Mis hijos ven la tele

Mis hijos sí ven la televisión.
Lo se, seguro que los tuyos no.
Porque ver la televisión es muy malo y daña el crecimiento psicológico de los niños, les resta creatividad y además les sobre-estimula, les aleja de la realidad, les impone un modo de pensamiento poco crítico, produce obesidad y pese a todo, mis hijos ven la televisión.
Y seguro que me vais a poner un montón de enlaces y estudios que demuestran todo eso, porque es muy malo ver tele, y sin embargo la seguirán viendo…
No soy la madre del mes, lo se.
Pero mis hijos ven la televisión.
Y juraría que el 90 por ciento de los niños también, y la gran mayoría de adultos.
Y yo veo la tele, aunque lo cierto es que hoy mucho menos que hace unos años, es una cuestión de tiempo…

La televisión idiotiza, y roba estimulación y resta cultura y…
Y nadie ve “Gran hermano”, ni esos programas de telebasura lo que no se es porque nos engañan y nos cuentan que es uno de los programas más vistos.
Si lo más visto de la tele son los documentales culturales!!! (Esos de “la 2”)
Ah! Que tu si ves gran hermano? Yo no.
Pero no porque sea más lista, es que mi escaso y apreciado tiempo televisivo prefiero emplearlo en series de zombis y cosas así, friky que es una.
Me pueden las series, ahora apenas veo una, antes seguía un montón.
Pero a lo que iba, mis hijos sí ven televisión, aunque parece que esté mal visto decirlo, y por supuesto en caso de reconocerlo solo ven “Peppa Pig”, “La Princesa Sofía” y “La patrulla canina”…
Claro, claro, lo que no se, es de donde se saca mi hijo las historias de zombis, porque mis zombis los vemos de madrugada cuando todos duermen, y hasta quitamos programas donde haya anuncios, porque consideramos que en muchas ocasiones no son aptos para sus edades.

Pero tus hijos no ven tele, porque es malísimo!!
De dónde se sacarán las cosas de las que hablan?
Los juegos violentos?
Las palabrotas?
De los libros sobre historia del arte que devoran en la biblioteca desde los 2 años?
Y es que los hijos de la mayoría no ven la televisión.

Porque “Little Einstein” desde los dos meses, no cuenta, ni los Cantajuegos…
Porque todos somos padres responsables y educamos dedicando tiempo de calidad, y pasamos las horas buscando juegos educativos a la par que entretenidos que les enseñen nociones de física cuántica desde los seis meses…
Otros no, como yo. Esos días en los que necesitas diez minutos para doblar la ropa sin gritos, carreras o sin que termine el cajón del armario vaciado en el suelo, esos días en los que los 7 minutos de un “Pocoyo” te salvan la cordura…
Tal vez vaya siendo hora de vilipendiar la televisión para re-educarnos, en que es preferible que la vean, controlando milimétricamente los contenidos según sus edades y madurez.
Aprendiendo como familias, que ver la televisión, no es malo.
Lo es cuando no hay control alguno y se abusa.

Ver la televisión, no es malo. Lo es cuando no hay control alguno y se abusa -    

La tele, nos guste o no, forma parte de nuestra existencia y es una herramienta tan válida como cualquier otra para aprender como funciona el mundo, sí, es una herramienta educativa, aunque no quede progre decirlo, y sea mucho mas cool ponerla a caldo.
Nos encantan los dibujos animados, mis hijos siguen algunas series con auténtica pasión, aunque como consideramos que con medida todo es mejor, la tenemos algo restringida, y es un método como cualquier otro de ocio.
Y es que la tele socializa, probablemente aunque nos pese, es un método de socialización mas universal que las guarderías, y a muchos adultos nos sirve para conocer esa parte del mundo que no tenemos a nuestro alcance.
Y a los niños les sirve para aprender muchas cosas, y en su justa medida y con contenidos acordes a su edad es perfecta para un rato.
Incluso niños muy pequeños.
A esas edades agotadoras, un ratito de dibujos es la herramienta perfecta para una madre agotada o superada.
No, no se trata de plantar al niño cual maceta delante, se trata de utilizarlo como una forma mas de entretenimiento, tan absorbente que te da esos diez o quince minutos necesarios para recomponerte.
No, no nos confundamos, la tele no es una niñera a tiempo completo, es una herramienta más, tan válida como sacar las acuarelas.
Se pasan pintando 4 horas con pincel? No?
Pues con la tele tampoco…

No, no me malinterpretéis, no defiendo la tele como la panacea, es simplemente que tampoco se trata de denostarla (Ya no, aunque reconozco que he tenido mis fases)
Yo también leo(O leía, me pasa lo mismo, mi tiempo con tres hijos es muy limitado) y es que hay momentos, tiempo y épocas para todo, no voy a desterrarla para quedar bien, es parte de nuestra cultura, de nuestra sociedad.
Una actividad más, un método más.
Y utilizándolo con mesura y lógica es una fuente inagotable de diversión, educación etc.

