Las etiquetas en los niños solo sirven para cortarles las alas…

Mi vecino del tercero es muy feo y un poco soso. Tiene una cara de granuja que aunque apenas le conozco ya se de que pie cojea, intenta ser simpático pero yo creo que lo único que quiere es llamar la atención.
Su mujer es una tragaldabas, le sobran muchos kilos y es seguro porque no sabe controlar lo que come, además siempre que nos cruzamos se le ve que va de listilla.
Tienen dos hijos varones, uno es un trasto, un pre adolescente de esos que sabes que en cinco años temerás cruzarte por la escalera. Y el mayor un pintas, con cara de delincuente.

Tenemos otra vecina, la del sexto, con unas pintas de golfa! Nada mas cruzarte con ella en el ascensor te queda claro de que va, esta tiene que ser bien conocida por ciertos círculos, si no hay mas que mirarla! Y su marido? Un calzonazos!!! Sólo dejarla vestir así ya deja claro que lo es!

En el bar nos cruzamos muchas veces con Pablo e Irene, tienen un niño Adrián, de 4 años, vaya tres!! Pablo es un cansino! No para de hablar, y ella sin embargo no habla ni te mira, dice que es tímida pero yo creo que es una estirada, ni que le debiera algo! Y el niño? No para quieto! Como poco es hiperactivo! Su padre se pasa el día diciéndole que si es tonto, y yo creo que va a llevar razón.

Y la cajera del súper? Es una enterada, con una cara de cotilla… No hay mas que verla, seguro que es una lianta. Si es que ya lo decía mi padre: La cara es el espejo del alma!

Nuestro pediatra no nos escucha, yo creo que tiene problemas sexuales, si se le ve en la cara de amargado que tiene! Se esconde detrás de las gafillas y te mira por encima, seguro que es un falso y no tiene vocación, no hay mas que verlo!!!

A que leyéndome ahora mismo te acabo de parecer irracional a la par que imbécil? Pues eso es lo que somos cuando etiquetamos a un niño.
A que no te parece coherente etiquetar a las personas? Pues resulta que tus hijos también son personas, así que no los etiquetes.

Sales de casa a diario, y a diario te cruzas con un vecino, que si te ve consolando al pequeño le cataloga de llorón, no sabe que acaba de caerse. Llegamos al pediatra y dirá de la niña que es una quejica porque acaban de ponerle la vacuna.
En el súper la cajera al ver a mi hijo pidiéndome que le compre galletas le tacha de malcriado y malo, y lo acompaña con un no paras quieto, es hiperactivo?
Este es el día a día de muchos niños, los de verse continuamente juzgados y etiquetados.

Cuando mi vecino, la cajera del súper, mi vecina del sexto, mi cuñada, Pablo, Enrique o Irene etiquetan a mis hijos, nos conozcan o no, tengan relación o no con nosotros, me parecen eso, imbéciles!

Porque con sus palabras, con las que emplean con sus propios hijos los matan a diario un poquito, les cortan las alas.

Llorón, malo, revoltoso, trasto, hiperactivo, tonto, desobediente, listillo, hablador, tímido…
Tus hijos, los míos, creen todo lo que les decimos, porque somos el espejo en el que se miran.
No los etiquetes, guárdate tus impresiones para ti mismo, son niños, cambiantes, en constante aprendizaje, no les hagas creer lo que no son, no les hagas serlo.

Gordo, comilón, flaco, mal comedor, tonto, revoltoso, malo, liante, bruto, miedica, burro…
Lo escuchamos a diario como algo natural, como si en lugar de personas pequeñitas fuesen cosas a las que adjetivar.

Da ejemplo, no etiquetes a tus hijos, y sobretodo, NO ETIQUETES A LOS MÍOS.

 
untitled

Artículos Relacionados

7 comentarios

  1. Que bueno que dios nos dio estos tipos De personas para darnos cuenta que tan valioso es estar cerca De ellos

  2. El otro día una vecina de mi suegra, en tan sólo unos minutos, etiqueto a mi hija de mala, mandona y, cuando ya nos íbamos, le gritó: ” marimacho!”. No le dije nada, por no liarla, pero espero que me viera la cara de desaprobación. Totalmente de acuerdo contigo. Etiquetar puede hacer mucho daño.

  3. 100% de acuerdo. Cómo pretendemos que ellos mismos el día de mañana no juzguen a los demás si antes de ser conscientes de sí mismos ya se han visto juzgados en innumerables ocasiones?

  4. Me ha dejado bien impresionada, yo juzgo mucho a mi hermanita de 9 años e incluso ya dice “Claro como yo soy tonta” o “Dices que me valla porque tengo la cara muy fea, como todos me llaman fea”, a lo primero le digo “Eres la mejor en matematicas, tecnologia y educacion fisica de la familia” a lo segundo ” Tienes una cara hermosa, es solo que no me gusta que me espien”, pero, aun asi, ya le he hecho mucho daño contestandole o etiquetandola con cosas feas y ahora que trato de no hacerlo, no he conseguido que mis padres dejen de hacerlo, me da miedo que se crea cosas malas y no sea lo que ella quiere ser, pero ¿Que puedo hacer?