Duelo por un hijo vivo y azul.

Hablemos de duelo, un duelo especial, el que se siente por un hijo vivo.
Hablemos de autismo. o de cualquiera de las siglas que dan miedo.
Tras un diagnóstico, existe un duelo, real, profundo, que precisa de un tiempo, para masticar y aceptar la realidad, una realidad que termina suavizándose con el tiempo, una realidad que al aceptar admitimos en nuestra vida. Pero sigue estando presente, aunque normalizada.
La palabra autismo pesa, es una losa que debemos aprender a llevar en la mochila como familia.
Aunque nos convenzamos de que es leve, de que no afectará a su futuro, de que simplemente tenemos que trabajar, y sí, todo es cierto, pero pesa…

Continue Reading

Busco a la madre de Juan

Busco a la madre de Juan.
He recibido un comentario en el blog, sin nombre, porque firma como “La madre de Juan”
Su mail también dice mucho de su soledad: lamadredejuan@nuestravida.com, no es real, y me gustaría encontrarla para darle un abrazo y recordarle que no está sola.

“Uff nunca te había leído y acaba de llegar esto a mi, es la primera vez que me siento entendida. tengo un niño de 9 años con autismo grado 1.
Ir a un parque a sitios con gente, es difícil, es duro, da miedo. Y no, no te entienden. No entienden que si entra en bucle y se pone violento te aterre, no porque vaya a hacer algo grave, poco mas de un tirón de pelo, sino por las miradas, los comentarios, el vaciado de parque cuando llegábamos y era mas pequeño.

Continue Reading

Los niños autistas no miran a los ojos.

Los niños con autismo no miran a los ojos.

Es un hecho. No, en realidad no es así­, hay niños y personas con autismo que no miran a los ojos, pero no es norma, sí­ es uno de los signos que primeramente llaman la atención, una alarma.

Leer “los niños con autismo no miran a los ojos” puede que te parezca una nimiedad, si no sabes mucho de autismo tal vez no valores la carga social y comunicativa que conlleva la mirada.
Y sin embargo la mirada dicen que es el espejo del alma.
Si alguien quiere ser honesto te mirará a los ojos.
Dicen que quien miente no mira a los ojos…

Mi hijo no mira a los ojos. Hasta que un profesional no te lo dice, no te das cuenta de que es así, apenas mira a los ojos.
Quedaros con ese apenas.

Continue Reading