Quizás…

Quizás.

Tal vez hoy nos llueva, el viento nos despeine y el aire sea frio.
Tal vez te caigas y estés cansado y todo se hará un mundo
Tal vez yo me caiga, estaré cansada y no podré con tu mundo.
Tal vez te equivoques, algo saldrá mal y lloraremos juntos.
Y entre lágrimas nos amagará la noche y tendremos miedo.
Y mojados y a oscuras y cansados superaremos los miedos, y juntos, veremos amanecer.
Te lo prometo.
Te quiero.

Continue Reading

Niños cansados.

Siempre nos quejamos de la oscuridad de la maternidad/paternidad.

Se nos acumula el cansancio.
El trabajo, las obligaciones diarias.
La casa, la crianza, la educación de nuestros hijos.
La convivencia con esos pequeños seres que dependen de nosotros.

Continue Reading