Al niño que no sabía mirar

Al niño que no sabía mirar.

Mi niño, y el de J, y el de V, y el de M, y el de C, y el de X, y el de S y tal vez el tuyo.

Al niño que no sabía mirar.

Al niño que se le olvidó cómo sonreír.

Al niño que se le olvidó que necesita besos, que no sabía que los abrazos llenan el corazón y los rechazaba a veces.

Al niño que se olvidó cómo se llamaba.

También al niño que se le olvidó cómo hablar.

Continue Reading

Mi princesa perfecta.

A todos los hermanos de niños especiales, porque también son especiales, además de maravillosos.

Mi princesa perfecta.

Ser hermano de un niño con necesidades especiales no es fácil.

Para mi princesa perfectamente perfecta.
Perfecta cuando se porta bien
Perfecta cuando se porta mal
Perfecta cuando ríe
Perfecta cuando llora
Perfecta cuando lo hace todo bien
Perfecta cuando algo le sale mal
Porque te quiero así, sin cambiarte, tal y como eres, maravillosa siempre.
Perfecta.

Continue Reading