enderezarme deshecha en disculpas y besos.

el-grito-de-edvard-munch
Mis hijos son perfectos.. para mi, pero no son esos niños perfectos que veo y trato de vez en cuando,de manual del siglo pasado,educados y obedientes, ordenados y limpios, niños curiosos y silenciosos, impecables siempre para la foto….. mis hijos haga lo q haga siempre llevan un lamparón en algún sitio, nunca consigo que salgan peinados y con la cara sin churretes de casa, les importa muy poco lo que pueda pensar o decir el mundo, ellos deciden cuando juegan, gritan, lloran, duermen, ríen, y si no estamos democráticamente de acuerdo en el momento elegido, cual dictadores unilateralmente mueven el universo familiar.
soy una mala madre… pintas, pelujos, no logro adecuar mi ropa ni en un millón de años, mis uñas son una colección de muñones, para no tener que peinarme me corto el pelo y empeora la situación, porque domarlo se hace misión imposible,maquillarse, con un niño pegado a una pierna y otro en brazos es ardua tarea, que se solventa pareciendo que un pintor de brocha gorda paso el rodillo por mi cara, la depilación pasó a la historia y para no deprimirme decidí hacerme natural y pregonar mi cambio de prioridades, mentira! Es que no me da la vida para más!
La casa, ay! la casa! Nuestra casa da pena…. es una aleación entre campo de batalla y cuartel invadido, aunque a diario dedique todos los ratos libres que me quedan(que no son muchos) siempre tengo montones de ropa, platos sucios, pelusas invitadas por los rincones, capas polvorientas por los muebles, juguetes debajo del sofá y tirados por el pasillo. A diario desespero, cuando veo los cristales traslúcidos por las huellas de manitas, la cama se hace para poder saltar encima, los juguetes solo se recogen para poder empezar de nuevo a tirarlos en la alfombra y hacer construcciones.
Envidio a esas madres perfectas y maravillosas, porque sé que nunca llegaré a ser como ellas, y aunque a diario durante cinco minutos me enajeno y juro y despotrico…. después me calmo…… nos miro y digo: Que narices! pero somos imperfectamente felices!

Continue Reading