De mi generación, nos ha enseñado mas, la serie “El cuerpo humano” sobre biología que el instituto -    .

Este año me presento a los premios Bitácoras en la categoría de opinión.
Y me encantaría que me votases!!
Si tienes Facebook puedes hacerlo desde aquí
O bien registrándote directamente en la página de Bitácoras
Recuerda que debes elegir la categoría y añadir la dirección del blog
www.princesasyprincesos.es
Gracias!!!!

No, no es un método de sentirse acompañado, es simplemente algo mas en nuestras vidas, así que nunca tendrá prioridad, no veo bien posponer una comida por un partido, no me gusta que se silencie una conversación priorizando la tele, pero sí como una parte mas de nuestra existencia, un recurso de ocio y también, y cada día mas de información, educación, contacto exterior…

Lo siento pero soy muy crítica con algunas familias que destierran a la televisión de las vidas de sus hijos, lo respeto, pero de verdad es mejor esconder la realidad del mundo a nuestros hijos?
No es mejor utilizarlo con coherencia, aprender a darle un inicio y un fin?
Tenerlo como una parte más?
No la vemos nosotros?
Aprovechemos todo lo bueno que nos puede aportar y eduquemos en su correcto uso.

Eduquemos como poco para auto aceptarnos, y es que la televisión basura es lo mas visto en nuestro país, aunque nadie reconozca el tipo de televisión que consume.
Eduquemos para erradicar mediante la coherencia y el conocimiento ese tipo de programas en las próximas generaciones, eduquemos para respetar las franjas horarias, los contenidos en horario infantil, los programas que aunque pareciesen para niños por su tipología no lo son.
Educación, pero sin esconder la tele.
El futuro pasa por ella.
Y tus hijos? Ven televisión?

 

Artículos Relacionados

7 comentarios

  1. Mi hijo tiene 6 años, hay dias que no enciende la tele (y yo tampoco), y otros sí que la ve un rato.
    Se pone dibujos, unos días bob esponja, otros ben y holly, pero al final termina poniento nathional wild o cualquier documental de animales, se queda embobado.

    Creo que al final todo reside en no abusar,no creo que un rato de ocio en tele/tablet o derivados sea perjudicial, porque no lo ha sido para mí cuando era peque, y dar opciones o alternativas es un buen plan también.

  2. Mi hija ve tela un rato, a la hora que yo considero que es la hora de la programación de su edad y el tiempo que le permito. Me pide la tablet y lo mismo. Y sale al jardín a buscar piedras, y se monta en el árbol, y juega en el parque, y hace deberes, y baila hasta con el ruido del lavavajillas. Juega muñecas, con coches, legos y pinta. Y es igual; yo regulo el tiempo, guío, resuelvo preguntas, y acompaño.

    Yo no veo tele, pero me trago horas y horas de ordenador. Me gusta escribir, hacer tartas, y charlas con mi gente querida. ¿alguien queiere juzgar? Adelante, a mi no me afecta 🙂

  3. Mi hijo no ve la tele porque no tenemos: cuando montamos su habitación priorizamos y decidimos tirarla, porque no la estábamos usando.

    Mi hijo ve Pocoyó, y la Peppa Pig, y el Caillou, y… pero los ve en el ordenador, en el youtube, porque de eso también tenemos en casa. Y mamá se sienta con él para que me explique lo que pasa en la pantalla, o para explicárselo yo, cuando no lo entiende.

    Mi hijo está muy socializado, aunque no vaya a la guardería. Es muy independiente, aunque ha dormido con papá y mamá hasta este mismo verano, cuando, a los dos años, ha dicho “basta, quiero mi cama”. Come de todo, incluso teta. Mi hijo sabe lo que quiere, pero puede aceptar un “no” bien razonado por respuesta.

    Y su madre está hartita de haber hecho lo contrario de lo que decían todos, de haber hecho lo que a ella le parecía más correcto, y que resulte que el niño está saliendo tan bueno como los mejores. No soy una mala madre (tú tampoco, pero creo que ya lo sabes, que solo estabas siendo irónica), soy una madre consciente, independiente y con espíritu crítico: que no vaya mi hijo a haberlo aprendido de mí!

    1. Para mi el móvil, la tablet. El ordenador, cuentan igual que la televisión.
      El efecto en ver un Pocoyo en uno u otro medio es el mismo. Yo veo series, que más da televisión o portatil? Cuenta igual 😉

      1. Podría firmar lo que dice Roser.
        Para mi la diferencia entre tele y ordenador es que la tele no tiene final. Se enlaza una cosa con otra, si no gusta se cambia de canal,..los contenidos se interrumpen con anuncios y no puedes volver a ver lo mismo una y otra vez (cosa que a algunas edades les vuelve locos). Para mi no es lo mismo tele que ordenador. Entiendo que ni mis hijos ni yo estamos libres de audiovisuales (no hace falta), pero cuando vamos a ver “videos”, decidimos préviamente qué veremos, cuánto rato y qué haremos después.