Manual de instrucciones…

 

Estoy perdida, me dijo.
Necesito consejos. Un manual de instrucciones para cuando llegue.
Tengo tres hijos, pero qué decirte,si sigo siendo aprendiz.

Si has decidido tener un bebe, escúchame, puedo darte un consejo y cuando termine, hazte un favor, deja de escucharme, a mi y al mundo, y pon oídos sólo hacia tu corazón.

Te dirán como si fuese un castigo: duerme ahora que luego no podrás, y será cierto, pero también que serán los mejores desvelos.
Los únicos que te harán mantenerte embelesada mirándole de madrugada.
Los únicos que te mantendrás ojerosa pero sonriente.
Cansancio feliz.
Así que yo te digo duerme ahora, porque en breve vas a conocer al único ser que te robará el sueño y sabrás que mereció la pena la pérdida.

Continue Reading