Lo único que no te tiene que gustar de la vida, es morirte.

campo

Para mis tres soles.

Lo único que no te tiene que gustar de tu vida, es morirte.
Nos llamaron locos, hace cinco años porque naciste al comienzo de la crisis, no hicimos números, no hicieron falta, porque sabíamos que las crisis van y vienen a lo largo de la historia, son cíclicas y temibles, pero pasan, y aunque dolorosas, aunque mordientes dejan enseñanzas, nos hacen fuertes, nos dan herramientas para sobrevivir. Las crisis pasan, pero sabíamos que nuestra vida quedaría.
Nos llamaron locos, dos! Y en tiempo de crisis! Pero nosotros no decidimos cuando empiezan los baches, ni las dificultades, pero elegimos vivir, seguir adelante pese a todo.
Nos llamaron locos, tres!! Y es que todos fuisteis deseados y bienvenidos. Significáis luchar por el futuro, y es que vosotros sois la mejor inversión, la única que siempre estará en alza, la que no cotizará en bolsa pero moverá el mundo.
Nos llaman locos, no se puede! Qué futuro les vais a dar si no cambian las cosas?
Un futuro brillante en el que todos los días amanece, en el que hay sonrisas y lágrimas, en el que hay experiencias y trabajo, y lucha, y paseos, y flores, y lluvias, en el que cuando ya no quede nada seguiremos teniendo ganas de intentarlo y de comenzar de cero.

Continue Reading

Las madres pobres.

Las madres pobres

Para Ángela.
Las madres pobres

Me llamo Ángela y soy pobre. No, no el concepto antiguo de pobre de necesidad, no pasamos necesidades, pero no nos sobra nada.

Soy pobre y feliz. A veces.
Tengo 43 años, y llevo 20 en la misma empresa, de limpiadora.
Tengo una pequeña malformación de nacimiento una cadera mas alta que otra, que me provoca una ligera cojera, y ciertas inseguridades… Cuando me hicieron fija tuve claro que me jubilaría aquí.
Y con el panorama actual lo reafirmo, pese a mi sueldo mínimo, de apenas 800 euros.

Mi marido también trabaja, lleva toda la vida en la misma ferretería. Su padre también trabajo allí, que tiempos aquellos!
Llegaron a ser 8. Hoy son dos, el dueño y el, y su sueldo a veces llega, la mayoría de veces no.
La ferretería está en venta y el día que llegue un comprador cobrara los últimos dos años de sueldos.
Hay crisis.
Para todos.
No es culpa de nadie.

No tenemos hipoteca pero si un bonito alquiler, y luz, agua, gas, guardería y un crédito.
El que nos trajo a nuestro pequeño Santi hace ya dos maravillosos años.
Años de infructuosa búsqueda, y varias fecundaciones fallidas en la seguridad social.
Fue una gran inversión ir a una clínica privada.
Pero la mejor de nuestras vidas.

A día de hoy no nos sobra nada. Nada.
Tenemos un coche de mas de diez años que es una necesidad, porque cada día tengo que ir a un puesto de trabajo distinto y el desplazamiento corre por mi cuenta.
Ahora tendremos vacaciones. Al pueblo de mis padres, para ahorrar. Cuando en la ferretería le dan algo ayudamos a mis suegros, en paro desde los 60, hoy con 67 cobra una pensión mísera, después de toda la vida trabajando.
Un móvil en casa, de regalo en nuestra compañía. Un ordenador portátil con la pantalla rota que me regalaron, si lo arreglas funciona, vaya si funciona, y sin arreglar.
No tenemos internet en casa, robamos la señal del bar de abajo. Aunque no es robo, nos conoce y todos los domingos cuando bajamos a tomar un café nos da la clave de la semana. Hace unos meses robaron y le destrozaron el local.
Pasamos el domingo limpiando y ayudando a que pudiesen abrir de nuevo el lunes. Son cosas de vecinos. Hoy por ti, mañana por mi

Pero pese a todo no me quejo. No lo toméis como un lamento. Lo cierto es que no necesito mas.
Tengo una maravillosa familia, abrigo, comida, amigos.
Qué mas puedo pedir?

