Y una vez mas……

Una nueva despedida, diaria, en la que cada mañana debo reincorporarme al mundo laboral.
A horas de noche mientras los observo dormir me siento al borde del abismo, una vez mas tengo vértigo…
No es una despedida, son cien, mil, diez mil, diaria, pero nunca me acostumbraré, nunca volveré como un soldado a la guerra con dignidad y compostura, mas bien siento esta vuelta ruin, vil, infame, indecente…
Lo siento como una perdida, un adiós diario y sin embargo llegando el final del día, cuando al fin logro sentarme y me reclamais a gritos, y rezongando y protestando voy a vuestro lado, y durante un minuto pienso que me agotais y reclamo mi respiro…
Y agradezco mi espacio, y mis obligaciones ajenas a nuestro hogar.
Y a veces os echo de más a vuestro lado y siempre de menos cuando me alejo…
Y entre protestas, mientras revindicais mi calor y mi simple compañía, se me escapa el enojo cual mariposas.
Entonces sonrío, y disfruto manteniendo mi mejilla pegada a la vuestra.
Y abrazo vuestros menudos cuerpos.
Y aspiro vuestro olor.
Y pienso, este, justamente este es el mejor instante de mi existencia.
El que no disfrutaría si no lo perdiese todos los días un poco.

Sois mi esperanza y mi credo, y sin embargo, algunos días, en algún momento cansada y compungida, levanto mi voz como si no os quisiera.
Para arrepentirme inmediatamente de no saber amaros como merecéis.
Y es que sois mi motor y mi vela si bien extenuada en cierto momento se me nubla el cerebro y me hace pensar que sois mi lastre.
Y es que os amo sobre todas las cosas, nada mas preciso a vuestro lado, y sin embargo alguna vez necesito de todas las cosas sin valor para alejarme un rato y poder echaros de menos
Y es que sin vosotros apenas sale el sol.

El final del día, una tarde cualquiera, tirados en el suelo jugando sin importar nada, disfrutando a medio metro de altura de vuestra visión del mundo, pensando y soñando con parar el tiempo para siempre y quedarnos así, como un bonito cuadro impresionista, “Familia jugando en alfombra” un mundo paralelo, donde no exista el tiempo, ni los relojes, ni las obligaciones que nos alejen, ni progreso que nos obligue a separarnos, donde no haga falta conciliar nada porque criar a los propios hijos sea la norma, y no la excepción.

Berthe Morisot_

En un parque. Berthe Morisot.

Continue Reading

Sin titulo…

untitled
Carnaval de blogs: La pérdida gestacional y perinatal.

Este mes surge esta maravillosa iniciativa del blog de Mónica Álvarez, http://duelogestacionalyperinatal.com/, en conmemoración de su primer aniversario, Si queréis participar entrad en su pagina y apuntaros, para difundir vuestras reflexiones de las perdidas perinatales, y el duelo gestacional.

Una entrada antigua……

Hoy me he enterado de la noticia, en mitad de la celebración de tu embarazo, el golpe, con que dureza se nos coartan a veces los sueños, el embrión no late, ha dejado de ser futuro a las 8 semanas, tu estas de 12, pero tu cuerpo sigue a la espera……..
No se que decirte, llevo todo el día pensando en ti, como darte consuelo, como apoyarte, no puedo decirte que sé cómo te sientes, el dolor es algo intimo, tan personal, tan único, cada ser siente a su manera, y las perdidas solo las puede respirar uno mismo, solo puedo imaginar cómo te sientes. No puedo consolarte con mis palabras pero si acompañarte en tu duelo, no creo en dios así que no te pediré fe, ni te diré q estas cosas pasan por algo, porque no creo en mas allás, ni en castigos y recompensas, la naturaleza decide, y creemos que es sabia, aunque cruel a veces.
Se q muchos te dirán que estabas de poco tiempo, que lo superaras, que ya vendrá otro…….. que saben ellos del dolor, que saben ellos de lo que es un segundo, tercer…..embarazo, de amarlo desde el primer momento en q recibes la noticia; lo superaras? Las pérdidas no se superan, se aprende a vivir con ellas, nos hacen más fuertes, tal vez eso sea la superación…….. Vendrá otro, seguro! Igual de deseado, o más, y desde el primer momento será querido, amado como este…. Y en su historia incluirás que antes de él hubo una perdida, y crecerá sabiéndolo, y jamás lo olvidara formara parte de vuestra familia, ya no como dolor, sino como acontecimiento q os unió aun mas, q os hizo fuertes, q te dio un conocimiento aun mas intimo y hermoso de la maternidad, q te dará aun mas empatía, y grandeza en tus relaciones con quienes te rodean. Y aunque ahora te suene estúpido creo q durante sus 8 semanas fue un futuro, un futuro querido, respetado y amado, y tuvo la suerte de estar en tu seno, de que fueses tu. Te eligió. Déjale marchar….. Con lágrimas, con tu sentimiento pero con dicha también, no pudo ser, pero te ha enseñado mucho………
Ya hace semanas q conoces la perdida, q ese fruto no crece, que tu cuerpo, tu placenta, no lo aceptan, ellos siguen creciendo, el ya no……. Has tomado la decisión de someterte a una intervención para terminar el trayecto, es una decisión dura, se que te ha hecho falta meditarlo mucho, q injusto es todo, que cruel, ya es cruel perderlo, pero que no quiera irse, a no acepte la despedida y haya q sacarlo……… te admiro, por tu fuerza, tu entereza……..
Al menos has tenido tiempo de despedirte, de hablarle, de dulcemente separaros.
Hoy está todo nublado, el cielo, la esperanza, tú…….. mañana saldrá el sol, brillara de nuevo el cielo y se reflejara en tu ventana con una sonrisa, y volverá la esperanza a tener color, y calor, y tu cuerpo renacerá con mas luz, con más fuerza, y un día no muy lejano, volverás a ser tierra negra, olorosa, rica, fértil, y albergaras en ti la mayor de las riquezas, de nuevo serás la diosa que da vida, que crea………… que afortunados tus hijos, pasados, presentes y futuros, porque tienen la dicha de ser parte de ti, de tu vientre, de tu amor……….y que afortunada yo porque he tenido la suerte de conocerte, de aprender de ti, de formar parte de tu tribu.
http://www.simply-linked.com/listwidget.aspx?l=f6d16995-a7a8-48b7-99a1-27e084bf3adb

