Desde que soy vuestra madre

Desde que soy madre.

Hoy. Tanto por celebrar.
Y mañana, y siempre.
Y es que desde que me convertisteis en madre mis días son más largos, aunque siempre me queje de la falta de tiempo, lo cierto es que me cunden más que antes. No habrían cabido tantas horas en mis días antes de conoceros.

Continue Reading

Quizás…

Quizás.

Tal vez hoy nos llueva, el viento nos despeine y el aire sea frio.
Tal vez te caigas y estés cansado y todo se hará un mundo
Tal vez yo me caiga, estaré cansada y no podré con tu mundo.
Tal vez te equivoques, algo saldrá mal y lloraremos juntos.
Y entre lágrimas nos amagará la noche y tendremos miedo.
Y mojados y a oscuras y cansados superaremos los miedos, y juntos, veremos amanecer.
Te lo prometo.
Te quiero.

Continue Reading

Hoy no quiero ser tu madre

A veces la maternidad es desoladora, algunos ratos, algunos momentos, en los que parece vivirse desde un cuadrilátero de boxeo.

Una amiga hace muy poco me dijo: Hay días en los que no quiero ser su madre, ratos, de los que después me arrepiento, pero esos ratos existen.
Momentos en los que lo cambiaría todo, por un respiro.
Cuando mi hijo adolescente tiene exámenes, con sus nervios y el volteo que hace de nuestra vida familiar. Cuando nos superan sus problemas, su rencor adolescente al mundo, sus desplantes, su necesidad de respirar que me roba el aire, cuando mi paciencia se desborda y ni el freno consigue que no nos precipitemos todos al vacío.

Continue Reading