Antes de que Santi naciera hicimos muchas cuentas.
Decidimos ya desde el embarazo que daría el pecho.
Elección? No. Economía.
No me arrepiento, la verdad, seguimos con la bendita teta, y la de botes de leche que nos hemos ahorrado, y la maravillosa experiencia…

Me encanta buscar en las tiendas de segunda mano, siempre encuentro cositas preciosas para mi pequeño, además tengo mano para coser, así que algunas cosas puedo arreglarlas y llevarle como un pincel.
Soy muy tradicional, los domingos guapos y bien peinados!

En algunas de estas tiendas también encuentro juguetes, que voy guardando para navidad y para su cumpleaños. Qué dure siempre la magia!
Aunque creo que las posesiones no dan felicidad, merece vivir la ilusión mi príncipe.
Como cualquier niño.

Suelo ver los anuncios de carritos increíbles, el nuestro es un regalo, herencia de la hermana de mi mejor amiga.
Me encantaría probar una de esas mochilas ergonómicas, para ir de excursión al campo los domingos, pero son caras y cuando ya tengo algo guardado en el rinconcito, siempre surge otra cosa más importante

Reviso todas las semanas los precios de los pañales, y voy al supermercado donde los encuentre mas económicos, conocemos todas las marcas blancas y las toallitas solo las compro para la guardería y para salir. En casa usamos agua y jabón, como toda la vida.
Pensé usar pañales de tela, pero el desembolso inicial, era muy grande, así que nunca me animé.

Con la silla del coche estuvimos mirando una de segunda mano, pero leí por todas partes que no era recomendable, nada seguro.
Compramos la que podíamos permitirnos.
No era la mejor. Y ya supuso un sobre esfuerzo.
De esas evolutivas que con la misma haces toda la infancia.
Sí esas que no recomienda nadie.
Ahora dicen que se recomiendan a contramarcha y yo no puedo ni plantearlo. Son precios abusivos, prohibitivos.
Lo se, es por la seguridad de mi hijo, el es lo primero, ya. Y su comida… Y sus pañales… Y el agua que bebe…
No me juzguéis por priorizar. Soy una mala madre?

En la guardería hace unos días lo hablábamos.
Una de las mamas me dijo que si algún día me ocurría lo peor, me arrepentiría de no haberme abrochado el cinturón.
La crueldad no sabe cinturones que la alberguen.
Pagamos lo mismo de guardería, porque ella se acoge a ser madre soltera, sigue censada en casa de su familia y así recibe ayudas…
Pese a que no lo necesitan.
Lecciones de madre…

Por supuesto elegiremos educación publica, y cerca de casa hay dos colegios, nos tocará el que nos toque, pensar en educación alternativa es impensable. Así que tendremos que amoldarnos al sistema.
No se que nos deparará el futuro, Si acabará la crisis, Si cambiaran las cosas.

En caso de no hacerlo, seguiremos siendo felices.
Pobres, pero felices.

Continue Reading

La maternidad y el desodorante

La maternidad y el desodorante

Literal.
Vestirse, desnudarse, cagar, ponerte los zapatos, cocinar, poner lavadoras, comprar, mear…
Con un niño en brazos.

Conversación real:
-Lo de ducharse esta sobrevalorado, lo sé. Pero sabes cómo me he lavado el chichi esta mañana?
Con toallitas.

Sí. Es real.
No, no me digáis que alguna vez no os habéis sentido así, superadas.
Aunque os haya entrado la risa floja leyéndolo. Porque os estáis poniendo en situación, a qué sí?
A ver para quién creéis que hacen los desodorantes íntimos? Para madres sin tiempo para ducharse, por supuesto, o con tiempo pero nula disponibilidad para soltar al recién estrenado miembro de la familia de los brazos.
Cuando pares, en el hospital, siempre llega alguna enfermera buenrollista, o tu madre, tu suegra, o tu marido, ofreciéndote una ducha mientras cuida a tu pequeñín, y tu escandalizada: Separarme de el!! Ni hablar!

Calla insensata!
Dúchate! Aprovecha! Será la última vez en meses en que disfrutes de esa maravillosa soledad en la ducha, dije meses?
Tal vez años! Porque cuando ande y ya puedas viajar por el mundo sin el en brazos, comenzará a perseguirte con un “Mamá” perenne en la boca.

