Son cosas de niños.


Son cosas de niños.

Ayer se cayó en la calle y una señora le dijo: No pasa nada. Levántate y no llores, solo ha sido un culazo.
Hay que ser valiente y no hacer dramas!

Ayer vino con su primera decepción, su mejor amiga ya no lo es, tiene el corazón roto.
No pasa nada le dije, mañana tendrás amigas nuevas. No puedes ponerte así por cosas sin importancia.

Continue Reading

Quizás…

Quizás.

Tal vez hoy nos llueva, el viento nos despeine y el aire sea frio.
Tal vez te caigas y estés cansado y todo se hará un mundo
Tal vez yo me caiga, estaré cansada y no podré con tu mundo.
Tal vez te equivoques, algo saldrá mal y lloraremos juntos.
Y entre lágrimas nos amagará la noche y tendremos miedo.
Y mojados y a oscuras y cansados superaremos los miedos, y juntos, veremos amanecer.
Te lo prometo.
Te quiero.

Continue Reading

Yo no lloro nunca

Yo no lloro nunca, me dijo con aire de suficiencia, poniéndose de puntillas para parecer más alta. Nunca, nunca.
Por qué? Le pregunté yo.
Porque yo soy gigante. Grande como una montaña. Yo no lloro porque soy muy fuerte.
Nunca lloras? Insistí.
Nunca! Ya te he dicho que soy muy grande!

Continue Reading