Se parece a ti, será como tu.

Se parece a ti, será como tu.
Es a ti, mujer del futuro, mi hija, mi amor a quien escribo.
No se qué recordarás ese día de tu infancia y de mi. Qué parte de mi llevarás el día en el que  te conviertas en la mujer valiente y maravillosa que se vislumbra entre tu sonrisa?

Mañana.
Mañana ya no serás mi bebé.
Mañana ya no tendrás cinco años, sino 6, 9, 12, 18…
Ya no serás mi princesa de cuento, habrás crecido y convertido en una mujer.
Ya no necesitarás de mis manos para trenzar tu pelo, no precisarás mi ayuda para buscar tu ropa, ni el brillo de mis ojos para iluminar tu sonrisa.
Independiente de mi querrás descubrir tu vida.

Continue Reading

Bailar es de chicas…

 

Mi Princeso no quiere bailar.
Ya no. Porque bailar es de chicas.
Mi niño quería bailar y saltar y correr, y al ritmo de la música lo hacía y volaba.
Y en el parque inventaba sus pasos y corría y reía al ritmo de músicas imaginarias.
En el coche, con el volumen al máximo movíamos los brazos y la cabeza y aprendíamos las letras de las canciones.
En la alfombra con los brazos abiertos practicábamos saltos y arrítmicamente nos movíamos por el salón.

Hoy ya no baila, porque bailar es de niñas. Ya no quiere.
Nos han robado su sueño…

Continue Reading

Habas mágicas

Habas mágicas.
Pallú encontró un haba en un cajón.
Como un tesoro la sintió. Decidió que debía ser mágica, y aunque todos le dijeron que sólo era el haba de un roscón de navidad, el decidido, la plantó en una maceta del balcón.
-Pallú, no crecerá, le decían.- Y el pensaba pobres, no tienen esperanza ni fé. Cuando crezca yo también la perderé?
Días después, cuando ya nadie recordaba el haba de Pallú, el seguía regando la maceta. Y esta aunque seca, se impregnó de magia y amor y decidió florecer…

Continue Reading