Dormir con lágrimas, crianza sin respeto.

sueño
Tal cual.
Crianza sin respeto.
Veo miles de blogs hablando mal de Estivill(Me uno), madres que siguen a autores como Carlos González(Grande),Sue Gerhard, Rosa Jové, María Berrozpe…
El sueño infantil da para libros, blogs, publicaciones especializadas, artículos en periódicos, programas de televisión…

Todo el mundo está de acuerdo, dormir, nunca debe ir acompañado de lágrimas.
Y sin embargo sigo escuchando y leyendo, mis hijos tardan 1, 2, 3 horas en dormirse, mi hijo pasa a diario una hora llorando porque no quiere dormir, mi hijo no duerme y llora, mi hijo duerme poco…

No nos dice algo? No nos está diciendo que sencillamente no quiere dormirse?
Que sí, que los niños tienen que dormir 12 horas(O más). Ya.
También los adultos 8 y a mi con 5, si llega, me basta. A mi marido no le bastan 8.
No necesita dormir lo mismo un niño que un adolescente y aun así habrá adolescentes insomnes y otros que necesiten 14 horas de sueño…
Obligamos al insomne a permanecer en la cama 8 horas con los ojos abiertos? O por el contrario despertamos al otro y le negamos el sueño? Por qué ese ansía por contabilizar y programar las necesidades de los bebés y de los niños?

Cada cuerpo, cada persona tiene sus necesidades, no soy experta, así que hablo simplemente por mi experiencia, de tres hijos he tenido tres bebes completamente distintos.
Desde un bebé pachón dormilón, que sólo se despertaba los primeros meses para alimentarse, apenas cinco minutos de pecho y a dormir otra vez a un bebé que tuvo del primer al cuarto mes una racha en la que apenas dormía durante el día, micro siestas de cinco minutos y vigilias de un par de horas, y sin embargo ambos eran bebes normales, sanos, sin ningún tipo de problema, simplemente uno dormía 22 horas al día el otro apenas 9.
Sí, visitamos al pediatra, y no, no había nada físico.

Hay niños que con 5 o 6 años necesitan dormir 12 horas, mi hijo de 5 años duerme 9 horas, si llega. Podría acostarle dos o tres horas antes, claro! Pero no dormiría más, se aburriría mucho más eso sí, pelearía, se enfadaría, probablemente lloraría…
Así que respeto su necesidad de sueño, se acuesta sobre las diez y media u once, y necesita una media hora relajado en la cama, con un cuento por ejemplo, esa media hora, es placentera, por supuesto, no concibo acostarle sin mas, apagarle la luz y dejar que pase un mal rato.
Su rutina(Porque la tiene) es esa, cíclicamente cada dos o tres semanas, tiene uno o dos días en los que por decisión propia se va a la cama un par de horas antes, pero es su cuerpo el que regula el descanso.

Yo recuerdo mi niñez como una pesadilla que me metieran en la cama a las 8 de la tarde.
En verano con un sol radiante mi persiana bajada dejaba entrar por los diminutos agujeritos los rayitos de luz, y yo me sentía sola y abandonada, en mi dormitorio a oscuras, mientras escuchaba la algarabía de la calle, los ruidos de mi casa y de mis vecinos.
Me dormía a las 8? NO.
Eso sí, si escuchaba pasos por el pasillo me hacía la dormida, pero podían ser las once o las doce y seguía despierta.
Me sirvió para convertirme en una lectora incansable, pero no me hizo crecer más, ni estar mas descansada, ni más sana… Si acaso mas triste.
Para mi era una tortura, porque no tenía sueño, pero mis padres creían firmemente que un niño precisa doce horas de descanso, y lo cumplían a rajatabla.

Cuando tuve mi primer hijo, tras mucho informarme y bajo el consejo de nuestra pediatra en aquella época, decidí un día comenzar las rutinas, mi hijo apenas tendría unos meses, y decidí dormirle a una hora adecuada, tal y como me había recomendado la profesional
En seguida me di cuenta de lo absurdo que era intentar dormir a un niño que en aquel momento no quería.
Ya había leído a Estivill y también a González y tenía claro que el sueño no iba a ser una pesadilla en nuestro hogar, así que desistí en un par de días, y decidí que la única forma de dormir a un niño es que este tuviese sueño, y no, por mucho que me intenten convencer y dada mi experiencia un niño que pasa dos o tres horas llorando para dormirse no tiene sueño, se duerme agotado de llorar.
Yo creo que el agotamiento por el que un niño debe tener sueño ha de ser fruto del juego, de las risas, del cansancio, no de las lágrimas.

