Quizás…

Quizás.

Tal vez hoy nos llueva, el viento nos despeine y el aire sea frio.
Tal vez te caigas y estés cansado y todo se hará un mundo
Tal vez yo me caiga, estaré cansada y no podré con tu mundo.
Tal vez te equivoques, algo saldrá mal y lloraremos juntos.
Y entre lágrimas nos amagará la noche y tendremos miedo.
Y mojados y a oscuras y cansados superaremos los miedos, y juntos, veremos amanecer.
Te lo prometo.
Te quiero.

Y mañana se romperán los vasos y tal vez nos clavemos cristales en los pies.
Y mañana te mancharás la ropa, se rasgarán las rodillas del pantalón, perderás la sudadera.
Y mañana tendrás fiebre, algún virus nos hará una faena, te quedarás en cama y habrá que anular todos los planes.
Y las carreteras tendrán baches, y los caminos serán interminables, y cruzar entre el tráfico se hará difícil.
Pero heridos con la ropa hecha jirones y enfermos, estaremos juntos, te lo prometo.
Superaremos los baches, cruzaremos los caminos y seguiremos adelante.
Porque siempre hay un adelante.
Porque aún en la peor de las tempestades, el mundo no se acaba.
Te lo prometo. No se acaba.

Puede que te engañe el espejo, que deje de gustarte su reflejo, que el tiempo te marque.
Porque todo deja huellas, el tiempo, las risas, las lágrimas, todo queda indeleble sobre la piel.

Puede que se te olvide lo aprendido, que no superes los exámenes que te ponga la vida, que sientas que todo el tiempo es perdido.
Nada se pierde, te lo prometo, todo sirve, todo tiene un sentido aunque tu lo desconozcas.

Puede que el invierno se haga eterno, que el hielo nos rasgue, que se pierdan las cosechas.
Puede que se sequen todas las flores, y que no vuelvan a nacer las mariposas.
Puede que la oscuridad dure tanto que cuando termine la luz te ciegue.

Pero ciegos, hambrientos, derrotados y viejos seguiremos caminando.
Te lo prometo.
Porque el movimiento aleja el frío, porque las flores secas son hermosas, porque las crisálidas contienen vida, porque las arrugas son la carta náutica de tu vida…

Tal vez todo salga mal, pero no importa, así es la vida, aprendemos también de los errores, nos alimentan, crecemos.
Errar es solamente comenzar de nuevo siendo más sabios.

Quizás el sol salga, sus rayos nos acaricien y sonrías.
Quizás la luna brille tanto que veamos de noche y el amanecer llegue entre bailes y risas.
Quizás nunca nos equivoquemos.
Quizás no conozcamos el miedo, y los monstruos del armario nos hagan cosquillas
Quizás nunca tropieces y la enfermedad no te toque.
Porque todo es posible, y cíclico, a veces en lo alto de las olas y a veces ahogándote en el fondo, pero todo mar. Todo vida.

Y a veces hasta la vida se acaba.
Puede que la enfermedad nos acompañe, que luchemos batallas, que nos gane la guerra.
Que el tiempo se agote, y expiremos el ultimo aliento.
Pero sabes que? Reírse y llorar es parte del camino, parte del todo.

Y si debemos despedirnos, será con una sonrisa, porque habremos vivido.
Siempre juntos, siempre a tu lado.
Y cuando no esté allí, recuerda:
Siempre correrán por tus venas minúsculas partes de mi.
Siempre mis cenizas formarán parte de tu existencia, porque tu vida me hizo inmortal, porque tu existencia es mi regalo infinito.
Y ocurra lo que ocurra nunca estarás solo.
Para Pau, Alma y Lluc.
Mi luz, mi vida, mi todo.

Futuro

Noe del Barrio

Artículos Relacionados