Al niño que no sabía mirar

Al niño que no sabía mirar.

Mi niño, y el de J, y el de V, y el de M, y el de C, y el de X, y el de S y tal vez el tuyo.

Al niño que no sabía mirar.

Al niño que se le olvidó cómo sonreír.

Al niño que se le olvidó que necesita besos, que no sabía que los abrazos llenan el corazón y los rechazaba a veces.

Al niño que se olvidó cómo se llamaba.

También al niño que se le olvidó cómo hablar.

Continue Reading

Señor Pérez. Cuando la magia comienza a desaparecer…

Señor Pérez.

Cuando la magia comienza a desaparecer…

Es ley de vida, lo se.
Pero duele el día en el que la magia comienza a dejar de brillar, cuando eres testigo de como empieza a apagarse, y sabes que tarde o temprano, poco a poco, se oscurecerá para siempre.

Mi niño mayor, me preguntó hace un par de semanas en el coche si el Ratón Pérez era un mito, así tal cual, y con esas palabras.
A sus diminutos 8 añitos.
Mi cara debió de ser un poema, con los tres en el coche, tuve que ingeniármelas para silenciarle, subir la música y conseguir que no hablase más hasta llegar a casa.
Incluyendo el seguir conduciendo con seguridad.

Continue Reading