No eres una mala madre…

Para M. porque no estás sola.
No eres una mala madre.

No, ni siquiera cuando pierdes los nervios y gritas, ni cuando te supera todo y los mandas a su habitación, ni cuando te quejas en voz alta porque estas cansada. Ni cuando te das cuenta de que no era para tanto pero los has reñido igual.
Aunque te gustes mas sonriente y cariñosa, divertida y risueña. Y es que hace mucho que no te ves así y últimamente siempre estés enfadada.
Cuando el sueño habla por ti, y el cansancio, y las malas noches y los malos días.
Y terminas la tarde con los niños durmiendo y tu llorando sola.
Agobiada y agotada, casi deprimida, y sintiéndote culpable.
Culpable por no ser esa madre sonriente y feliz de la foto, la de paciencia infinita y niños limpios y peinados que no se manchan comiendo.
Esa haciendo manualidades en una casa brillante y ordenada.

Cansada. Así te sientes.
Porque te pasas el día corriendo detrás de ellos en horarios absurdos de clases, y en los intervalos compras, cocinas, limpias.

Continue Reading

Bienvenida vida…

Bienvenida vida…

 

 

Consejo, solo quería eso, consejo.
La noticia de su primer embarazo, cuando lo creía imposible, la alegría, la emoción, el miedo…
Tendré que preguntarte, todo es nuevo para mi.
Qué esperar? Qué libros comprar? Qué necesitaré?
Una hoja de ruta para el embarazo, para el parto, para la nueva vida.

Qué libros leer durante el embarazo? Qué decirte?
Lee los que quieras, los que puedas, pero entre lectura y lectura, cierra los ojos, toca tu vientre y escucha tu propio corazón, escucha el milagro, siéntelo, vívelo, respira hondo…
Y descansa, duerme, relájate, porque el comienzo será duro, agotador, tremendo.
Prepara tu cuerpo y tu mente para los momentos en los que no puedas escucharte a ti misma.
Momentos en que apenas sabrás quien eres, en los que tu prioridad será cualquiera excepto tu misma.
Y tranquila, prepárate únicamente para el momento exacto en el que se volcará tu vida, prepárate para que el miedo no te pueda, para creer en ti y en tu naturaleza, conciénciate para estar preparada, por si algo saliese mal, para que la culpa no te acompañe, para creer en ti, para ser fuerte. Prepárate para conocer a la persona que te hará saber lo que es amor.

Continue Reading

Yo grito a mis hijos.

Edvard Munch
Edvard Munch

Yo grito a mis hijos.

 Yo, a veces, grito a mis hijos.
Soy madre, mujer, y defiendo la crianza respetuosa, y el apego, y amo a mis hijos por encima de todas las cosas.
A veces me enfado con ellos.
Y grito. A veces.
Y pierdo los nervios. A veces
Y después me arrepiento. Siempre.

Continue Reading