Continue Reading

yo tuve tres abuelas…

Yo tuve tres abuelas, mi Abuela, mi Abuelita y mi Yaya.
Una de mentiras, una de verdad y una de adopción, que afortunada yo! Las tres dejaron su marca imborrable en mi, las tres me quisieron y enseñaron. Hoy quiero recordar a mi Yaya, una abuela de mentirijillas, pero grande y hermosa como pocas…..

A la persona que me enseño a vivir y a soñar, te lo debía por todo el amor que me diste…

Había vuelto a su pueblo con nosotros, solo lo dejo por acompañarnos, lo había abandonado por mi. Se que no fue una buena madre, el hambre, la guerra y la ignorancia se lo impidieron, tal vez no pudo dar mas amor a sus hijos, tal vez no el que ellos ansiaban, pero a su manera los amo. Si cometió errores y pecados los expió todos conmigo. Puede que no fuera una buena madre, pero fue la mejor de las abuelas que ha existido nunca. Me dio todo lo que era ella, el termino adopción no tiene valor ni no cuenta como ella me adopto como nieta. Tuvo otros nietos, pero cuando se quiere a alguien sin que te obliguen lazos de sangre, pero como si los hubiese, se crea un amor maravilloso, un vinculo irrompible, perdurable aun hoy. Tras tantos años, y de que fueron pocos los que estuvimos juntas sigue siendo parte de mi, y lo será siempre

Tengo su imagen grabada en mi retina…… a la luz enfermiza del fuego, pensativa, callada. Su pañuelo negro dejaba entrever su cano pelo, lacio y largo, su pequeño moño enroscado; aquellos ojos límpidos, castaños, almendras suaves; el dulce rictus de su boca; su piel blanca, envejecida que aun guardaba restos de belleza; menuda, enfundada en su luto, me miraba y sonreía. Sonrisa vieja de labios caseros y finos, de mejillas surcadas por el tiempo, castigadas por la intemperie y el trabajo, la ternura de su mirada. Mi Yaya.

El perro se acurrucaba a sus pies, entre un refunfuño:- Este perro siempre encima mío, pesa mucho, llévatelo…-
pero nunca le echaba, se enroscaba mas y mas a sus pequeños pies, y se dormía convirtiéndose en una bola peluda moviéndose acompasadamente con su respiración, bajo su sombra protectora …..
Cuando murió, vaciaron su casa y repartieron todo lo suyo, yo herede lo mas maravilloso que podía darme… su cariño, sus besos, sus cafés con leche y miel, sus recuerdos. Tiraron todo lo que no servía y cerraron la casa, fue entonces, cuando todo estuvo cerrado y olvidado cuando murió.

Mi Yaya había ido al cielo, eso me dijeron, y todas las noches mirando al cielo le hablaba, hasta que un domingo me llevaron al cementerio, y me enseñaron su tumba. Me había engañado! No estaba en el cielo! No volví a hablar con ella….. Ahora lo entiendo, no creo en el cielo, pero si creo que el cielo cree en ti, y si existe, estas en un lugar privilegiado.

1949%20Abuela_
Abuela. Obra de Juan Cordero Ruiz, 1949

Continue Reading