Me parece además una tremenda falta de respeto, lo siento, pero para mi dejar a un niño llorando una hora porque Estivill lo diga, o dejarle una hora llorando acompañándole, porque debe cumplir una rutina es lo mismo. Es igual de horrible.

Llora, no es feliz, y el adulto que le acompaña es cómplice de su pena.

Si un niño llora para dormir, no hay respeto, no hay crianza, hay un niño llorando sin mas. -    

Hay un niño que está diciendo que no es su hora, que quiere vivir, jugar, sentir, estar…
Seguro que alguien está pensando que si no le acuesta su hijo no dormiría nunca, creo que no, esto es como el comer, tarde o temprano comerá, puede que no la cantidad que tu crees que necesita, pero si, la cantidad necesaria.
Autorregulación, también en el sueño.

Si, se de lo que hablo, resulta que tengo tres hijos.
Quiéres que se duerman antes?
Evita(Que no niegues)siestas, juega con ellos, que hagan ejercicio, que corran, levántales un poquito antes, realiza actividades, y poco a poco(Que no en un día, ni en una semana…) probablemente, y digo probablemente, se dormirán antes, y cuando digo antes ,no significa la hora a la que a ti te parezca adecuada, sino exactamente su hora, a la que tengan sueño, a la que les pida el cuerpo.

Y es que no entiendo que se defienda con tanto énfasis en la infancia la libertad de movimientos, de actuación, de expresión, de alimentación, y en algo tan básico como el sueño, tengamos que programar, sistematizar, acordonar, esquematizar, imponer…

Respetar a los niños es también entender sus singularidades, de carácter, de sueño, de alimentación…

Dejarles llorar para que se duerman es horrible, dañino, triste, aunque lo disfracemos de “por su bien”, o lo acompañemos, es llanto igual…

Ningún niño debería jamás dormirse llorando, agotado, solo, triste, abandonado y sintiendo que no es amado, porque hay otras formas sin lágrimas…
No importa el tipo de crianza, ni como se quiera educar, ni si colechas o no quieres hacerlo, simplemente hagas lo que hagas, no permitas que un niño sufra.
Porque estará aprendiendo que el sufrimiento es el camino, porque es la impronta que dejaremos en su mente…
La mente de un niño hoy, mañana un adulto…

 

 

Artículos Relacionados

9 comentarios

  1. Me ha encantado leerte. Me ha parecido una entrada muy respetuosa teniendo en cuenta el tema que se trata. Yo me he leido “Duérmete niño” y “dormir sin lágrimas” y totalmente partidaria de Carlos González. me parece una aberración dejar al niño llorar para que “aprenda a dormir solo”. ¿Cómo se puede aconsejar dejar al niño llorar?
    Mis hijos a día de hoy se duermen en el sofá con cuatro años y medio con nosotros y cuando nos vamos a dormir los llevamos a su cama. Es el momento mas facil, cuando acurrucados en el sofá nos dormimos un ratito antes de ir a la cama para toda la noche.
    de nuevo felicidades por la entrada

    1. Que te pasa bombón? No te derrumbes, todo se supera! Hasta las malas noches, o los días de 24 horas sin dormir 😉
      Un besote

  2. Mi hija es como yo, se duerme tarde y le cuesta coger el sueño. Además a última hora de la tarde es cuando más activa está y como mi marido vuelve del trabajo a las 21 así la baña él y cenamos todos juntos. De recién nacida fue cuando lo pasamos peor, siempre ha dormido con nosotros y esperábamos a que estuviera cansada para irnos todos a la cama, pero se despertaba al poco de estar allí y nada la calmaba, nos podían dar la 1 de la mañana y seguía llorando, creo que necesitaba soltar nervios, porque cuando dejaba de llorar se agarraba a la teta y se dormía al instante. Empezamos a portear y aunque seguía llorando era menos rato si la ponía en la emei y bailaba con ella. Al final ella sola se ha ido haciendo sus rutinas y se duerme con la teta tan a gusto, incluso puedo dejarla durmiendo y salirme de la cama, impensable hasta hace 4 meses.

