Respeto

Pido respeto…
Respeto a mi, a mi forma de criar, a mis manías

Pido respeto… Respeto a mi elección de vida, a mis hijos, pero qué es respeto?
Respeto es consideración, es tolerancia, es reconocimiento, respeto también significa prevención, miedo.
Yo no quiero ese respeto.
Para mi es mucho más, porque se puede juzgar desde el respeto, porque se puede valorar con respeto, porque respeto no significa silenciar las opiniones contrarias a nosotros, es claramente mostrar la disconformidad y desde la empatía y sin minusvalorar jamás la dignidad del otro poder expresarnos sin miedo.
Porque callar no es respeto.
Porque abogar siempre por sonreír para evitar polemizar no es respeto.

¿Cómo educar en el respeto utilizando silencios? El respeto es un valor, que no acata mentiras, pido respeto a mi, a mi forma de criar, a mis manías, pido entendimiento y consideración, pido que con sinceridad me des tu opinión que aunque en muchos casos no cambiará la mía, me enriquecerá, y en otros me abrirá el camino de nuevos pensamientos.

Pido respeto aunque entiendo que me juzgues comparando tus actos con los míos, pero desde el respeto ese juicio no dolerá, no provocará heridas y será una parte más del entendimiento mutuo, porque conocer tu opinión, tu creencia me hará respetarte más, entenderte mejor, porque el respeto es sinónimo de transparencia

RESPETO

Pretendemos educar a nuestros hijos en el respeto, pero dando qué ejemplo?
Tendemos a relacionar la falta de respeto sólo con la violencia y la grosería, pero la infelicidad, la falta de tiempo, también es falta de respeto, si nuestros hijos crecen viendo como nos apagamos y decoloramos, ven como nuestro yo empequeñece y conforma, les estamos dando la premisa equivocada, porque el respeto comienza en uno mismo para poder expandirlo y propagarlo a nuestro alrededor.
Cuando no nos cuidamos porque todo nuestro esfuerzo y nuestra energía vital la dedicamos a ellos, cuando no dormimos, cuando no nos amamos, estamos enseñandoles a no respetar

Respeto es también cuando nos equivocamos pedir perdón, perdón a ese niño al que hemos magullado con un grito, con una riña a destiempo, con ese adulto cansado que ha omitido las necesidades de ese niño. Porque errar, erramos todos pero solo los sabios lo reconocen, este mundo sería un lugar mejor si a todos nos hubiesen enseñado desde niños a respetarnos dándonos la dignidad e importancia que da una disculpa, porque esta hace grande al agraviado y empequeñece la vileza.

Educamos en un respeto impartido, de manual, no se dice… no se hace…
Yo quiero educar en el respeto que da el amor, la empatía, el reconocimiento de las necesidades de los demás, y el primer paso es enseñarles a amar, no se respeta lo que no se ama, porque si se valora se comparte, porque si se comparte enriquece, porque si forjamos mentes que sepan amar, enriquecidas y educadas, no necesitaremos hablar de respeto, porque este será como el aire, tan necesario, pero invisible…

Pido respeto… Respeto a mi, a mi forma de criar, a mis manías

Continue Reading

Una pequeña colaboracion…….

Una pequeña colaboracion, con vision de futuro jijijiji

http://cinebebesblog.blogspot.com.es/2013/03/febrero-2025.html

Febrero 2025…

Hoy mi madre me ha metido en un compromiso, le ha dado por pedirme que le cuente cual es mi primer recuerdo en un cine.
Mi primer recuerdo claro en un cine es de una peli de dibujos, no se cual sería, una de aquellas de los años ’10, yo debía tener 3 años, quizá menos y recuerdo pequeños flashes…. palomitas, juguetes, una alfombra justo delante de la pantalla, jugar subiendo por las escaleras del cine….

