Justicia Talidomida. Carta abierta de profesionales de la medicina a los laboratorios Grunenthal.

Hoy gracias a mi ya amigo Fernando Cybertrauma y fantastico colaborador ūüôā nos gustar√≠a darle un poco de justicia y visibilidad ense√Ī√°ndoos y divulgando¬† la Carta que muchos Profesionales de la Medicina han escrito de manera P√ļblica a los Laboratorios Grunenthal; S√≠ los de la desgraciada TALIDOMIDA.

La Talidomida fue aqu√©l f√°rmaco administrado como anti em√©tico (Contra los v√≥mitos) y otros problemas menores del Embarazo…

Se suponía que era un Medicamento seguro y fiable (Incluso, muchos Toco Ginecólogos lo administraban a sus esposas); Hasta que comenzaron a aparecer las TREMENDAS MALFORMACIONES FETALES.

Por si alguien no sabe de lo que se trata;¬†nos vais a permitir que antes que nada,¬† “Copie y Pegue” un breve bosquejo del Terrible Producto…

¬ęLa historia de la talidomida conviene ser contada a los que la desconocen y recordada a aquellos que si la conocemos. En Espa√Īa fue retirada del mercado en 1963, dos a√Īos despu√©s de que se conociesen los efectos adversos. Los que nacimos a finales de los a√Īos 50 y principios de los 60 del siglo XX pudimos ser ni√Īos de la talidomida. Todo mi apoyo a los afectados

En el a√Īo 1953, el Dr. Wilhem Kunz sintetiz√≥ la mol√©cula de la talidomida (Thalomid) para la compa√Ī√≠a farmac√©utica Ciba y, otra compa√Ī√≠a alemana, Chemie Grunenthal, asumi√≥ la responsabilidad de su comercializaci√≥n en 1954. Tras 2 a√Īos de experimentaci√≥n en monos, ratas, conejas y perras embarazadas, la compa√Ī√≠a present√≥ los informes del f√°rmaco ante las autoridades alemanas como inocuo y sin efectos secundarios, por lo que fue aprobado para el tratamiento en seres humanos. Inicialmente se ensay√≥ como antiepil√©ptico sin que se demostrara su eficacia. Despu√©s se utiliz√≥ en ensayos cl√≠nicos como antihistam√≠nico para las alergias, en las que result√≥ un fracaso, y posteriormente se descubri√≥ su capacidad como sedante, siendo una buena alternativa a los barbit√ļricos.

El 1 de octubre de 1957 se comercializ√≥ como nueva p√≠ldora para dormir con el nombre de ‚ÄúContergan‚ÄĚ. Este efecto farmacol√≥gico fue aprovechado para el tratamiento de los s√≠ntomas del embarazo como la ansiedad, el insomnio, las n√°useas y los v√≥mitos. Su publicidad aseguraba su inocuidad y su uso se extendi√≥ r√°pidamente por Europa, √Āfrica, Am√©rica, Australia y Canad√°, por lo que en 1957 se convirti√≥ en el medicamento de elecci√≥n para tratar las molestias iniciales de la gestaci√≥n. La talidomida se distribuy√≥ en 50 pa√≠ses con 80 nombres comerciales y a finales de los a√Īos cincuenta era el tercer f√°rmaco m√°s vendido en el mundo.

La talidomida no fue aprobada nunca en Estados Unidos debido al escepticismo de la Dra. Frances Oldham Kelsey, funcionaria reci√©n incorporada a la Food and Drug Administration (FDA), que quiso tener pruebas m√°s convincentes de la seguridad del medicamento en los embriones humanos. La compa√Ī√≠a Richardson-Merrel, ubicada en Cincinnati, ten√≠a dispuestas 10 millones de tabletas listas para entrar en el mercado y solicit√≥ la aprobaci√≥n del medicamento ante la FDA en febrero de 1961. A pesar de la presi√≥n ejercida por los abogados de la compa√Ī√≠a, la petici√≥n fue rechazada en seis ocasiones por la Dra. Kesley, por parecerle insuficiente la documentaci√≥n presentada…..

*El Texto anterior lo he Copiado del Blog “EL SUPOSITORIO”
(http://vicentebaos.blogspot.com.es)
“Recordando a la talidomida; domingo, 13 de octubre de 2013
“Blog de Informaci√≥n sobre Medicina de Vicente Baos Vicente( M√©dico de Familia). ¬Ľ.

Por cierto es un Blog en el que el Doctor Vicente Baos, habla muy claro de innumerables Temas y al comienzo de su Blog, nos muestra su trabajo como Cooperante en diversos lugares de Africa.

Creo que es un Médico que vale la pena seguir en su Blog.

Paso a “Copiar y Pegar” la Carta abierta a los Laboratorios Grunenthal, del Blog “La consulta del doctor Casado”

Con un Post titulado: “JusticiaTalidomida”.

Igualmente se encuentra, como es lógico en el Blog El Supositorio; Pero deseamos que conozcaias este otro Blog, del Doctor Salvador Casado, que creemos os gustará mucho.