    1. Son rachas, los míos todos han necesitado dormirse conmigo, y como soy noctambula e insomne se quedaban conmigo en el sofá o en los brazos, llega un día como ahora con 3 y 5 años que deciden solos cuando se van a la cama, que no te necesitan al lado, aunque colechemos, podemos ir después, y que incluso se van de la cama un día sin mas, aunque vuelvan intermitentemente. todo es valido, por todo se pasa 🙂 Y todo se supera!

  3. Bravo por tus palabras. Por fin encuentro a alguien que dice las cosas como son y piensa como yo. Me siento algo sola, en este aspecto, porque intento hacer entender a las personas que me rodean, sobretodo a los abuelos de la peque, que ella tiene sus horas de sueño y son cuando ella quiere dormir. Mi hija desde los 3 meses no duerme una siesta de 2 o 3 horas como otros niños, y qué?? es una niña feliz y juega y come y duerme cuando le apetece. Cuando quiere dormir lo noto, quiere brazos, la teti y no la molestes. Y ella en menos de dos minutos está dormida. En cambio, cuando la intentan poner a dormir y llora lo digo: No tiene sueño, no quiere dormir. Déjarla está bien.
    Sin ir más lejos, la semana pasada, mi suegra nos dijo: Ahora que ya sabéis lo que es ser padres y habéis dejado que la peque duerma de esta manera, a deshoras, cuando quiere y en vuestros brazos y no en la cuna (mi hija se despierta con el vuelo de una mosca, si cuando se duerme intentas ponerla en la cama, cuna u otro lado, se despierta y llora porque ella quiere estar conmigo, con la teti y ya está, por la noche sí duerme en la cama, junto a mi, y no hay problema) si volveis a tener otro hijo, acostumbrarlo a dormir en su cuna cuando termine de comer.
    A ver, no se dan cuenta, después de 16 meses que esta niña no es como su otro nieto y que no duerme como él y que no tiene una rutina de sueño (que sí la tiene, pero ellos no la ven) y que si ella es feliz y no tiene nada es que está todo bien??? Porqué tiene que dormir 12 horas? Mi hija se despierta risueña, dicharachera, divertida. Le gusta dormir una minisiesta por la mañana después del almuerzo y lo hace. Entre semana que se queda con mis padres, duerme una minisiesta de 45 minutos o 1 horas, después de comer, en brazos de mi madre. Por la tarde no quiere dormir hasta que yo llegue. Lo que hace es esperar y cuando yo llego se amorra a la teta y no se duerme, porque quiere estar conmigo, así que después de cenar cae rendida. Se duerme, que serán las 8.30 o las 9 y se despierta sobre las 7.30 o las 8. Ahí tienes las 12 horas. Para qué más????
    sí, hay niños que duermen eso por la noche y dos horas por la tarde y por la mañana otro rato. Pero también hay niños con sueños profundos y con sueños ligeros. Como los adultos. Y no pasa nada.

    A mi solo me da rabia que intenten compararla y que encima digan que esto es culpa nuestra por no saber lo que es ser padres.

    Saludos

    1. Has dado con la clave, qué es una rutina? cada uno tiene la suya, el problema es que pretenden estandarizarnos, todos los niños duermen dos horas de siesta, todos los niños se levantan a las 8… pues no oiga! cada niño, cada casa, unas costumbres, y no es que estén malcriados, es que todos no somos iguales :).
      Un abrazo

  4. Mi hijo siempre ha sido como su padre, trasnochador (el tipo de persona conocido como “buho”) de esos que no se duermen antes de las 12 y despiertan sobre las 9. También ha sido como yo en las siestas: de las 3 h no suele bajar, aunque algún día, por el motivo que sea, la empiece a las 16.30 (sí, entonces se despierta sobre las 20 y se vuelve a dormir sin problemas hacia las 00, exactente igual que si su siesta hubiera sido de 13-16, que también las hay: a las 00, se duerme; antes, no).

    El problema ha sido mientras yo, que soy del tipo “alondra” (a dormir a la 22 y despertarme sobre las 7), era su dormidina. Y lo peor de lo peor, cuando durante el curso me he tenido que levantar a las 6 para ir.a trabajar. Uf! Ir a dormir a las 22, estar despierta hasta las 00 porque no quería dormir pero quería estar con mamá, y al cabo de 6 horas, despiértate vete a dar clases!

    1. Reventada! 🙂 y seguro que durante sus siestas te matas a hacer cosas! aprovecha alguna para dormir tu 🙂
      En nuestra casa la alondra es mi marido y el búho yo 🙂 jeje.
      Un abrazo