-No puedo mas, la maternidad me supera, que llevo 3 días sin ducharme!! Me siento una guarra!
-No mujer, guarra, guarra… Si acaso de secano y tal.
-Si aprovecho a bañar al niño y me remojo con el, pero claro, remojo, un poco las sobaqueras y sin jabón ni nada, para que no le de un ataque de piel atópica. Esto no es sano!
-Que si, que si es sano. Si el baño es un invento del capitalismo. Pues no eran felices los de antes, ni nada, con un baño anual, el de primavera!
-Si estoy moreneando, y no es del sol…
-Pues cuidado con el remojo! A ver si se despega la roña de forma desigual y la lías! Que ya puestos a mirar ventajas, ese colorcito te sienta bien
además mira el lado ecológico, y el bien que le estas haciendo al planeta?
Y nuestros cachorros? Nos conocen por el olor, si se pierden en la selva, nos encuentran. Como los leones. Todo son ventajas!!
-Leones? Selva?
Querrás decir los vecinos en la escalera. Si ya nos ven y arrugan el hocico…
Y con estas conversaciones mañaneras al menos comienzas el día con alegría.

Otra pregunta tonta a una madre reciente:
Cuánto llevas sin depilar?
Fácil! Exactamente el mismo tiempo que tiene el niño
Por qué lo se? Que levante la mano quien no se depilo el día antes de parir.
Está el síndrome del nido, que unos días antes nos pone a limpiar como locas, y el síndrome del chichi depilao!

Los bajos y el parto.
Entre contracción y contracción.
-Vamos cariño, que nos vamos al hospital.- Y tu en la ducha.
-Espera!
-Pero mujer! Qué vas a parir en la bañera!
-Qué no! Qué sin depilar los bajos no me voy! Luego se ponen tontos en el hospital y hacen desfile delante tuyo, que hasta el carpintero pasa.
Y tu ahí con las piernas abiertas y el aeródromo al aire!

Que esa es otra.
Con las prisas, el dolor de las contracciones, habiendo roto aguas, con el tripón que vas al tacto porque visibilidad cero, con una cuchilla que tenias por ahí perdida.
Kamikace total.
Valiente.
Y sales del hospital, y una de las cosas que hacemos todas la primera semana:
-Espejito, espejito. Cómo me ha quedado tras el parto?**
Pues como un pollo con sarna!
A lunares y desplumado! Mechón aquí, mechón allá!
Y tú, aggggg Estas vistas tuvo mi niño al nacer? Sí, tu niño, tu pareja, el gine, dos matronas, tres enfermeras, un señor de cuenca haciendo un MIR…
** Cómo? Que tu no te has revisado los sotanillos tras el parto?
No puede ser!!! De qué planeta eres?

Dime de corazón que no te queda la duda, porque de un agujero que hasta entonces tu considerabas pequeño y delicado ha salido semejante cabeza!
No sentiste curiosidad por ver si se quedo dado de sí? Vamos lo que se dice como un bebedero de patos!
Para futuras madres, tranquilas, no da miedo. Todo vuelve a su ser tarde o temprano.
Bueno, no da miedo si no hablamos de las que se sufren en silencio, esas si que las habéis ojeado con el espejo eh! Pillinas!

Ese es el día D y la hora H en la que toda mujer se da cuenta que con semejante estropicio ha perdido su último tren para ser actriz porno, porque vosotras habéis visto alguna actriz porno con almorranas?
O se caen disecadas de tanto roce? Esto… Me estoy yendo por las ramas!
Sigamos por escatologías varias.
Qué me dices del sistema digestivo? Tu no serías de esas que hacen pipí y popó todos los días a las 8:03? Entre el café y la galleta?
Pues se te acabó el chollo guapa.
Olvídate.
Porque se te acabó la intimidad en el baño.
Porque cagarás cuando tus hijos te dejen. Y rapidito eh!
No vaya a darles por llamarte. Pero tranquila, que te acostumbrarás y tus intestinos también.
Eso de que necesitabas tu tiempo y tu espacio…
No, no. Ahora cuando tus hijos se duerman y te entren ganas irás corriendo y disfrutarás
de tu minuto de gloria…

Lo dicho. Desodorante, Mucho desodorante.
Y tranquilas, si son sólo unos meses. Todo pasa.
Y volverás a ser esa mujer bien lavada y perfumada. Y hasta volverás al gimnasio.
Pero sabes qué? Echarás de menos tenerlos en brazos, esa necesidad, ese apego, ese saberse parte indispensable de su existencia.
Porque ningún amor es tan puro, ni tan necesitado.
Y mientras tanto… Viva el desodorante!!!

desodorante

Continue Reading