Lo cierto es que tengo recuerdos preciosos del cine, creo que entonces no había muchos Cinebebés como ahora que en todas las salas lo hacen, se llamaba así, cinebebés, debía de ser el pionero, ahora es tan normal que ya no tienen ni nombre estas sesiones.
En esos cinebebés os puedo hasta nombrar a mis amigos, lo que tiene vivir en una ciudad no muy grande…. Aitor, Claudia, Ángel, Elia, Paula, Pablo, Avril, Manuel…… hemos crecido con unas madres un poco locas, pero maravillosas que se juntaban para ver pelis infantiles.

Según fui creciendo esperaba con ganas el anuncio de la siguiente sesión, se elegían a votación, y con ilusión cruzábamos los dedos para que la película elegida fuese nuestra favorita
No puedo entrar en un cine sin mirar bajo la pantalla y sonreír, esperando encontrar un puzle de suelo, algún peluche, un cambiador…. Me costó años acostumbrarme a la oscuridad absoluta, es que en el cine de mi infancia había luz, he ido creciendo de película en película, de sesión en sesión, hasta llegar a mi adolescencia e independizarme de la compañía familiar en el cine.

He hecho una pequeña encuesta entre mis amigos, cuál es nuestro primer recuerdo de cine? Y todos coincidimos. Mi primer recuerdo eres tú, si tú! Mi madre.
La madre de Aitor, la madre de Claudia, la madre de Ángel, la madre de Elia, la de Paula, Claudia y Avril, la de Pablo, la de Manuel, la de Lucas, la de Mario.
Os queremos mamis alocadas, porque habéis hecho que nuestra infancia fuese de cine……..

Continue Reading

Mamás de alta demanda….

Mamás de alta demanda.
Escucho siempre hablar de bebés de alta demanda.
Bebés demandantes, que precisan brazos, atención, que no duermen las horas que creemos necesarias, que tetean mucho, o comen de continuo, siempre alertas, que lloran, nerviosos, difíciles de consolar, persistentes…

Tengo muchos bebés a mi alrededor, los hay de todo tipo, tranquilos y nerviosos, bebés gigantones y bebés diminutos, sonrientes y circunspectos…
De hecho yo he tenido tress, mis tress bebes han sido muy distintos entre si…
Etiquetar a un bebé como de alta demanda es algo que sólo puede hacer su madre o un profesional.

fotos juan 032

Pero yo lo que más conozco son mamás de alta demanda…
Mamás que se desesperan cuando sus hijos lloran, porque les duele el alma escucharles.
Mamás que intentan dar lo mejor de si a cada paso, y que esa exigencia las agota y exaspera, que temen equivocarse y desesperan cuando a veces se dan cuenta de que lo han hecho.
Mamás que reivindican cambios en nuestra sociedad.
Mamás que sueñan futuro y lo moldean, que forjan con su entrega el mañana, acuñando los que serán herederos del mundo.

Mamás de alta demanda, que precisan llevar a sus hijos en brazos, y dormir a su lado cuando están enfermos, y pasar su tiempo en exclusiva para criarlos y quererlos.

Mamás que sufren una fiebre, unos mocos o unas toses como si fuesen el fin del mundo, y se desvelan y entregan sin duda.
Mamás que cuando escuchan la palabra rebajas sueñan con ropitas para sus niños sin acordarse de sus vaqueros desgastados, o pasados de lavados.
Esas que sueñan con la lotería no para facilitarse la vida sino para facilitársela a ellos y quedarse a su lado hasta que crezcan.
Mamás de alta demanda que pasan años de su vida leyendo libros sobre crianza para poder autoculparse sin reparos por como crían a sus hijos.
Mamás de alta demanda que han abandonado con gusto sus antiguos yo, para dedicar en cuerpo y alma todo su tiempo a sus pequeños, que durante los primeros años de vida de sus retoños han cambiado hobbys, salidas, cines… Por pañales, parques y películas infantiles, con alegría y felicidad.
Mujeres, madres…

Las madres de nuestro futuro.

mama

Continue Reading