 

JusticiaTalidomida

viernes, 7 de noviembre de 2014

Carta abierta a los Laboratorios Gr√ľnenthal a favor de las v√≠ctimas de la Talidomida

‚ÄúUn momento lleno de armon√≠a natural nos hace desear que los segundos se alarguen [‚Ķ] Contergan nos ofrece paz y sue√Īo. Este inofensivo medicamento no afecta [‚Ķ] y es bien tolerada incluso por los pacientes m√°s sensibles. Sue√Īo y paz: Contergan, Contergan forte‚ÄĚ (Publicidad de la talidomida por los Laboratorios Gr√ľnenthal)

Los profesionales de la medicina reconocemos la contribuci√≥n que la industria farmac√©utica ha producido en la mejora de la salud de las personas. Desde el descubrimiento y comercializaci√≥n de la¬† acetofenidina en 1885 hasta la actualidad, muchos han sido los √©xitos en la investigaci√≥n farmac√©utica que nos han permitido contar con un amplio arsenal terap√©utico¬† para combatir un gran n√ļmero de enfermedades. La s√≠filis, el asma bronquial o el s√≠ndrome de Seehan del posparto, por poner algunos ejemplos,¬† son enfermedades graves a las que podemos responder y conseguir que las personas que las¬† sufran puedan recuperar una vida digna.

Pero en ese camino ha habido algunos éxitos y muchos fracasos, se ha tenido que abandonar muchas moléculas prometedoras que no han cumplido sus expectativas, bien por sus interacciones farmacológicas no previstas, o bien por sus reacciones adversas sobre las personas. Con el desastre de la Talidomida,  por la que unos 20.000 bebés nacieron en todo el mundo con severas malformaciones, se desarrollaron nuevos mecanismos de seguridad y se establecieron controles y filtros de las nuevas moléculas antes de su comercialización. Así, la Talidomida no solo fue un caso de perjuicio a un grupo de personas, también marcó un antes y un después en la seguridad farmacológica de la población y, por lo tanto, fue un ejemplo paradigmático de lo que no se debe hacer.

Esta mejora en la seguridad del paciente ha elevado los costes de investigaci√≥n y cambiado las v√≠as de financiaci√≥n. La industria farmac√©utica ya no afronta sola el coste de la investigaci√≥n sino que esta se produce mediante un sistema mixto con participaci√≥n tanto privada como p√ļblica. A pesar de ello,¬† los beneficios econ√≥micos obtenidos son solo privados.

Espa√Īa es el √ļnico pa√≠s europeo en el que las v√≠ctimas de la talidomida no van a recibir ayudas y eso produce una indignaci√≥n a√Īadida, huele a injusticia social europea. Aqu√≠ fue uno de los pa√≠ses en donde m√°s preparados se comercializaron y se supone que, en la actualidad, es donde quedan m√°s afectados vivos. Pero mientras que los tribunales espa√Īoles han reconocido que el delito est√° prescrito, Gr√ľnenthal lleva d√©cadas pagando a los afectados alemanes, ingleses e italianos. Los primeros, desde 2013¬† pueden llegar a percibir casi 7.000 euros mensuales seg√ļn grado de discapacidad; los ingleses e italianos pueden llegar a los 4.000 euros. Sin ir m√°s lejos, el a√Īo pasado se acord√≥ un pago indemnizatorio a los afectados neozelandeses y australianos de casi 60 millones de euros.

Gr√ľnenthal Espa√Īa afirma que quiere contribuir ‚Äúde manera integral y exhaustiva a restablecer la salud y mejorar la calidad de vida de las personas‚ÄĚ (Informe de Responsabilidad Social Corporativa 2009 ‚Äď 2010) y eso es justo lo que le pedimos que haga desde esta carta abierta para con las v√≠ctimas espa√Īolas de la Talidomida. Que no haya que llegar a la sentencia del recurso de casaci√≥n ante el Tribunal Supremo, que reconozca su deuda hist√≥rica con las v√≠ctimas y que les pague a los afectados¬† los 20.000 euros por cada punto porcentual de discapacidad,¬† como dec√≠a la sentencia anterior, sin necesidad de que tengan que presentar el frasco de Softenon o cualquier otro de los seis que se comercializaron en Espa√Īa entre 1957 y 1963.

Somos muchos los profesionales de la medicina que nos sentimos muy decepcionados con la forma de actuar del laboratorio y consideramos que la argucia legal empleada empa√Īa profundamente su prestigio. Probablemente, hasta que no reparen esta injusticia, a muchos de nosotros nos costar√° m√°s de lo habitual prescribir sus productos teniendo en cuenta que otros laboratorios ofrecen alternativas id√©nticas.

Tanto los m√©dicos firmantes de esta carta como otros muchos compa√Īeros de profesi√≥n estamos convencidos de que nos sentir√≠amos aliviados si no fuera necesario adoptar este tipo de medidas y, con el √°nimo de reparaci√≥n de la injusticia social que Gr√ľnenthal est√° produciendo sobre las personas afectadas por la Talidomida en Espa√Īa, solicitamos a los responsables del laboratorio que reaccionen convenientemente e indemnicen a las v√≠ctimas.

Firmantes de la carta: José Martínez López; Vicente Baos Vicente; Salvador Casado Buendía; Enrique Gavilán Moral; Juan Gérvas Camacho; Abel Novoa Jurado; Javier Padilla Bernáldez; Juan Antonio Sánchez Sánchez

 

Os agradecer√≠amos profundamente que ayudaseis a divulgar esta carta, bien compartiendo, copia-pega, para que llegue lejos, y alg√ļn d√≠a por fin, puede existir justicia para las victimas.

 

Fernando Cybertrauma y Noe del Barrio

Artículos Relacionados

2 comentarios