En qué miedo descubriste que eras valiente?

En qué miedo descubriste que eras valiente?

Es así.
Sólo te haces valiente cuando vas plantándole cara a los miedos.
Nunca se nos ocurre mirarnos en el espejo y ver la valentía que nos hace brillar, pero la tenemos.
Porque cada día miramos de frente a nuestros miedos y seguimos caminando.

A veces son miedos tangibles, reales, del día a día, miedos que nos hacen dudar de si merecemos nuestras vidas y miedo a que se nos acabe tanta fortuna, tanta dicha. Familia, trabajo, salud, el día a día…

Otras veces son miedos más íntimos, superación, autoestima, pérdidas …
Pero todos de una u otra forma vamos superando miedos, vamos siendo valientes.

A veces posponemos algunos miedos dejándolos de lado a la espera de que llegue el día en el que cara a cara les demos una paliza en el ring de la vida, otras vamos haciendo pequeños pulsos casi sin darnos cuenta.

Y un día nos vemos en el espejo abrazando a nuestros miedos.

Porque hasta los miedos, o tal vez debería decir que nuestros miedos somos nosotros, porque nos hacen grandes. Son nuestros. Parte de nuestro ser.

Así que hoy me miro en el espejo y me quiero más que nunca. Me quiero valiente, viva y dispuesta a seguir adelante, dispuesta a ganar las mil batallas que nos trae la vida.

Rodeada de grandes valientes.

Para ti D, porque este miedo feo y sucio no sabe con quien se ha metido y nos reiremos celebrando un mayo más.

Para ti VR, que los miedos te persiguen y aún no te has dado cuenta de lo valiente y admirable que eres. Siempre creyéndote oscura pero tan llena de luz.

Para ti J, que te enfrentas cada día sin darte cuenta de que tu cansancio es fruto de las batallas ganadas.

Para ti VK, que sigues siendo valiente pese a creer que no mereces ganar miedos. Lo mereces! Tu valentía y todo lo que desprendes es maravilloso, mírate y quiérete.

Para todos los que alguna vez habéis creído que un miedo os podría:
Da un paso atrás y toma impulso, los miedos empequeñecen ante los saltos.

Noe del Barrio

Artículos Relacionados